Críticas

Publicado el 26 de febrero de 2015 a las 00:54 | por César Muela

1

Eclipse – Armageddonize

El nuevo disco de Eclipse, Armageddonize, no es uno de esos lanzamientos tan anunciados y orientados hacia el público generalista (como sí puede serlo el último trabajo de Scorpions, Return To Forever, por ejemplo), pero, sin duda, seguro que todos los amantes del hard rock melódico actual tenían en sus agendas la fecha de salida del nuevo álbum del grupo de Erik Martensson, hombre de moda en la escena gracias a su trabajo con W.E.T y a producir trabajos geniales de bandas como Toby Hitchcock o Adrenaline Rush.

El anterior CD de Eclipse, Bleed & Screem, fue todo un éxito para la crítica especializada y para el público hardrockero, así que la expectación ante su sucesor era alta. ¿Qué tal sonarán las nuevas canciones? Escuchemos.



Una breve y misteriosa intro nos da la bienvenida en «I Don’t Wanna Say I’m Sorry», que enseguida pone la melodía y la actitud rockera en su sitio con el primer «yeee y yeee» que canta Erik como diciendo «aquí estamos otra vez». La producción sonora sigue la estela de Bleed & Screem, con una batería contundente, unas guitarras afiladas, con cuerpo y cierta orientación heavy, un bajo para engordar el sonido (no para alardear) y una voz en primer plano y muy nítida. La estructura de este primer corte es muy directa: varias estrofas pegadizas y, sin más miramientos, el pegadizo estribillo, fácil de memorizar y que huele a que funcionará muy bien en directo. La voz de Erik suena genial y podemos decir, una vez más, que es una de las mejores gargantas del rock moderno. Es interesante la parte instrumental tras el puente, con algunas guitarras dobladas y un solo sencillo, pero suficientes para darle más fuerza al último estribillo, en el que resalta mucho el doble pedal. Sin duda, un inicio enérgico.

«Stand On Your Feed» fue el primer adelanto escogido del álbum y, de cierta manera, tiene una reminiscencia a W.E.T en la melodía inicial, pero luego tiene la personalidad de Eclipse, con esas guitarras cabalgantes y ese Erik algo más macarra que en su anterior banda. El estribillo es ganador, con toque AOR elegante y una orientación hacia las radios y conseguir más seguidores.


Una guitarra acústica acompañada de algunos pads nos prepara ante «The Storm», quizá uno de los temas más comerciales del álbum. Ese «This is an emergency» del estribillo es realmente pegadizo, aunque las estrofas, que van ganando fuerza poco a poco, no se quedan atrás. El trabajo de guitarras es muy bueno, con arreglos muy interesantes y dirigidos a fomentar siempre la melodía vocal. Es una medio tempo melódica de libro.

«Blood Enemies» tiene un aire ochentero, con esos sintes de fondo mientras Magnus Henriksson solea a gusto con la guitarra (¿un guiño al compatriota Yngwie Malmsteen?). Tras algo más de un minuto instrumental, escuchamos rugir a Erik en un registro que me ha recordado a otro Erik, Grönwall, el cantante de H.E.A.T. Y, de hecho, el estilo del tema parece beber de su grupo vecino. Eso sí, el estribillo, quizá demasiado grandilocuente (una especie de Gary Moore pasado de rosca), puede empalagarte enseguida. No es una mala canción, de todos modos.

Violines y arreglos electrónicos adornan «Wide Open», que cuenta con una de las bases rítmicas más contundentes del CD. Una de las virtudes que siempre ha tenido Eclipse es la de cambiar con mucho tino tonalidades de estrofas a estribillos, y este es un buen ejemplo. Cuando escuchas los versos, no te esperas un estribillo como ese. Lo mejor de todo es que queda genial. ¿Un poco pop la melodía del estribillo? Puede ser, pero, en general, el tema está ejecutado con gusto y se deja escuchar fácilmente.

«Live Like I’m Dying» es una balada en la que Erik canta con mucho feeling y demostrando que también se maneja genial en los tonos medios. El bajo adquiere protagonismo y le sienta muy bien al sonido global del tema, que acaba desembocando en una estructura de power ballad que parece tener el objetivo de que nos aprendamos bien el título del corte. El solo es muy breve, pero muy técnico y rockero. Probablemente, el final terminará enganchándote.

La más diferente de todas es «Breakdown», que tiene una onda country y chulesca que le viene que ni pintada al grupo, aunque, de nuevo, las similitudes con H.E.A.T son grandes. Se aprecia también cierta influencia de Bon Jovi, así que si te gusta Eclipse + H.E.A.T + Bon Jovi, seguro que te encanta.

«Love Bites» es todo un trallazo de heavy melódico, con un omnipresente doble pedal y unas guitarras muy bien trabajadas. Si tuviera que describir el sonido de este tema diría que es una mezcla de Kiss con Helloween. ¿Raro, verdad? Pues es una de las mejores del disco. Intensa, enérgica y con un estribillo para gritar a pleno pulmón en directo. «Caught Up In The Rush» pausa un poco el ritmo, pero no resta en absoluto contundencia. De nuevo, las guitarras dotan de mucho dinamismo al tema, con arreglos heavies en las estrofas y otros más melódicos en el estribillo, que no puedo evitar asociar a la melodía de «Guilty of Love» de Whitesnake. Tiene gancho, aunque quizá peque de pasarse repitiendo el citado estribillo.

«One Life – My Life» es un corte de hard rock moderno y fresco, con una producción especialmente cuidada y una estructura armónica entre voz y guitarra muy bien equilibrada. El resultado es una canción que se sale de la tónica habitual del trabajo y todo un acierto para Eclipse, que no solo se limita a repetir fórmulas exitosas de discos anteriores. Atentos a la buena interpretación de Erik y al poderoso solo de guitarra del último tercio de la canción.

«All Died Young» recuerda mucho al sonido de Bleed & Scream, con mucha caña y melodías a partes iguales. Erik vuelve a sacar los dientes, rasgando la voz en las estrofas y asociándose con las guitarras para conseguir más agresividad. Es la más rápida del álbum, con un doble pedal casi de power metal. Si buscas a los Eclipse más heavies, esta es tu canción.

Por último, escuchamos una versión acústica del tema «The Storm», bien adaptada y hecha para lucimiento vocal de Erik.

Conclusión

Si pensabas que el hard rock estaba muriendo con los últimos coletazos de Bon Jovi, Kiss o Whitesnake, entonces es porque no conoces lo suficiente a bandas como H.E.A.T o como estos Eclipse, que presentan un buen álbum, sin inventar nada, pero con las ideas muy claras y con varios objetivos por encima del resto: hacerte cantar y mover la cabeza.

Ficha

Discográfica: Frontiers Records
Fecha de publicación: 24 de febrero de 2015
Tres canciones fundamentales: «The Storm», «Love Bites», «One Life – My Life»
Escúchalo: En Spotify
Cómpralo: en Amazon o iTunes

Portada

eclipse---armagenoddize

Listado de temas

  1. I Don’t Wanna Say I’m Sorry
  2. Stand On Your Feet
  3. The Storm
  4. Blood Enemies
  5. Wide Open
  6. Live Like I’m Dying
  7. Breakdown
  8. Love Bites
  9. Caught Up In The Rush
  10. One Life – My Life
  11. All Died Young

Gira

Eclipse estará presentado este nuevo álbum por España en 2015. Las fechas confirmadas son:

  • 20 de marzo, Madrid (Sala We Rock) + Xtasy + Toxic Rose [Entradas]
  • 21 de marzo, Vitoria (Sala The Cool) + Xtasy + Toxic Rose [Entradas]
  • 22 de marzo, Barcelona (Razzmatazz) + Xtasy + Toxic Rose [Entradas]

Por ahora el grupo no tiene nada previsto para Latinoamérica.

César Muela

Periodista y músico. Sr. Lobo en Xataka. Padre de Más Decibelios. También colaboro en RafaBasa.com
César Muela
Eclipse – Armageddonize César Muela

Eclipse - Armageddonize

Un buen álbum de hard rock no inventa nada, pero con las ideas muy claras y con varios objetivos por encima del resto: hacerte cantar y mover la cabeza.

3.5


Etiquetas: ,




En respuesta a Eclipse – Armageddonize

  1. Pingback: Crónica de Eclipse en Madrid (+ ToxicRose + Xtasy)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑