Crónicas

Publicado el 30 de mayo de 2016 a las 09:57 | por César Muela

1

Hardline llenó la Caracol en su primera visita a Madrid

No pintaba muy bien la noche para Hardline en Madrid. Incluso se cambiaron los horarios originales del concierto para intentar que no coincidiera tanto con la final de la Champions entre el Real Madrid y el Atleti. Pero, al final, la sala Caracol se llenó para disfrutar de la primera visita a la capital de Johnny Gioeli y los suyos. Krea Producciones se arriesgó, y ganó.

strangers-madrid-2016

Strangers en su actuación en la Sala Caracol de Madrid.

Los que no se esperaban que habría tanta gente viéndoles fueron los propios Strangers, los teloneros que arrancaron justo cuando el partido acababa de empezar. A pesar de ello, poco más de media sala les recibió desde los primeros acordes.

Este combo madrileño practica un hard rock que mezcla partes más heavies (especialmente por una sólida base rítmica, con una batería muy contundente) y otras más AOR (con unas guitarras muy elegantes y melódicas). Tocaron temas de sus dos primeros discos, Emotions y Survival, este último publicado a finales del año pasado y producido por el bueno de Erik Martensson (Eclipse, W.E.T.).

Creo que Óscar O’brien, que ejerció bien su labor de frontman, animando al público y presentando los temas, no tuvo su mejor noche como cantante. Quizá es que no se escuchara bien o cualquier otra circunstancia, pero lo cierto es que tuvo problemas de afinación en más de una ocasión, algo que deslustró el concierto, si bien el público disfrutó gracias a temas como “Heroes”, “Take Me Away” o “Never Stop”, primer single de Survival.

Salvando este detalle (y tampoco es que fuera desastroso, pero desde luego fue el punto más mejorable), Strangers sirvió de buen aperitivo para el personal y, además, anunciaron que ya prepararían su tercer álbum, así que seguro que pronto tenemos la ocasión de volverles a ver y seguro que Óscar lo hace genial.

Hardline llegó, vio y venció

hardline-madrid-publico

Hardline en su actuación en la Sala Caracol de Madrid, la primera en su trayectoria en sus 25 años de historia.

Hechos algunos cambios en el escenario, con unos diez minutos de retraso con respecto a la hora prevista (y con una prórroga a punto de empezar), la Caracol ya estaba rozando el lleno para recibir a Hardline. Un presentador improvisado, intuyo que uno de sus pipas de confianza, se encargó de introducirnos a la banda micro en mano.

Arrancaron con “Danger Zone”, tema que da nombre a su último disco de estudio, y un sonidazo que se mantuvo durante todo el concierto. Si ya la Caracol goza de buena acústica, cuando un grupo reúne talento musical (y el técnico está inspirado), el resultado es magnífico.

La actual formación de Hardline es Johnny Gioeli a la voz (conocido también por su labor en Axel Rudi Pell), Alessandro Del Vecchio al teclado y coros (si os suena su nombre es porque es uno de los productores más comunes en el hard rock actual y también muy buen cantante), Josh Ramos a la guitarra, Anna Portalupi al bajo y Francesco Jovino a la batería. El conjunto es, sencillamente, espectacular. La batería fue firme, con pegada y muy bien ejecutada, las guitarras fueron cristalinas y los teclados ofrecieron ese colchón que le da tanta personalidad al sonido de Hardline. Sin embargo, me quedo con la magnífica labor de Anna (hacía tiempo que no disfrutaba tanto de un bajo en directo, toca con mucho feeling) y, por supuesto, con el carisma y el chorro de voz de Johnny, que con su mera presencia levantó el ánimo del público y terminó de conquistar con sus cuerdas vocales prodigiosas.

Como él mismo se encargó de aclarar, aquella noche estaba pensada para repasar toda la carrera de Hardline, y así fue. Sonaron temas de sus cuatro trabajos, aunque hicieron especial hincapié en su exitoso Double Eclipse, que cumple 25 años en 2017.

Tras “Danger Zone” empalmaron “Takin’ Me Down”, “Dr. Love” y “Everything”, un trío genial que terminó de encender los ánimos entre un público adulto que seguro rememoró con nostalgia los tiempos en los que salió a la venta Double Eclipse.

“In This Moment”, de Leaving The End Open, sirvió para detener un poco el ritmo, y es que ese piano tan reconocible dejó claro que llegó el momento balada. Y da gusto con un cantante así escuchar cómo suena una canción tan bonita. La reciente “Fever Dreams” puso un groove hardrockero ochentero muy bueno y “Voices” oscureció un poco la velada con esas melodías no tan directas.


Noté especialmente emocionado a Johnny en la balada “In The Hands of Time”, y es que gritó numerosos “fuck yeah”, “come on baby” o “give it to me” fuera de micro, quizá para animarse a sí mismo pero también para motivar a sus compañeros. Fue un momento bonito también porque la gente coreó los “ohohoh” del estribillo.

Y así, sin que muchos lo esperaran tan pronto, cayó como una bomba un “Hot Cherie” que hizo que hasta al fondo de la sala cantaran su pegadizo estribillo. ¡Qué himno!


Ya en la última parte del show sonaron “Life’s a Bith”, con esa vena más glam y macarra (justo antes de empezar este tema alguien del público le dio un chaleco de tachuelas con el nombre de Axel Rudi Pell que Johnny se puso varios segundos como agradecimiento -y luego devolvió a su dueño/a-), “Face The Night”, muy sentida y la única representante de II, y “Love Leads the Way”, ese bonus track de la edición japonesa de Double Eclipse que enfadó a muchos por no entrar en la versión estándar, y que sonó estupenda.

Aunque Johnny bromeó diciendo que ya estaban mayores para hacer la típica jugada de los bises, esa de salir del escenario para volver poco después mientras la gente pide otra, lo acabaron haciendo y terminaron con la cañera y rockera “Rythm for a Red Car”, firmando así una de las mejores noches de hard rock melódico que ha vivido Madrid en mucho tiempo. ¿La única pega? Quizá el setlist, que fue algo corto, no llegó a la hora y veinte. Pero también es cierto que lo bueno si breve… Y Hardline estuvieron geniales. Ojalá vuelvan pronto con su nuevo disco, previsto para septiembre/octubre de ste año.

Setlist de Hardline:

  1. Danger Zone
  2. Takin’ Me Down
  3. Dr. Love
  4. Everything
  5. In This Moment
  6. Fever Dreams
  7. Voices
  8. In The Hands of Time
  9. Hot Cherie
  10. Life’s A Bitch
  11. Face The Night
  12. Love Leads the Way

Bises

  1. Rythm for a Red Car

Escucha el setlist en una playlist de Spotify.

César Muela

Melómano, periodista y músico en mis ratos libres. Coordinador editorial en Weblogs SL. Padre de Más Decibelios. También colaboro en RafaBasa.com

Latest posts by César Muela (see all)

Etiquetas: , ,




En respuesta a Hardline llenó la Caracol en su primera visita a Madrid

  1. Pingback: Nuevo disco de Hardline en septiembre de 2016

Deja un comentario

Volver arriba ↑