Críticas

Publicado el 13 de mayo de 2018 a las 12:54 | por Más Decibelios

0

Arctic Monkeys – Tranquility Base Hotel & Casino

Ya está aquí el esperado nuevo disco de Arctic Monkeys, Tranquility Base Hotel & Casino, el primero de la banda en cinco años. ¿Ha merecido la pena la espera? Vamos allá:



Alex Turner, de los Arctic Monkeys, es el Damon Albarn de su generación del pop británico, el artista inquieto que se niega a quedarse con un mismo sonido demasiado tiempo. Los Monkeys han recorrido un largo camino desde el punk rock de su éxito de 2005 “I Bet You Look Good on the Dance Floor”. Un camino muy largo. Su Tranquility Base Hotel, que lleva cinco años construyéndose, es un disco conceptual de lounge-pop ambientado en el bar de un casino en la Luna.

Turner romancea a su Steinway tocando influencias como las aceitosas baladas de los sesenta del cantante francés Serge Gainsbourg; el louche de finales de los setenta de Leonard Cohen; y los hipsters de la música de los pads de soltero de la era espacial estaban de moda en los noventa. “Soy un gran nombre en el espacio profundo/Pregúntale a tus amigos/Pero el chico de oro está en mal estado”, canta en la apertura del álbum “Star Treatment”, interpretando a un antiguo rockero tan lavado que está destinado a tocar para aburridos borrachos lunares.

Es un engreimiento aventurero, al estilo Bowie, y canciones como “American Sports” y “Ultracheese” no están exentas de cierto encanto de vermut. Pero el serpenteante LP no puede soportar el peso del hombre en las indulgencias del piano; “Four Out of Five” literalmente rebusca en las clasificaciones de las estrellas de las revistas de música, y en las letras de “Batphone” Turner emite una molesta vibración de Velvet Goldmine mezclado con Black Mirror (“¿Alguna vez te conté todo acerca de la vez que fui absorbido por el fondo de un dispositivo de mano?”, canta).



Nadie espera que Turner sea un pianista a nivel de Bill Evans o un compositor a nivel de Harry Nilsson. De todas formas, se parecen más a chistes de comedia oblongos a borrachos que a canciones hechas a mano – Tranquility Base es el álbum raro que podría haber sido mejor en directo, para que pudieras escucharlo joder con la gente en tiempo real, como Take No Prisoners de Lou Reed.

En cualquier caso, las incipientes habilidades de Turner son muy limitadas en términos de crear música agradable (empezó a aprender piano sólo para hacer este disco). Así que incluso una melodía pop de sentimiento clásico como la de “Golden Trunk” se convierte en un tambaleante arrastre. Después de todo un récord en su madrugada, puede que quieras volver a la Tierra en el próximo transbordador espacial.

Conclusión

Arctic Monkeys es una gran banda que ha hecho un montón de buena música – la oscura L.A. glam-grind de 2013 A.M. fue especialmente brillante – y en la tradición de lodestars como Cohen, Bowie o Lou Reed, que sin duda no estaban por encima de la curva izquierda mal considerada de vez en cuando, han intentado un cambio de estilo que no funciona del todo. No hay que avergonzarse por eso. A veces el arte inquieto tiene un precio.

Adaptación al español de la crítica de Jon Dolan.

Ficha

Discográfica: Domino
Fecha de publicación: 11 de mayo de 2018
Tres canciones fundamentales: “American Sports”, “Ultracheese”
Escúchalo: en Spotify
Cómpralo: Amazon, iTunes

Portada

Listado de temas

  1. Star Treatment
  2. One Point Perspective
  3. American Sports
  4. Tranquility Base Hotel & Casino
  5. Golden Trunks
  6. Four Out of Five
  7. The World’s First Ever Monster Truck Front Flip
  8. Science Fiction
  9. She Looks Like Fun
  10. Batphone
  11. The Ultracheese

Gira

Arctic Monkeys tienen unos cuantos conciertos confirmados, incluyendo sus dos citas por el Primavera Sound de Barcelona y el Mad Cool Festival 2018 de Madrid. Más info en su web oficial.

Más Decibelios

Más Decibelios

Hablamos de música y recomendamos grupos. El volumen lo eliges tú.
Más Decibelios

Latest posts by Más Decibelios (see all)

Arctic Monkeys – Tranquility Base Hotel & Casino Más Decibelios

Un cambio de estilo que no funciona del todo.

2


Etiquetas: ,




Deja un comentario

Volver arriba ↑