Críticas

Publicado el 3 de febrero de 2018 a las 14:26 | por Más Decibelios

1

Migos – Culture II

El nuevo disco de Migos, Culture II, es el heredero directo de Culture, uno de los mejores discos de 2017 y el que les convirtió en una auténtica referencia del trap a nivel internacional. ¿Habrán mejorado su propia marca con esta nueva entrega? Lo escuchamos:



No quiero cometer el mismo error que Roy Wilkinson. Es un nombre que te puede sonar; en 1997, hizo una afirmación audazmente estúpida sobre el estúpido álbum de Oasis Be Here Now; “En un año habrá una copia en cada casa”. Apenas un año después, todas las tiendas de discos del país tenían tres, y la gente se echó encima de la revista Select alegando alegremente que, entre otras cosas, “toda la música rock ha estado conduciendo a este punto”.

Tal vez sea impreciso en el contexto de una alabanza perfecta, pero considere la idea momentáneamente de que toda la música rock condujo a Be Here Now. Wilkinson reúne a un montón de auspiciosos compañeros – Led Zeppelin, Iggy Pop, Pink Floyd, The Jam, The Beatles, Bon Jovi – e irónicamente señala con suficiente precisión cómo Noel Gallagher logró convertirlo en un gran, fangoso, escarpado y chasquido desastre. La diferencia entre Wilkinson y yo es que Wilkinson pensaba que la fusión monocultural de cada mala costumbre de la roca era de alguna manera virtuosa. Cuando escucho Culture II de Migos, un ejercicio igualmente congestionado al comprimir un millón de tendencias en una artimaña lavada, sé que toda la música popular rap ha estado conduciendo a este momento, y que el resultado es completamente molesto.

Los Migos que nos trajeron hasta aquí son los que decían aquello de “D’you wanna know what isn’t vexing, though”. Desde Culture el año pasado, cuando “Bad & Boujee” — y posteriormente, “Slippery” — propulsarons los flujos de tresillos y lanzamientos interminables que coparon las listas de ventas, Migos ocasionalmente han sobresalido (como en “Slide”).

Offset se comprometió con Cardi B, y apuntaba a que iba a ser el que más éxito iba a tener en solitario del trío Without Warning; Quavo la cagó y apareció en “Strip it Down”; Takeoff se convirtió en un meme. Todos hicieron algunos comentarios extraños sobre la homosexualidad. Mientras tanto, su presencia tiránica reinaba, destruyendo cada vez más su propia capacidad de promocionarse entre ellos tanto como aferrarse unos a otros como un salvavidas.



En más de una forma, Migos definió el estado de ánimo y los movimientos actuales de nuestra cultura pop, no en último término, infiltrándose en sus grietas más banales y sosteniendo tonterías como el dabbing; con Culture II, simplemente están construyendo el éxito financiero y el dominio cultural en los márgenes que dejamos para ellos, y todos deberíamos estar humillados en consecuencia.

Sé que lo estoy. Cuando hice la crítica de Culture hace casi un año, aplaudí a Migos por su “enfoque intransigente y básico para escribir canciones, que es su mayor fortaleza”. Por si sirve de algo, sigo manteniendo esa opinión. Culture, aunque llena de suficientes decisiones embarazosas y ligeramente inducidas por el dolor para hacerme sentir más que un poco avergonzado de esa alabanza, es lo más cercano que la música popular de rap ha llegado a encontrar un momento representativo (excluyendo tal vez Rodeo, o DS2).

También me propuse criticar “el tema en curso de los discos de rap al por menor”, con un número excesivo de invitados sin suficientes ritmos decentes como para mostrar una verdadera variedad o versatilidad en el sonido, terminando con ese pensamiento afirmando que Migos “se aleja de la tendencia”. Si Culture II es algo, es todo eso; más de 100 minutos, con nombres más rentables de lo que es absolutamente necesario, y se ajusta a las tendencias como si fueran tropos. No es tanto una secuela como una fuerza opuesta de mal gusto y peor selección.

Por supuesto, la mayoría de esas críticas se basan en verdades evidentes; que, al componer un álbum, a Migos le importa especialmente el gusto, o lo que un hombre blanco de unos veinte años en los suburbios piensa sobre la cultura. Al final del día, todavía escuchaba las 24 canciones de Culture II y me quedé dormido y le di un par de escuchas más porque este álbum ha sido lanzado como una lista de reproducción en loop.

Aunque esta cosa es un fracaso de la composición artística, es un innovador ejercicio de hacer dinero; presentado en Spotify como playlist en loop, la interminable tracklist de Culture II y la búsqueda de nombres de juegos de azar en los motores es la culminación de todo lo que los músicos han estado agarrando para poder jugar al sistema por más dinero. Así que tal vez me equivoque; tal vez este lío grande e intimidante de un álbum de rap es en realidad una alternativa más segura a la venta de drogas, o a hacer cualquier cosa que Migos anuncie como parte de la cultura. No voy a envidiarles por eso. Desafortunadamente, esto no es Bloomberg, y no estoy analizando el último esquema de eficiencia para la presentación de datos. Estoy analizando música, y la música de Culture II es mala.



Y no, no se pierde la ironía de que me ha costado tanto tiempo hablar de la música aquí, en parte porque no debería ser factor no-relativo en esta discusión. Pero gran parte de Culture II, ya sea su producción hosca y sin vida, o sus apariciones de invitados cínicamente colocadas que violan el propósito de una dinámica de grupo, no se registra como un punto de conversación porque se siente como el relleno encontrado en cualquier álbum de trap convencional. Eso es verdad de su característica Gucci Mane, o de su Metro B.

Se aprecia con la colaboración de Gucci Mane, o sus créditos de producción para Metro Boomin, o sus referencias a Quavo que cubren “The Star-Spangled Banner” que ahora tienen más de 12 meses de antigüedad.

También es cierto en los momentos en que este álbum está destinado a superar su estatus como secuela: Kanye West produce “B. B. O. O.”, y ni siquiera podrías decirlo a menos que alguien te lo dijera; Drake se convierte en un verso en “Walk it talk it” y sólo puedes decirlo porque lo hace inexplicablemente más difícil; al parecer Quavo tiene producción por todas partes y ni siquiera es un poco notorio o de lo que vale la pena escribir.

Eso es sin entrar en “White Sand”, el corte obligatorio de la pandilla, o la producción, la mayoría de la cual no sonaría fuera de lugar en una cinta de mezcla libre, o el lirismo, todas las flexiones inútiles en temas aburridos que abarcan el sorprendente y no amplio espectro de la droga y Pateks. Y para un álbum supuestamente sobre cultura, es difícil tomar en serio las afirmaciones de que Migos “lo hacen por la cultura” porque van a “morder como buitres” cuando presentan a Post Malone en la vuelta de la victoria. En resumen, se trata de un intento cínico y no cumplido de obtener ganancias.

Conclusión

Es honestamente deprimente escucharlo. Hay un puñado de canciones que vale la pena elegir para escuchar, como “Stir Fry”, que insinúan la posibilidad de que Migos busque el estatus de Outkast o el Clipse de hoy en día. Y hay un puñado de canciones que no están completamente desprovistas de mérito, como “Narcos” y “Emoji a Chain”, que probablemente serán éxitos a pesar de ellos mismos.

De hecho, hay momentos, líneas y actuaciones por todas partes que apenas aluden a las posibilidades; están los versos sorprendentemente consistentes, melódicos y adictivos de Takeoff, o la producción relativamente competente y estándar de Quavo, que implica que un álbum decente y ordenado existe en algún lugar entre la basura. La mayoría de las veces, sin embargo, Culture II suena como una sátira de cualquier otro álbum de rap publicado por un importante sello discográfico en estos días, que atiende al mínimo común denominador de oyentes casuales. Como una decisión de negocios, es genial; como pieza musical, es poco más que una elaborada estafa al consumidor.

Adaptación al español de la crítica de Arcade.
Ficha

Discográfica: Quality Control / Motown / Capitol
Fecha de publicación: 26 de enero de 2018
Tres canciones fundamentales: “Stir Fry”, “Narcos”, “Emoji a Chain”
Escúchalo: en Spotify
Cómpralo: Amazon, iTunes

Portada

Listado de temas

  1. “Higher We Go”
  2. “Supastars”
  3. “Narcos”
  4. “BBO (Bad Bitches Only)” con 21 Savage
  5. “Auto Pilot (Huncho on the Beat)”
  6. “Walk It Talk It” con Drake
  7. “Emoji a Chain”
  8. “CC” con Gucci Mane
  9. “Stir Fry”
  10. “Too Much Jewelry”
  11. “Gang Gang”
  12. “White Sand” con Travis Scott, Ty Dolla $ign y Big Sean
  13. “Crown the Kings”
  14. “Flooded”
  15. “Beast”
  16. “Open It Up”
  17. “MotorSport” con Nicki Minaj y Cardi B
  18. “Movin’ Too Fast”
  19. “Work Hard”
  20. “Notice Me” con Post Malone
  21. “Too Playa” con 2 Chainz
  22. “Made Men”
  23. “Top Down on da NAWF”
  24. “Culture National Anthem (Outro)”

Gira

Migos tienes algunos conciertos confirmados por Estados Unidos y Europa, aunque nada en el horizonte todavía por España o Latinoamérica. Más info en su Facebook oficial.

Más Decibelios

Más Decibelios

Hablamos de música y recomendamos grupos. El volumen lo eliges tú.
Más Decibelios

Latest posts by Más Decibelios (see all)

Migos – Culture II Más Decibelios

2


Etiquetas: ,




En respuesta a Migos – Culture II

  1. Bad Bunny dice:

    Un muy buen artículo sobre uno de los últimos discos que han salido de música trap.
    Un saludo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑