Críticas

Publicado el 15 de septiembre de 2017 a las 19:31 | por Más Decibelios

0

Prophets of Rage – Prophets of Rage

Ya está aquí el nuevo disco de Prophets of Rage, el primer larga duración de la banda formada por integrantes de Rage Against The Machine y Public Enemy. Su anterior trabajo, el EP The Party’s Over, nos dejó con curiosidad por escuchar más. Pues bien, allá vamos.



Respetar tu integridad moral y tener algo tan grande como Rage Against the Machine es impresionante, y dice mucho sobre tipo de persona que es Zack de la Rocha. Claro, muchos artistas lo han hecho antes, pero es raro que te encuentres con uno que mantiene una postura obstinada sobre la materia: no, significa que no. Y la cosa es que estoy totalmente de acuerdo con la dura decisión de Zack de evitar un regreso completo de RATM; él siente que ha dicho todo lo que puede con la banda, y cualquier cosa que se haga ahora sería vergonzosamente artificial.

Basta con mirar At the Drive-In y a Refused, bandas que durante su ruptura vieron que nunca volverían a entrar de nuevo, pero aquí estamos hoy, y ambos actos han vuelto, y de una manera desesperada y sin brillo. El renacimiento de los grupos clásicos es un tema recurrente en los últimos años: vivimos una época de nostalgia. A pesar de todo, es algo que sólo enriquece y hace que Zack se vea mejor; abarca la sinceridad y el esfuerzo que surgieron de las contribuciones de Zack en Rage y cuánto significaron para él los temas que escribió sobre él. Así que, cuando el fuego creativo se apagó, supo que era hora de dejarlo así. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de los demás miembros de RATM.

A pesar de la ausencia de Zack en el grupo, es sabido que el resto de la banda se fue a hacer sus propios proyectos paralelos, así como aprovechar el éxito con Audioslave. Sin embargo, durante todo este éxito, la misma pregunta ha perdurado, con la misma respuesta que se ha dado sobre si la RATM regresará. Así que, supongo que para el 2016, dados los terribles problemas políticos del mundo, Morello y compañía ya habían tenido suficiente y se cansaron de esperar una reunión y querían reavivar un sonido que funcionaría como plataforma para sacar estos temas contemporáneos al mundo; esa banda es Prophets of Rage.

Conteniendo la destreza sónica de RATM y el respaldo vocal de tres raperos icónicos: DJ Lord y Chuck D de Public Enemy, así como B-Real de Cypress Hill. Al anunciar el anuncio del grupo, sentí una ligera curiosidad por el proyecto, dado mi amor y respeto por todos los miembros que participaron en esta aventura. Sin embargo, los resultados no fueron más que una terrible y terrible decepción. En primer lugar, mi pensamiento inicial (cínico) sobre el nombre de la banda levantó banderas de advertencia: sonaba como una falsificación perezosa que simultáneamente me dio la impresión de que todo esto era una artimaña para sacar provecho de los éxitos anteriores. Por supuesto, un nombre no puede decirte cómo sonará, sólo la música puede entregar toda la gravedad del producto y, oh, chico, el EP del año pasado me rozó de la manera equivocada. Cada onza de The Party is Over fue una chapuza artificial, confirmando mis primeros pensamientos sobre el nombre de la banda.

Sin embargo, hubo por lo menos un pensamiento posterior redentor: no es el legado de Rage lo que está en juego.



Así que, después de un EP superficial y sin vida, todos somos bendecidos por el primer álbum completo de la banda, un disco que continúa la tendencia, aunque en una escala mucho mayor. No hay mucho que se pueda extraer de este lanzamiento homónimo, aparte de darse cuenta de que estos chicos están teniendo una crisis de mediana edad. No, lo que este disco ofrece es un sonido que usted ha escuchado un millón de veces antes y lo ha hecho un millón de veces mejor. Es triste decir que los miembros de los Prophets se han convertido en una triste parodia de sus antiguos yoes; una caricatura ensombrecida por sus días de gloria anteriores.

Canciones como “Un*** the World”, “Strength in Numbers” y “Hail to the Chief” respaldan el sentimiento; conteniendo un trabajo de guitarra insípido y actuaciones vocales lejos de tener hambre, que me hacían imaginarme a DJ Lord y compañía golpeando con sus mentones en la palma de la mano, los codos basados firmemente en una mesa, leyendo de sus libros de letras.

Pero no perdamos de vista el asunto aquí; aunque miremos más allá de las interpretaciones lúcidas, no podemos pasar por alto el cliché espantoso, las letras inducidas por el miedo que acompañan a las tomas a medias. “Un*** the World” aborda el tema de la unificación y la erradicación del racismo, que es un tema con el que yo y muchos otros coinciden. El problema es que el tema se trata de una manera tan amateur que acaba perjudicando la pista.

La mayoría de los temas aquí se sienten como si se les dijera en forma indirecta, con una carencia masiva de sentimiento y emoción genuina para convencerte de que están sintiendo los efectos de los problemas del mundo real; como si estuvieran diciendo a la gente lo que quieren oír, en lugar de luchar contra un mensaje en el que creen, sólo para que puedan hacer algunas melodías festivas. Y este es el mayor problema de Prophets of Rage, no se grabar un disco lleno de política y esperar que la gente crea lo que estás diciendo, y lo demuestra tan obviamente aquí; los temas de discusión son problemas importantes en el mundo de hoy, pero la intensidad y el impulso es inexistente y parecen una broma. Cuando ves las actuaciones de “Un*** the World” y “Legalize Me”, parecen sobreactuaciones, carentes de la sinceridad necesaria para sacar las canciones.

En definitiva, Prophets of Rage es un fracaso, pero como se trata de una banda que tiene a Tim Commerford y Brad Wilk en su sección de ritmos, hay una chispa extraña aquí y allá. Los gustos de “Fired a Shot” y la que cierra el CD, “Sma***” , contienen algunos ritmos decentes e infecciosos, si alguna vez hubo un punto culminante que encontrar aquí; pero incluso entonces, el dúo carece de la intensidad que se puede escuchar mejor en sus álbumes de Rage y Audioslave.

Incluso Tom Morello se siente ausente a lo largo de este álbum, su trabajo de guitarra ocupa un asiento trasero, con una falta de riffs decente y algunos solos de guitarra bastante pobres para igualar las, en general, composiciones vacías aquí.

Conclusión

En resumen: escucha los proyectos que han hecho grandes a los chicos de Prophets. No veo ninguna razón por la que alguien debería echar un vistazo a este álbum, musicalmente es como un RATM aguado y rápidamente se convierte en repetitivo, líricamente es insensible de escuchar, y vocalmente la ejecución deja mucho que desear. Si alguna vez hubo una razón por la que la RATM no debería volver, es ésta.

Adaptación al español de la crítica de Simon Killip.

Ficha

Discográfica: Prophets of Rage (Concord Music Group)
Fecha de publicación: 15 de septiembre de 2017
Dos canciones fundamentales: “Fired a Shot”, “Sma***”
Escúchalo: en Spotify
Cómpralo: Amazon, iTunes

Portada

Listado de temas

  1. Radical Eyes
  2. Unf–k the World
  3. Legalize Me
  4. Living on the 110
  5. The Counteroffensive
  6. Hail to the Chief
  7. Take Me Higher
  8. Strength in Numbers
  9. Fired a Shot
  10. Who Owns Who
  11. Hands Up
  12. Smashit

Gira

Prophets of Rage tiene algunos conciertos por Estados Unidos y Europa, aunque nada confirmado aún por España o Latinoamérica. Más info en su web oficial.

Más Decibelios

Más Decibelios

Hablamos de música y recomendamos grupos. El volumen lo eliges tú.
Más Decibelios

Latest posts by Más Decibelios (see all)

Prophets of Rage – Prophets of Rage Más Decibelios

Si alguna vez hubo una razón por la que la RATM no debería volver, es ésta.

1.5


Etiquetas:




Deja un comentario

Volver arriba ↑