Crónicas

Publicado el 17 de noviembre de 2015 a las 01:18 | por César Muela

1

Backyard Babies en Madrid: esto es rock and roll

Cinco años después de su última visita, Backyard Babies volvían a Madrid para presentar su más reciente disco de estudio, Four by Four, que publicaron a principios de septiembre. Para la ocasión, vinieron acompañados de dos grupos suecos más: Junkstars y Heavy Tiger. Para ser un domingo, las más de 700 personas que se acercaron a la Joy Eslava bien se pueden considerar como un éxito.

Junkstars: punk enérgico

junkstars-madrid-2015

Los encargados de romper el hielo fueron Junkstars, tres amigos de Estocolmo que practican un punk rock de corte clásico, muy en la onda de The Clash, Ramones o Sex Pistols. Presentaron temas de sus tres discos de estudio y contagiaron con su energía en el escenario a los todavía pocos asistentes de la sala. A caballo entre el sleaze y el punk de manual, fueron un buen aperitivo que, sin ser exactamente del mismo estilo que la banda principal, encajaban sin mucho conflicto.

Me llamaron la atención la incisiva “Rock Bottom”, la pegadiza “First Time I Heard The Clash” o la más moderna “Romance Of Death”, pero ni me parecieron sorprendentes, ni innovadores ni especialmente talentosos. Están bien para pasar el rato, pero no son nada especial.

Heavy Tiger: punk rock guitarrero y comercial

heavy-tiger-madrid-2015

También de Estocolmo son las tres chicas de Heavy Tiger, que repartieron caña y una buena dosis de punk rock comercial y sencillo. Se nota que tienen bien preparado el espectáculo y es que, aparte del mono rojo y un maquillaje de ojos lleno de purpurina, miden bien los tiempos, saben cuándo darse la vuelta, saltar desde la batería o interactuar con la audiencia. Su música me recordó a The Runaways, The Clash y, curiosamente, algo de Thin Lizzy. Tienen un estilo muy guitarrero y directo y sus estribillos entran a la primera. No inventan nada, pero su fórmula funciona.

Ya con la sala bastante más llena, se vinieron arriba y su actuación se hizo bastante corta. Ofrecieron un show dinámico en el que tan pronto cantaba la baterista como las tres a la vez. De las canciones que tocaron me quedo con “Little Sister”, muy completa y comercial, “Superstar” corta y muy vintage, y la cañera “Tonight”.

Backyard Babies: llevan el rock en la sangre

backyard-babies-madrid-2015-

Puntuales a los horarios programados, Backyard Babies salieron a por todas a eso de las 21.30h tocando “Th1rte3n or Nothing”, popular single de su reciente CD Four by Four. Me sorprendió lo bien y compactos que sonaron desde el primer minuto, así como la actitud 100% glam y rockera que tienen, sobre todo el simpático guitarrista, Dregen.

Demostraron ser el mejor ejemplo de que no hace falta ser ningún virtuoso para tocar rock and roll de toda la vida. Y es que ni Nicke Borg es un gran cantante, ni ninguno de los demás destaca por ser unos fieras con su instrumento. Simplemente tienen química entre ellos y tienen la capacidad de transmitir con lo que tocan, sea por su macarra puesta en escena o por su fácil conexión con el público.

Por supuesto, no hay que olvidar que llevan casi 30 en activo -si no contamos su parón entre 2009 y 2014- y están más que rodados. Creo que parte del secreto de que suenen a cañón es que no se complican y que explotan al máximo sus virtudes, a saber: riffs blueseros y glam de toda la vida, melodías sencillas y efectivas y unas letras claras, al grano y fáciles de memorizar. ¿El resultado? Un público que saltó, hizo pogos y cantó los 17 temas que sonaron.

El repertorio fue elegido de una manera bastante inteligente. Hubo tiempo para presentar brevemente temas del nuevo álbum, de los que me quedo con el propio “Th1rte3n or Nothing” o con “Bloody Tears”, pero, en general, se hizo un repaso completo de toda su discografía. El público recibió especialmente bien “Brand New Hate”, muy coreada, la guitarrera “Minus Celsius” y “Look At You”, que sirvió como un gran broche final de punk rock.



Pidieron un minuto de silencio como homenaje a las víctimas de los atentados de París, que fueron tan solo dos noches antes, y agradecieron a los teloneros que los acompañaran en su gira europea.

Fue un concierto divertidísimo, con un grupo a piñón (sin apenas parar entre canción y canción) y un rock and roll clásico que sonó de maravilla. La única pega es que quizá esa hora y quince/veinte minutos que tocaron seguramente se quedó algo justita para sus seguidores más fieles. Aun así, si tienes oportunidad de verlos y te gusta el rock sin complicaciones, no te lo pienses.

Setlist de Backyard Babies:

  1. Th1rte3n or Nothing
  2. Highlights
  3. The Clash
  4. Made Me Madman
  5. UFO Romeo
  6. Brand New Hate
  7. Dysfunctional Professional
  8. Bloody Tears
  9. Heaven 2.9
  10. A Song for the Outcast
  11. Star War
  12. Painkiller / Roads
  13. Wasted Years
  14. Nomadic

Bises:

  1. Abandon
  2. Minus Celsius
  3. Look at You

César Muela

Melómano, periodista y músico en mis ratos libres. Coordinador editorial en Weblogs SL. Padre de Más Decibelios. También colaboro en RafaBasa.com

Latest posts by César Muela (see all)

Etiquetas: , ,




En respuesta a Backyard Babies en Madrid: esto es rock and roll

  1. Pingback: Backyard Babies en Madrid: esto es rock and roll - Death Valley Rocks

Deja un comentario

Volver arriba ↑