Crónicas

Publicado el 1 de diciembre de 2014 a las 01:16 | por César Muela

1

Epica y la cantera metálica en Madrid

La gira europea de Epica trajo a Madrid una noche de metal variado que casi cuelga el cartel de lleno en la Sala Shoko de Madrid. Los franceses Dagoba y los ingleses Dragonforce acompañaron a Simone Simons y los suyos en una velada que demuestra que hay cantera metálica para rato.

Dagoba

dagoba-madrid-2014

Con unos diez minutos de retraso sobre la hora prevista y con la gente todavía entrando a la sala, Dagoba salió al escenario repartiendo caña de principio a fin. Lo suyo es un groove metal que deja claro que Machine Head no están solos en el género, y lo mostraron desde «I, Reptile», muy potente y perteneciente a su último disco de estudio, Post Mortem Nihil Est. La siguiente en caer fue «The Man You’re Not», de su aclamado What Hell Is About, que sonó muy rítmica y contundente y que consiguió hacer gritar a la gente con ese poderoso estribillo final.

En «The Nightfall and All Its Mistakes» (Face the Colossus, 2008), escuchamos las influencias numetaleras de la banda, que incluye samples a lo Slipknot y en la que Shawter usa su registro melódico en el pegadizo estribillo, recordando mucho a Nevermore. La oscura «When Winter…» puso patas arriba la sala con un contundente groove, aunque el estribillo melódico pierda fuerza en directo. Para acabar, Shawter pidió un circle pit y «The White Guy – Suicide» fue la excusa perfecta para conseguirlo.

Gran banda, músicos geniales y mucha energía en el escenario.

Setlist Dagoba:

  1. I, Reptile
  2. The Man You’re Not
  3. The Nightfall and All Its Mistakes
  4. When Winter…
  5. The White Guy – Suicide

Playlist en Spotify con el setlist.

DragonForce

dragonforce-madrid-2014

Tras los cambios pertinentes en el escenario, le tocaba el turno a Herman Li y su fórmula DragonForce. Si nunca has escuchado esta banda, se puede resumir en: speed metal con doble pedal a toda velocidad, duelo de guitarras y teclados muy rápidos y estribillos melódicos y pegadizos (sin ser despectivo, si pensáis en la música de un juego de la NES, os haréis una idea mejor). Y todo eso, ni más ni menos, es lo que pudimos disfrutar en su actuación.

Hace ya tres años que abandonó la banda el cantante ZP Theart, que fue sustituido por un Marc Hudson que no me terminó de convencer como frontman. Aparte de que parece que asume que el protagonismo lo acaparan los guitarristas Herman y Sam, su registro vocal, muy inspirado en Michael Kiske de Helloween, no brilla en directo y su falta de potencia le resta seriedad a su actuación. Tampoco ayuda que el sonido fuera tan malo durante el show de DragonForce.

De las siete canciones de su repertorio, tres fueron de su recién publicado CD, Maximum Overload. De ellas fue el single «The Game» la que mejor funcionó, muy heavy y directa. Otros momentos destacados vinieron con «Cry Thunder», con unas melodías folk que hicieron cantar y saltar a todo el mundo, «Valley Of The Damned», en la que la banda aprovechó para beber Jack Daniels a palo seco mientras Herman soleaba, y «Through the Fire and Flames», el hit del grupo, que funcionó muy bien.

A pesar de que su música es repetitiva y el virtuosismo instrumental puede llegar a ser demasiado empalagoso, DragonForce cumplió y su público acabó feliz.

Setlist DragonForce:

  1. Fury of the Storm
  2. Three Hammers
  3. The Game
  4. Symphony of the Night
  5. Cry Thunder
  6. Valley of the Damned
  7. Through the Fire and Flames

Playlist en Spotify con el setlist (falta «Cry Thunder», que no está disponible en Spotify).

Epica

epica-madrid-2014--

Epica vino con su The Quantum Enigma bajo el brazo y, más o menos, un tercio de su repertorio se centró en el CD. Así, la banda arrancó el concierto con los tres primeros cortes que escuchamos en el álbum. Lo primero que llama la atención de su show es el cuidado juego de luces que incorporan en el escenario, otorgando una atmósfera más ‘especial’ a cada canción. Lo siguiente más inmediato que se notó en comparación con la actuación de DragonForce es la voz: a Simone se le entendía mucho mejor, aunque el sonido no llegara a ser nítido en ningún momento. Y, en general, Epica es un grupo mucho más completo, pero tampoco es justo comparar aquí porque practican estilos diferentes.

«The Second Stone» y «The Essence Of Silence» pusieron un arranque muy cañero, con una formación entregada y sonriente (mención especial a Ariën, soberbio en la batería en estos temas y en toda la actuación). A la hora de presentar «Unleashed», Simone explicó que tuvieron un viaje accidentado a Madrid. Llegaron una hora y media antes del concierto porque el bus que les traía de Zaragoza a Madrid se estropeó y agradeció en todo momento a su equipo técnico porque ‘sin ellos no habríamos podido tocar esta noche’. A pesar de ello, la banda ofreció un show muy profesional. Por cierto, «Unleashed» sonó muy contundente, con un estribillo muy cañero en el que, eso sí, se fueron demasiado de volumen los coros pregrabados.

«Storm Of The Sorrow» (Requiem For The Indifferent, 2012) animó mucho al público, que acabó dando palmas durante varios minutos, y el estribillo sonó muy compacto. «Fools Of Damnation», de The Divine Conspiracy (2007), fue muy bien recibida y Simone se salió, poniendo el contrapunto melódico a lo heavy que es el tema.

Una de las sorpresas de la velada fue «The Last Crusade», que, como dijo Simone, no tocan mucho en vivo. Con una estructura sencilla (para lo que es Epica, claro) y unas melodías muy directas, debería ser una de las indiscutibles en el setlist porque tiene un efecto bastante positivo en el público.

Me gustó mucho volver a comprobar que no todo el protagonismo recae sobre Simone. Al ser la cantante, es obvio que todas las miradas recaen sobre ella, pero tanto el guitarrista Mark Jansen (conocido por After Forever) como el teclista Coen Janssen toman el micro entre canción y canción para interactuar con el público, y eso le da un toque más dinámico y más de «grupo» a la formación.

Los momentos más destacados de la actuación de Epica fueron con «Design Your Universe», que con esa parte piano y voz al final pone los pelos de punta, «Cry For The Moon», infalible en directo para que todo el público cante (hubo tiempo incluso para presentar a la banda jugando con la letra del tema y hasta un guiño reggaeton en una de las partes intermedias) y con la gran «Consign To Oblivion», quizá una de las canciones más completas del conjunto.

El estado de forma en el que se encuentran es admirable, se les ve muy unidos, tienen facilidad para conectar con el público, todos son músicos excelentes y suenan como una máquina totalmente engrasada. ¿Hace falta algo más?

Setlist Epica:

  1. Intro: Originem
  2. The Second Stone
  3. The Essence of Silence
  4. Unleashed
  5. Storm the Sorrow
  6. Fools of Damnation
  7. The Last Crusade
  8. The Obsessive Devotion
  9. Chemical Insomnia
  10. Sancta Terra
  11. Victims of Contingency
  12. Design Your Universe

Bises

  1. Intermission + Cry for the Moon
  2. Unchain Utopia
  3. Consign to Oblivion

Playlist en Spotify con el setlist:

César Muela

Etiquetas: , , , ,




En respuesta a Epica y la cantera metálica en Madrid

  1. Pingback: Rebajas en Amazon: discos de música por 5 dólares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑