TV

Publicado el 1 de Octubre de 2013 a las 20:23 | por César Muela

2

Por qué sonó “Baby Blue” de Badfinger para despedir Breaking Bad

El domingo pasado se emitió el último episodio de Breaking Bad, una de las mejores series de los últimos tiempos. La trama, la fotografía o la capacidad de empatizar con los personajes son solo tres de los factores que han hecho que la creación de Vince Gilligan sea todo un éxito mundial. La música es, sin duda, otro de ellos. La banda sonora de la serie fue medida en cada capítulo para que no se limitara a ambientar, sino que sumase expresividad a las imágenes y, gracias a ello, pudimos disfrutar grandes momentos musicales en sus 5 temporadas.

Ahora es tiempo de saborear los 62 capítulos de la serie, tanto para quien no lo haya hecho como para los que, seguro, repetirán. Que su quinta y última temporada tenga casi la máxima puntuación en Metacritic (99 sobre 100) no es sólo un récord, sino un indicativo de que será una de las series de culto de la televisión contemporánea. Y, claro, como tal, tiene detalles que harán las delicias de los seguidores. El que más está dando que hablar es el de la canción que escogió el propio Gilligan para despedir la aventura de Whalter White.


¿Por qué sonó “Baby Blue” de Badfinger en la última escena y no otra? Lo explica Thomas Golubić, supervisor musical de la serie:

Cuando Vince Gilligan me dijo que pensaba que Baby Blue de Badfinger era la canción adecuada para el cierre del último episodio, no lo veía nada claro. Pensé que era una canción de amor, sin más. Pero, con el paso del tiempo, con ese maravilloso plano de grúa sobre Walter White y, una vez que pusimos la canción de fondo, enseguida nos decidimos. Esto es una historia entre Walter y su amor por la ciencia, y la droga fue su gran creación, su gran triunfo como químico. No se trataba de enfatizar a Walter White como criminal, asesino o mala persona, sino de mostrar su final en sus propios términos. Lo veíamos creativamente apropiado.

Si vamos un paso más allá, la elección de Gilligan tiene que ver mucho con la letra de la canción y el ya famoso producto azul que hizo famoso en la serie a Walter White (o, mejor dicho, a Heisenberg). Por un lado, tenemos una clara identificación entre ese producto y el título de la canción, como si fuera su más preciada creación, algo que justifica las palabras de Golubić. Por otro, los versos de la primera estrofa casan perfectamente con la historia de Walter:

Guess I got what I deserve
Kept you waiting there, too long my love
All that time, without a word
Didn’t know you’d think, that I’d forget, or I’d regret

Supongo que tengo lo que me merezco
Te tuve esperando allí demasiado tiempo, mi amor
Todo ese tiempo, sin una palabra
No sabía lo que pensarías, que me olvidaría o que me arrepentiría


Su historia es la de un hombre que cambia, que termina haciendo cosas por unos motivos que, finalmente, eran otros. Y él mismo se acaba dando cuenta de ello demasiado tarde. Lo que le hacía sentirse vivo no era pelear por su familia, sino triunfar como químico y sentirse el rey siendo Heisenberg. De ahí lo bien que cuadra el “The special love I have for you my baby blue” del estribillo.

Por último, el disco al que pertenece “Baby Blue”, Straight Up, tiene una historia que coincide con el tono final de Breaking Bad. A pesar de que el tema acabó siendo uno de los éxitos de Badfinger, junto a “No Matter What” y “Come and Get It”, fue muy duro para la banda que viera la luz porque la discográfica que pertenecía a los Beatles, Apple Records, rechazó su lanzamiento hasta que George Harrison acabara de producirlo. No vamos a repasar el también duro camino que vivió Walter a lo largo de la serie.

Otros detalles del último episodio

  • El capítulo se llama “Felina” no por casualidad: se trata de un anagrama de “Finale” que, además, concuerda con la protagonista de una canción de Marty Robbins, “El Paso”, que suena en este último episodio cuando Walter consigue arrancar el coche. Feleena era el nombre de una joven mexicana de la que estaba enamorada el narrador de la canción, así que el equipo de la serie decidió cambiar la escritura del nombre para lograr el citado anagrama.
  • Es el episodio número 62 de la serie, y 62 es el número atómico del Samario, un elemento que se usa para combatir el cáncer. ¿Casualidad?
  • “Baby Blue” incrementó su número de escuchas globales en Spotify un 9000% once horas después del estreno del capítulo. Vendió 5000 copias en iTunes esa misma noche, lo que supone un aumento de un 300% con respecto a los números que manejaba la canción antes de aparecer en la serie.

Te echaremos de menos, Walter. #GoodByeBreakingBad

César Muela

Melómano, periodista y músico en mis ratos libres. Coordinador editorial en Weblogs SL. Padre de Más Decibelios. También colaboro en RafaBasa.com

Etiquetas: , , ,




2 Respuestas a Por qué sonó “Baby Blue” de Badfinger para despedir Breaking Bad

  1. Pingback: La excelente cinematografía de Breaking Bad - ALTFoto

  2. Pingback: Crítica del nuevo disco de Hollywood Vampires

Deja un comentario

Volver arriba ↑