TV the walking dead

Publicado el 9 de Octubre de 2013 a las 10:30 | por César Muela

3

Los mejores momentos musicales de The Walking Dead

Para ir abriendo boca antes de que arranque la cuarta temporada de The Walking Dead (13 de octubre en Estados Unidos), nos planteamos varias opciones; conformarnos con la primera imagen oficial de Rick en esta cuarta entrega o, mucho más entretenido, repasar los mejores momentos musicales que nos brindaron las escenas de los 35 episodios hasta ahora emitidos. Puedes interpretarlo como una excusa para repasar el argumento -trataremos de no hacer muchos spoilers- o, simplemente, como una manera de apreciar la banda sonora de The Walking Dead.

A continuación repasaremos las escenas que más ganan gracias a la música que las acompaña. Encontraremos dos tipos de canciones: las compuestas por Bear McCreary para la serie y las que se tomaron prestadas de otros artistas -y ya estaban escritas, por tanto-. Por supuesto, en los comentarios podéis proponernos vuestros momentos favoritos de la banda sonora de la serie.

Bear McCreary – “The Mercy of the Living” (1×01)

El arranque de The Walking Dead es bastante épico. Se nota que las escenas de Rick saliendo del hospital se cuidaron especialmente. Si no has visto la serie, imagina que un hombre se despierta de un coma y, de repente, se encuentra con todo destruido, sin nadie más a su alrededor, sin saber qué ha pasado ni si su familia seguirá viva o no. A pesar del caos y la incertidumbre, Rick toma una bici para llegar a su casa. A mitad de camino se topa con su primer zombie -el primero también para el espectador-, famoso porque está partido por la mitad. Gracias a uno de los episodios de la miniserie en paralelo, nos enteramos de la historia detrás de Hannah. Fue una mujer que decidió sacrificarse para salvar a sus dos hijos. Es cierto que, sabiendo su historia, da mucha más pena cuando Rick la mata, pero todos nos estremecimos cuando vimos la escena y no sabíamos quién era ella. Gran parte de culpa la tiene “The Mercy of the Living” de Bear McCreary:

Clutch – “The Regulator” (2×08)

La segunda temporada, aparte de tener más del doble de capítulos que la primera, ha sido criticada por tener menos acción y ser más lenta. Se centra más en el desarrollo de los personajes y en las relaciones que hay entre los diferentes grupos de supervivientes -el de Rick, por un lado, y el de Hershel por otro-. El punto violento de la temporada y que, además, representa la unión definitiva entre ambos grupos, lo viven Rick, Hershel y Glenn en el bar de un pueblo cercano a la granja en la que se desarrolla gran parte de la trama. En un momento determinado, llega un forastero con no muy buenas intenciones y él, junto con los compañeros que vienen después, acaban malparados. Esta canción de los estadounidenses Clutch aporta el toque western crudo (muy a lo Sons of Anarchy, por cierto):

Patrick Watson – “Noisy Sunday” (3×01)

Tras el clímax de la segunda temporada y todas las tensiones acumuladas entre los personajes, la llegada a la prisión supone el primer momento de desahogo y relajación que tiene el grupo de supervivientes en mucho tiempo. Teniendo en cuenta que pasaron muchas noches al raso, con la incertidumbre de un posible ataque de caminantes, tener un bloque de celdas para ellos solos era casi lo mejor que les podía pasar. Y para reflejar ese descanso, nada mejor que la sosegada “Noisy Sunday” de Patrick Watson:

Jo Stafford – “It Could Happen To You” (3×07)

Es habitual tanto en cine como en televisión recurrir a canciones antiguas para recrear escenas en las que el tiempo parece detenerse, y en las que ocurren cosas que no son importantes para el desarrollo de la trama, pero completan la perspectiva que tenemos de los personajes. Sucede eso con Andrea y Milton en Woodbury, el misterioso pueblo que rige Phillip, el Gobernador. Capítulo tras capítulo vamos descubriendo la clase de experimentos que están haciendo en el pueblo y qué fin persiguen. El que intentan con el viejo Sr.Coleman tiene bastante sentido: descubrir si, durante la fase inicial de mutación, los zombies siguen recordando algo de su vida humana. Como estímulo, Milton utiliza esta canción de la mítica Jo Stafford, que aporta un toque entre lo nostálgico y lo siniestro -al fin y al cabo la letra advierte ‘te puede pasar a ti’-:

Tom Waits – “Hold On” (3×11)

Uno de los momentos más emotivos de la tercera temporada se produce cuando, en la prisión, una de las hijas de Hershel, Beth, comienza a cantar una versión a capela de “Hold On” del mismísimo Tom Waits. Aparte de la dulzura con la que la interpreta, se trata de un tema bien elegido por el mensaje que tiene: no mires atras, aguantemos juntos. Es ese juntos el que llega en un momento muy apropiado, ya que los personajes viven escenas muy duras que están provocando la fragmentación del grupo. Esta canción actúa como llamada a la serenidad, como una -bella- forma de alinear a todos de nuevo:

Jamie N. Commons – “Lead Me Home” (3×12)

El personaje de Michonne es uno de los favoritos de muchos seguidores de The Walking Dead. Es una chica peligrosa, con carácter y, sobre todo, misteriosa. Por esto último, tiene bastantes problemas para integrarse con el grupo de supervivientes, que no acaban de fiarse de ella. Nada mejor que una excursión con el líder, Rick, para tratar esas dificultades. “Lead Me Home” de Jamie N. Commons suena como esa canción de ‘principio de una gran amistad’ forzada, sobre todo porque no queda otro remedio, teniendo en cuenta el panorama que contemplan desde el coche:

Voxhaul Broadcast – “You Are The Wilderness” (3×14)

Confieso que esta secuencia y esta canción en concreto fueron las que me llevaron a recopilar los mejores momentos de la banda sonora de The Walking Dead. Cuando vi esa cámara subjetiva entrando lentamente en la habitación de tortura, viví uno de esas situaciones en los que piensas ‘no puede ser, no puede ser’ y, efectivamente, es. La tensión y la emoción que transmiten las imágenes junto al tema stoner de Voxhaul Broadcast son, para mí, de lo mejorcito de la serie. OJO, no le des al play a continuación si no quieres spoilearte a ti mismo:

Ted Nugent – “Turn It Up” (3×15)

Merle es uno de los personajes mejor construidos de toda la serie. Está tan estereotipado que es difícil no odiar su forma de ser. Sin embargo, él mismo se va dando cuenta de sus actos y de que solo es el tipo que se encarga de los trapos sucios. Le cuesta mucho llegar a ese punto de inflexión, tanto que acaba siendo demasiado tarde. También es consciente de esto último, así que intenta resarcirse de un modo heroico, muy a lo rockstar, con Ted Nugent de fondo y una botella de whisky en la mano. ¿Lo peor? Que se le acaba cogiendo cariño:

Sharon Van Etten – “Serpents” (4×04)

En este episodio, Rick abandona en una ciudad a uno de los personajes del grupo diciéndole esto: No eres esa mujer que tiene demasiado miedo como para estar sola, ya no. Vas a comenzar de cero, encontrar a otros, a gente que no te conoce. Y vas a sobrevivir. Lo harás. Y claro, la canción que suena cuando se aleja en coche el personaje en cuestión no podía haber sido mejor elegida. “Serpents” de Sharon Van Etten habla de lo que cuesta superar una relación y, en general, los malos momentos. Le da bastante fuerza a la ya de por sí impactante escena:

 

¿Qué momentos nos hemos dejado en el tintero?

Artículo publicado originalmente en Cuchara Sónica

César Muela

Melómano, periodista y músico en mis ratos libres. Coordinador editorial en Weblogs SL. Padre de Más Decibelios. También colaboro en RafaBasa.com

Latest posts by César Muela (see all)

Etiquetas: ,




3 Respuestas a Los mejores momentos musicales de The Walking Dead

  1. Pingback: The Walking Dead cuarta temporada ya tiene fecha de estreno mundial

  2. Diana dice:

    falta civilian wye oak, pero me ha encantado la lista

  3. SandraN dice:

    Deberían de poner “ordinary world” o “still breathing” del artista Green Day.

Deja un comentario

Volver arriba ↑