Opinión

Publicado el 1 de marzo de 2015 a las 11:30 | por Alber Cpd

0

¿Cuál es el mejor disco de System Of A Down?

Nos embarcamos en la búsqueda del mejor disco de System Of A Down, uno de los grupos más populares de metal alternativo con 20 años de experiencia musical.

La banda californiana (con profundas raíces armenias) llamó rápidamente la atención del conocido productor Rick Rubin, el cual comenzó a trabajar con ellos. Además, incrementaron su popularidad gracias al gran número de conciertos que empezaron a ofrecer en festivales y eventos, detrás de grupos como Slayer o Metallica.

La discografía de este grupo no es, ciertamente, muy extensa. En su primer período de actividad, de 1994 a 2006, la banda solo publicó 5 discos de estudio, aunque también numerosas Demos y EPs. Así quedaría su discografía de estudio cronológicamente ordenada:

  • System Of A Down (1998)
  • Toxicity (2001)
  • Steal this album! (2002)
  • Mezmerize (2005)
  • Hypnotize (2005)

Elegir el mejor disco de System Of A Down no es una tarea sencilla, pero hemos elegido su segundo álbum, Toxicity, para tal propósito. Los motivos son variados, ya que no solo representó un punto de inflexión en la carrera del grupo, sino que fue el trabajo con el que la banda comenzó a labrar su fama mundial.

Toxicity también ha alcanzado un gran éxito comercial, vendiendo más de 12 millones de copias en todo el mundo y llegando a conseguir el disco de multi-platino en Estados Unidos. Además, consiguió alcanzar el número uno del Billboard estadounidense en 2001, y consiguieron atención extra tras los atentados del 11 de septiembre.

Canciones

En la versión estándar de este disco podemos encontrar 14 canciones, compuestas en su totalidad por totalidad por Serj Tankian (la voz del grupo) y Daaron Malakian (guitarrista de SOAD):

  1. “Prison Song”
  2. “Needles”
  3. “Deer Dance”
  4. “Jet Pilot”
  5. “X”
  6. “Chop Suey!”
  7. “Bounce”
  8. “Forest”
  9. “ATWA”
  10. “Science”
  11. “Shimmy”
  12. “Toxicity”
  13. “Psycho”
  14. “Aerials”

El primer sigle de este disco fue “Chop Suey!“, tema por el que System Of A Down fueron nominados en 2002 al Grammy por mejor actuación de metal. Realmente, nos encontramos ante uno de los temas insignia tanto de la banda como del metal alternativo, famoso a escala mundial por sus incesantes cambios de ritmo y su dificultad vocal.


Los siguientes singles de este disco también recolectaron grandes éxitos y fueron plenamente alabados por los fans del grupo y del estilo en general. “Toxicity” y “Aerials“, los dos siguientes singles, no se quedaron atrás y llegaron a lo más alto de las listas de éxitos en pocos días. De hecho, gracias al tercer single, fueron nominados en 2003 al Grammy por la mejor actuación de hard rock.

Además de estos conocidos singles, System Of A Down cuenta con gran variedad de canciones realmente llamativas en este Toxicity. Un claro ejemplo es “ATWA“, un tema en el que el grupo es capaz de fusionar sus aspectos musicales más melódicos con estribillos en los que no falta la caña.

Canciones como “Needles“, “Forest” o “Psycho” ensalzan este disco con el carácter tan definido de SOAD: frenéticos ritmos de batería sobre los que fluyen en perfecta armonía los imposibles riffs de guitarra de Malakian, las contundentes líneas de bajo de Odadjian y la genialidad hecha voz con Serj Tankian.

Imagen y vídeo

system-of-a-down---toxicity

System Of A Down, y más concretamente en este disco, apostaron por un estilo visual sencillo pero que transmitiera de forma clara sus mensajes. Este estilo fue el que utilizaron en la carátula, artworks y videoclips relacionados con Toxicity, especialmente con dos de sus canciones más representativas.

El primer single que vio la luz con videoclip fue “Chop Suey!“, para el cual contaron con el aclamado director Marcos Siega y fue todo un éxito. A día de hoy, este vídeo cuenta con más de 260 millones de reproducciones en YouTube.

Para su siguiente videoclip eligieron “Toxicity“, tema que comparte nombre con el propio disco y sigue a raja tabla los principios estéticos favoritos de SOAD en este período, ya utilizados en “Chop Suey!”: la banda aparece tocando el tema sobre fondos cambiantes mientras se juega con las perspectivas, las apariciones y las aceleraciones y pausas. Aunque volvieron a contar con Marcos Siega para la dirección de este nuevo clip, no consiguió un éxito comparable a su anterior single.


En su tercer videoclip, esta vez sobre la canción “Aerials“, el grupo experimentó un cierto cambio en su estética con el fin de crear un vídeo más profundo y acorde con el tema en cuestión. En esta ocasión el clip estuvo dirigido por David Slade, director de películas como 30 Días de Oscuridad o Hard Candy, y colaborador en diferentes episodios de series de televisión como Breaking Bad o Hannibal.


Conclusión

En resumen, la banda americana-armenia marcó un antes y un después con la publicación de Toxicity, no solo en su propia carrera sino en el panorama del metal alternativo en general. Es el disco del que salieron auténticos temazos atemporales e incluso es posible que tenga bastante responsabilidad en la difusión de este estilo musical por todo el mundo.

Aun así, esta es solo una opinión más. ¿Cuál es la tuya?

Compra Toxicity en Amazon, iTunes o en Fnac.

Alber Cpd

Alber Cpd

Rapstar en W.O.N (@won_official). We are the monsters underneath your bed.
Alber Cpd

Latest posts by Alber Cpd (see all)

Etiquetas: , , ,




Deja un comentario

Volver arriba ↑