Críticas

Publicado el 9 de junio de 2015 a las 00:18 | por César Muela

0

Tremonti – Cauterize

Aprovechando un descanso con Alter Bridge y que Creed sigue inactivo, el nuevo disco de Tremonti llega en un momento adecuado para que el guitarrista pueda promocionarlo y presentarlo como es debido. Cauterize es el segundo trabajo en solitario de Mark, aunque parece que no tendremos que esperar demasiado para escuchar el tercero, que ya sabemos que se llamará Dust y que estará formado por las otras diez canciones que la banda grabó en el estudio para este CD (un detalle importante que cuenta el artista: esos diez temas restantes no son caras B ni desechos).

Pero, venga, vayamos paso por paso y veamos qué tal este Cauterize. Lo primero, la formación que lo ha grabado: Eric Friedman, guitarrista de Creed, Wolfgang Van Halen al bajo (sí, es el hijo de Van Halen y también bajista de Van Halen) que sustituyé a Brian Marshall de Alter Bridge y Creed, y Garrett Whitlock a la batería, que hace un grandísimo trabajo. Y Tremonti a la guitarra y voz. Sabiendo esto, le damos al play.



Imagina que metes en una misma caja a los Metallica más thrasers, a unos Exodus bien enfadados y a un cantante de una famosa banda de post-grunge. Así es «Radical Change», que cabalga desde el primer segundo con un ritmo cañero y un Mark cantando unas melodías pegadizas y arropadas por un delay bastante apropiado. ¿Os habéis percatado de ese cambio black metal en torno al minuto? Me ha chocado mucho, pero sirve como buen contrapunto para el estribillo, a medio tempo y contundente. Si eres fan del doble pedal, de los riffs machacones, de la dinámica y de la caña en general, adorarás este primer corte.

«Flying Monkeys» cae como una enorme piedra en tu equipo de sonido. Tiene una rotundidad y un ritmo pesado que se mantiene estable durante todo el tema. El estribillo, con unos coros muy en la onda Myles Kennedy (al fin y al cabo se nota que Mark pasa muchas horas junto a él), no entra a la primera, aunque te irá convenciendo con cada escucha.

«Cauterize» es un trallazo de thrash mezclado con un aire heavy metal que le queda muy bien a Tremonti. Me encanta el trabajo de guitarra, sencillo pero muy incisivo, y la línea que dibuja el bajo antes del estribillo. El estribillo es pegadizo y balancea muy bien una de las canciones más completas del álbum. Atentos a ese genial y relajado final.

«Arm Yourself» no baja el pedal de caña y seguimos escuchando a un Mark con ganas de repartir cera. Aunque a estas alturas la voz pueda llegar a parecerte demasiado lineal (está claro que Mark conoce sus limitaciones y sabe elegir su zona de confort), lo cierto es que tiene un timbre personal que podrá gustarte más o menos, pero que tenga un factor diferenciador ya es positivo. No me ha gustado la excesiva compresión aplicada al bombo en esta pista. Suena demasiado artificial.

La oscura y con ciertos aires post-rock «Dark Trip» pausa un poco los ánimos, pero Mark canta con un feeling especial que te hace saborearla cada vez un poco más. Los solos son simples, pero están tocados con mucho gusto. «Another Heart» tiene un riff matador muy a lo Machine Head o Pantera, pero enseguida cambia hacia una estrofa con las guitarras en limpio y melodías más exóticas. El estribillo peca de ser algo falto de energía, pero esa carencia se suple de sobra con la caña que reparte en general el tema, especialmente en el último tercio, donde incluso podría llegar a recordarte a bandas como Slipknot.



«Fall Again» es una medio tempo con un toque decadente, muy a lo Tremonti, que se siente muy cómodo con esas melodías del metal noventero. A pesar de que no es un mal tema, no es de los más inspirados. Se echa en falta un puente más accesible hacia el vistoso estribillo, cantado con fuerza. «Tie the Noose» alardea de base rítmica muy gruesa y de una estructura que nos suelta el estribillo poco antes del minuto de duración. Me gusta cómo empalma el segundo estribillo con la parte instrumental de cara al final, en la que el tema coge mucho aire y en la que Tremonti se luce con un breve solo.

Unos arpegios semidistorsionados con unas melodías optimistas van dando forma a «Sympathy», una canción en la que, por fin, Mark se atreve con unas líneas de voz distintas. Y brilla mucho. Simplemente porque todo está en su lugar y no se echa en falta nada, es muy agradable de escuchar, aunque tenga una estructura de canción lenta de pop-rock americano. Buen solo para cerrar, quizá de los mejores de todo el trabajo.

«Providence» es la balada elegida para cerrar el álbum. La propuesta de las guitarras, tanto en interpretación como en melodías, te recordará un poco a Fortress, el último CD de Alter Bridge. Sin embargo, tiene unos cambios que se alejan de la citada banda y que te hacen apreciar un poco más el talento compositivo de Mark. Nada mal para acabar.

Conclusión

No es el típico disco de guitarrista que se quiere lucir, sino que es la confirmación de un proyecto en solitario concebido como banda. Es un buen CD con partes muy cañeras, con influencias que van desde el thrash pasando por el heavy metal hasta llegar al rock más convencional, unas guitarras muy bien trabajadas, unas voces que pecan de ser algo repetitivas y en las que Tremonti podría mejorar, una producción que enfatiza mucho las guitarras (y hace demasiado artificial a la batería) y, en definitiva, casi 45 minutos que se hacen cortos, que acaba siendo lo importante.

Ficha

Discográfica: Fret12
Fecha de publicación: 9 de junio de 2015
Tres canciones fundamentales: «Radical Change», «Cauterize», «Sympathy»
Escúchalo: en Spotify
Cómpralo: en Amazon o iTunes

Portada

tremonti-cauterize

Listado de temas

  1. “Radical Change”
  2. “Flying Monkeys”
  3. “Cauterize”
  4. “Arm Yourself”
  5. “Dark Trip”
  6. “Another Heart”
  7. “Fall Again”
  8. “Tie the Noose”
  9. “Sympathy”
  10. “Providence”

Gira

Tremonti tiene algunas fechas confirmadas en los próximos meses por Estados Unidos y Europa. Nada en el horizonte para España o Lationoamérica todavía. Más info en su web oficial.

César Muela
Tremonti – Cauterize César Muela

Tremonti - Cauterize

Un buen CD con partes muy cañeras, unas guitarras trabajadas y unas voces correctas, pero mejorables.

3.5


Etiquetas: , ,




Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑