Críticas

Publicado el 17 de febrero de 2016 a las 00:26 | por César Muela

3

Kanye West – The Life of Pablo

Ya está aquí el nuevo disco de Kanye West, The Life of Pablo, anteriormente conocido como So Help Me God, luego como SWISH y después como Waves. Aunque su influencia en el rap es clara, hay cierta discrepancia en considerar a Kanye como uno de los artistas más talentosos del panorama musical actual. Sin embargo, todos podemos estar de acuerdo en que este señor está mal de la cabeza, es narcisista y prepotente. Pero todo eso quedará aparte en la reseña de lo que verdaderamente importa aquí: su música.

“Ultra Light Beams” arranca con esta niña de 4 años rezando como si le fuera la vida en ello (y la que presumiblemente será su madre animándole a que siga haciéndolo). Un órgano y las geniales voces de Kirk Franklin, Kelly Price y The-Dream crean un ambiente muy gospel en el que Kanye se acuerda de las víctimas de París y pide paz y que tengamos fe en lo que considera como el “sueño de Dios”. Es un tema raro, lento y más a caballo entre el R&B y el gospel que del rap, aunque la participación de Chance the Rapper le da al corte ese flow que quizá le faltaba. No obstante, teniendo en cuenta que el título del álbum hace referencia a San Pablo (más conocido como el primer Papa de la historia), es una obertura con mucho feeling y que pone el listón alto gracias a una coral con mucha fuerza y una cuidada producción.

Unos arreglos de sintetizadores a lo Tame Impala, samples del activista religioso T.L. Barrett, la colaboración de Kid Cudi y Desiigner, una capa de auto-tune, una letra basada en su madre, en su padre (que les abandonó cuando Kayne tenía 3 años) y un ritmo R&B, guían “Father Stretch My Hands Pt. 1” y “Father Stretch My Hands Pt. 2”, que, de manera aislada quedan como temas sueltos inacabados, pero que adquieren sentido si los escuchas seguidos. Musicalmente siguen la senda de la experimentación y no te sorprendas cuando, de repente, entre un corte vintage que poco tiene que ver con lo que hasta ahora estaba sonando. Un pastiche sin apenas ritmo y que puede indigestar al seguidor del rap más convencional.

Rihanna, que hace bien poquito nos presentaba ANTI, participa en “Famous”, otorgando su timbre y feeling tropical a un tema en el que Kanye arremete contra Taylor Swift (I made that bitch famous) y en el que le escuchamos rapear con su característico flow (nada espectacular, pero muy chulesco). Una vez más, apreciarás diferentes partes como cortadas y pegadas una tras otra. Buen tema, aunque quizá se eche en falta algo más de continuidad en las estrofas y menos partes que acaban interrumpiendo el ritmo y el sentido de la canción.

En “Feedback” escucharás a Kanye llamándose a sí mismo una mezcla de Steve Jobs con Steve Austin, reconociendo que ‘se le fue la cabeza’ hace mucho tiempo y haciendo una pregunta socarrona: “decidme qué genio no fue un loco”. El sample entre robótico y desquiciante que sirve de esqueleto para los rapeos acaba dando paso a una base con un groove old school pero, una vez más, interrumpido por parones, cortes y los propios gritos de un Kanye desquiciado. Quizá de los más raperos del álbum.

“Low Lights” es un sermón de una mujer que dice encontrar su camino en la vida gracias a Dios, todo ello aderezado con una sencilla instrumental con piano y varias cajas de ritmos esporádicas, mientras que “Highlights” es una excusa de Kanye para fardar de los logros de su vida (esos 21 Grammys y esa familia de super estrellas) con un flow rápido y unos arreglos vocales R&B que quedan muy bien. La participación de Young Thug le da cierto toque macarra y quizá por eso quede fuera de lugar, pero el resultado no es malo. Otra para los seguidores del Kanye más rapper tradicional.

El Kanye más excéntrico y sexual aparece en “Freestyle 4”, en el que Desiigner sirve de gancho melódico final en una base oscura y siniestra que sabe a poco. “I Love Kanye” es una rayada que parece improvisada y que, menos mal, solo dura 44 segundos. A los 20 segundos ya desquicia ese “Kanye” como muletilla para acabar los versos.

Muy grande Chris Brown en el estribillo de “Waves”, muy melódica y con ese espíritu gospel/de iglesia que ya escuchamos en “Ultra Light Beams”. Agradable corte de R&B, aunque Kanye apenas participa con varios versos. “FML” tiene un aire nostálgico y brilla gracias a la colaboración de The Weeknd en el estribillo. En el resto de la letra, Kanye reconoce que ha vivido una vida de excesos y que su esposa Kim le hizo centrarse. Excesivamente chirriante ese final con voces marcianas y disonantes.

Creo que una de las mejores instrumentales de la placa es “Real Friends”, sencilla, pero con cierta onda old school que le queda genial a la manera que tienen de encarar Kanye y Ty Dolla $ign las estrofas. La letra habla de lo que se arrepiente Kanye de no haber prestado más atención a sus amigos y, en un momento dado, a su familia. Una de las más convencionales del CD y también una de las que más se deja disfrutar a la primera escucha.

“Wolves” es la canción de la discordia para Kanye, y es que, tras publicar The Life of Pablo, dijo que se sentía insatisfecho con el resultado final y que quería arreglarla. Ciertamente es algo lenta y se echa en falta una base con más ritmo y contundencia para arropar la rapeada de Kanye, que llega a hacer un símil de él y Kim como María y José, dejando caer que son víctimas rodeadas de lobos. Por cierto, Frank Ocean, otro de los chicos de oro del rap contemporáneo, se encarga de clausurar el tema con varios versos en un tono tristón que enfatiza ese enfoque de victimismo del que hablamos.

“Silver Surfer Intermission” es una conversación telefónica grabada al mismísimo Max B para demostrar que Kanye tenía la aprobación del famoso rapero para titular este álbum como Waves. Fue lo que originó la polémica con Wiz Khalifa y un espectáculo lamentable en Twitter. Puedes pasar perfectamente este tema porque es bastante innecesario.

Uno de los cortes más adictivos es “30 Hours”, que mezcla buen flow, un gancho melódico genial y una base con ritmo y un bajo muy funk. Me rechina cuando Kanye desafina al cantar aquello de “30 Hours” con el coro de fondo, pero, en general, creo que es de las más redondas de The Life of Pablo porque incluye todos los ingredientes que hacen grande a Kanye. André 3000 ayuda a Kanye a cerrar el disco con una especie de conversación que incluye la marimba de iPhone.

La mejor de TODO el CD es “No More Parties in L.A.” y eso es fundamentalmente gracias a una base old school excelente y, por supuesto, la colaboración de Kendrick Lamar, sin duda uno de los mejores raperos del mundo en la actualidad. Queda más que patente que su flow es muy superior al de Kanye, pero justo la mezcla de ambos estilos enriquece la que, para mí, una de las mejores canciones de rap de lo que va de 2016.

“Facts” es una oda a sí mismo y a Adidas (Nike no sale muy bien parada, como es lógico) en lo que parece un tema grabado en los mismos minutos que dura, es decir, da la impresión de que es una completa ida de pinza del artista, con unos rapeos algo flojos y unas rimas muy cogidas por los pelos. De las más prescindibles.

Un magnífico sample de Rare Earth y su tema “I Know I’m Losing You” sirve para darle un feeling especial a “Fade”, con un ritmo juguetón y la participación de Post Malone, Ty Dolla $ign y el querido amigo auto-tune. Creo que pierde un poco el norte en torno a la mitad, aunque recupera la senda musical y coherente al final. Da la sensación de que le falta un remate.

Conclusión

Es un buen disco que tiene grandes momentos, pero que se pierde con una patente falta de cohesión y de ritmo, especialmente en su parte central. La producción está muy cuidada, los invitados son de lujo (Kendrick Lamar se lleva la palma, Rihanna le sigue de cerca) y Kanye sigue explotando sus bazas. Eso sí, estoy convencido de que habrá lanzamientos mucho más interesantes y completos en el mundo del rap en este 2016. En resumen: The Life of Pablo – ¿Recomendable? Sí ¿Obra maestra? No.

Ficha

Discográfica: GOOD / Def Jam
Fecha de publicación: 14 de febrero de 2016
Tres canciones fundamentales: “Ultra Light Beams”, “30 Hours” y “No More Parties in L.A.”
Escúchalo: en Tidal (jaja)
Cómpralo: en Tidal

Portada

kanye-west-life-of-pablo

Listado de temas

  1. Ultra Light Beams (con The-Dream y Kirk Franklin)
  2. Father Stretch My Hands Pt. 1 (con Kid Cudi)
  3. Father Stretch My Hands Pt. 2 (con Desiigner)
  4. Famous (con Rihanna)
  5. Feedback
  6. Low Lights
  7. Highlights (con Young Thug)
  8. Freestyle 4 (con Desiigner)
  9. I Miss the Old Kanye
  10. Waves (con Chris Brown)
  11. FML (con The Weeknd)
  12. Real Friends (con Ty Dolla $ign)
  13. Wolves (con Frank Ocean y Caroline Shaw)
  14. Silver Surfer Intermission
  15. 30 Hours (con André 3000)
  16. No More Parties in L.A. (con Kendrick Lamar)
  17. FACTS (Charlie Heat Version)
  18. Fade (con Post Malone y Ty Dolla $ign)

Gira

Kanye West no tiene conciertos confirmados por ahora. Más info en su web oficial.

César Muela

César Muela

Melómano, periodista y músico en mis ratos libres. Editor en Xataka. Padre de Más Decibelios. También colaboro en RafaBasa.com
César Muela
Kanye West – The Life of Pablo César Muela

Kanye West - The Life of Pablo

¿Recomendable? Sí ¿Obra maestra? No

3.5


Etiquetas: ,




3 Respuestas a Kanye West – The Life of Pablo

  1. Cuando leí aquello de “i made that bitch famous-” recordé la melodía y ahora no puedo dejar de tararear

  2. lamusicacomercialespobre dice:

    es basura comercial, se valora demasiado a estos artistas, andreya triana, es menos comercial y canta mil veces que beyonce o rhiana, la mayoria de raperos de EEUU son unos machistas retrogrados y encima se les respeta, bravo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑