Muere Taylor Hawkins, baterista de Foo Fighters, en plena gira del grupo por Sudamérica

El grupo estaba a punto de dar su concierto en Bogotá.

Devastadoras noticias para el mundo del rock: ha muerto Taylor Hawkins, baterista de Foo Fighters. Su cuerpo ha sido hallado sin vida en un hotel de Bogotá, donde el grupo iba a actuar este mismo viernes.

La muerte de Taylor Hawkins llega en plena gira por Sudamérica de Foo Fighters, que iban a actuar en el Festival Estéreo Picnic de Bogotá el mismo viernes 25 de marzo. Como es lógico, la banda canceló su actuación y publicó este comunicado en sus redes sociales:

La familia Foo Fighters estamos devastados por la trágica y prematura muerte de nuestro querido Taylor Hawkins. Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con nosotros para siempre. Nuestros corazones están junto a los de su esposa, hijos y familia, y pedimos que su privacidad se respete acorde a un tiempo tan inimaginablemente difícil como este.

Causas de la muerte de Taylor Hawkins

Taylor tenía 50 años recién cumplidos. Aunque oficialmente se desconocen las causas de su muerte, el 27 de marzo se dio a conocer un informe forense preliminar en el que se confirma la presencia de más de diez sustancias distintas en el cuerpo de Taylor, incluyendo opiáceos, antidepresivos y marihuana.

Tras su gira por Sudamérica, el grupo iba a visitar Europa en verano, incluyendo dos paradas en España (Valencia y Madrid), aunque en este momento no se sabe qué va a hacer Foo Fighters a partir de ahora.

Su trayectoria musical

Taylor grabó ocho discos junto a Foo Fighters. Entró en la banda en 1997, aunque él ya era reconocido por ser el baterista de la gira de Alanis Morissette.

Además de tocar la batería de una manera enérgica y precisa, también cantaba y, de hecho, varias de las canciones de Foo Fighters las cantó él, como “Cold Day in the Sun” o “Sunday Rain”.

YouTube video

Su sobredosis de heroína en 2001

Taylor Hawkins tuvo problemas con las drogas a principios de los años 2000. Sufrió una sobredosis de heroína en 2001 que le mantuvo una semana en coma. En una reciente entrevista en la revista Kerrang, lo recordaba así:

Todo el mundo tiene su propio camino y yo fui demasiado lejos. Estaba de fiesta en Londres una noche y por error hice algo que lo cambió todo. Creía en esa mierda de mito de “vive duro y rápido, muere joven” (live hard and fast, die young). No estoy aquí para predicar sobre no consumir drogas, porque me encantaba consumir drogas, pero perdí el control por un tiempo y casi me cuesta caro. Estaba tomando un camino que llevaba a otros peores.

Taylor continúa:

Si alguien está sobrio, o beben un vaso de vino en la cena, o quieren una botella de Jägermeister antes de salir al escenario, o quieren fumar porros todo el día, todos siguen su camino, y yo fui muy lejos. Estoy orgulloso de que aquello me parara los pies. Tampoco me arrepiento de nada de lo que he hecho o momentos que he pasado, porque eso es parte del viaje. Intento ser tan candido como puedo. Ahora hago bici de montaña.

Descanse en paz.

Total
9
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo anterior

El Bono Cultural Joven de 400 euros se puede utilizar para pagar suscripciones musicales, conciertos o discos: así funciona

Artículo siguiente

Caballero Luna: banda sonora y todas las canciones de la serie de Marvel para Disney+

Artículos relacionados