TV Breaking Bad

Publicado el 11 de Agosto de 2013 a las 08:35 | por César Muela

4

Los mejores momentos musicales de Breaking Bad

El último episodio de la primera parte de la quinta temporada de Breaking Bad se emitió en Estados Unidos el 2 de septiembre de 2012. El primero de los los ocho capítulos restantes se estrena allí hoy, 11 de agosto, pero ya todos nos preguntamos cómo acabará la historia de Walter, Jesse, Skyler, Hank y compañía. A continuación, no vamos a analizar las posibles líneas argumentales de su desenlace, pero sí seleccionaremos los mejores momentos musicales que nos ha dado la creación de Vince Gilligan.

La evolución de los personajes, la realización y planificación e incluso el uso del vestuario de los personajes han sido señalados como los puntos fuertes de una serie que ha dado muchas alegrías a la AMC. Las andanzas de Mr. White se han convertido en todo un fenómeno mundial y, tal vez, una de las razones de su tremendo éxito haya sido su aspecto de realidad y cercanía a la sociedad de nuestros días. Las acciones, conflictos y escenarios son, en la mayor parte de episodios, creíbles, por lo que el impacto que causa en el espectador es todavía mayor. Y en eso de provocar sensaciones la música juega un papel fundamental. Seguro que todos conocemos el ejemplo de qué pasaría si eliminásemos el sonido de violines de la famosa escena de la ducha de Psycho: perdería mucha fuerza narrativa.

Parece que Gilligan tuvo muy clara la importancia de ambientar bien las escenas y contó con un equipo liderado por Dave Porter (compositor) y Thomas Golubic (supervisor musical), que consiguió enriquecer la serie con momentos musicales tan buenos como estos (OJO, CONTENIDOS IMPORTANTES SOBRE LA TRAMA):

Charlie Steinmann: “It is Such a Good Night”

Seguro que a no muchos de nosotros se nos ocurriría ambientar una secuencia en la que el personaje (Jesse) se dedica a vender droga con una canción tan alegre como “It is Such a Good Night” de Charlie Steinmann. El momento al que nos referimos aparece en el sexto episodio de la primera temporada (1×06):

Los Cuates De Sinaloa: “Negro y Azul”

No es la primera vez que un grupo se da a conocer gracias a una canción hecha expresamente para una serie. Es lo que pasó con Los Cuates de Sinaloa y su balada dedicada al señor Heisenberg. Aparte de ser graciosa y resumir el avance del argumento, sirve para contextualizar el ambiente al que se enfrentan los personajes principales a partir de la mitad de la segunda temporada. El tema en cuestión, “Negro y Azul”, aparece en el séptimo episodio de la segunda temporada (2×07):

TV on the Radio: “DLZ”

Mucha gente se ha sorprendido por la evolución del personaje de Walter White, que se convierte en un auténtico villano. Pero como el propio actor que da vida al protagonista, Bryan Cranston, advertía en su Twitter: “si la serie se llamara Breaking Good, Walter podría despertar en cualquier momento de su pesadilla”. Pero no es así y ya en la segunda temporada se nos van dando pistas de la transformación de Walter con una música muy tensa. Esta escena pertenece al décimo capítulo de la segunda temporada (2×10):

The Association – “Windy”

Podría haber sido muy duro relatar cómo es un día en la vida de una prostituta de los bajos fondos de Albuquerque (Nuevo México). Por ello, se decidió estructurar la secuencia con muchas escenas seguidas y con una música agradable, que cambia las tornas de la narración y consigue endulzar un momento, sin duda, poco amigable para el espectador. Nos referimos a la secuencia que aparece en el episodio doce de la tercera temporada (3×12):

D/R Period: “Money”

El personaje de Jesse es el más errático de la serie. Pasa los capítulos intentando encontrar su camino, pero la mayor parte de ocasiones solo consigue perderse más aún. Cuando empieza a conseguir tanto dinero gracias a su negocio con White, es capaz de comprarle una casa a sus padres, un lugar que se convierte en una sima de perversión, droga y malos vicios. La canción “Money” de D/R Period es la acompañante perfecta para reflejar el estado de ánimo y la propia vida de Jesse. La escena pertenece al segundo capítulo de la cuarta temporada (4×02):

Peter Schilling: “Major Tom”

Una señal inequívoca de que una serie es buena es si al final acabamos conociendo a los personajes perfectamente. Y qué mejor manera que presentarnos al bueno de Gale con una de sus aficiones más secretas: cantar un tema de los años 80 del alemán Peter Schilling. Es, probablemente, uno de los momentos más simpáticos de Breaking Bad. Puede verse en el capítulo cuatro de la cuarta temporada (4×04):

The Peddlers – “On a Clear Day, You Can See Forever”

Aunque he intentado no escribir spoilers, creo que nadie se enfadará si resalto la importancia de las escenas en las que se ‘cocina’ la metanfetamina. Conforme avanza la trama, va resultando más difícil continuar con el proceso, hasta llegar al ingenioso punto que vemos en la quinta temporada. Para llenar de optimismo y de nuevos aires la nueva época a la que se enfrentan Walter y Jesse, nada mejor que “On a Clear Day, You Can See Forever”, una canción perteneciente al musical de los años 60 con el mismo nombre e interpretada por The Peddlers. Aunque no se puede ver en YouTube, nos referimos a la mitad del tercer capítulo de la quinta temporada (5×03). Adjuntamos la canción:

He creado una lista en Grooveshark con todos estos temas y otra en Spotify -aunque faltan dos- para que podáis escucharlos.


A continuación, recogemos los temas y las escenas que más nos habéis propuesto en los comentarios y en Twitter:

  • Ana Tijoux: “1977”. Una de las relaciones favoritas del público es la que se crea entre Mike y Jesse en la cuarta temporada. Esta canción de la artista de origen chileno Ana Tijoux ilustra muy bien los inicios de lo que parecía iba a ser una relación difícil. Esta escena aparece en el episodio 5 de la cuarta temporada (4×05):


  • The Platters: “Enchanted”. La primera temporada no es dura solo por lo explícitas que pueden llegar a ser según qué escenas de la enfermedad de Walter, sino también por el insano romance entre Jesse y Jane. “Enchanted” de los Platters sirve muy bien para ilustrar el flirteo con la droga. Esta escena pertenece al capítulo 5 de la primera temporada (1×05):


  • Apparat: “Goodbye”. Gus es, seguramente, uno de los villanos más logrados en el mundo de las series de los últimos tiempos. Que logremos a sentir simpatía por él es una de las razones. Sin embargo, no deja de ser el malo y, por eso, la música escogida para sus escenas está tan bien cuidada. POR FAVOR, que nadie pinche en el siguiente enlace si no ha visto completa la cuarta temporada de la serie, porque pertenece al último episodio (4×13):

  • Honey Claws: “Digital Animal”. Los amigos y las fiestas de Jesse juegan un importante papel en la evolución del personaje. Por supuesto, no vamos a revelar cómo, pero esta canción de Honey Claws ambienta muy bien una de las tantas celebraciones que Jesse organiza en su casa. Esta escena pertenece al segundo episodio de la cuarta temporada (4×02):

  • Quartetto Cetra: “Crapa Pelada”. Gale es un personaje entrañable en la serie, y, como hemos dicho, la construcción de su personalidad nos es mostrada mucho a través de la música. En este caso, observamos al personaje cantando “Crapa Pelada” del Quartetto Cetra. Tranquilos, que en el siguiente vídeo, extraído del capítulo 13 de la tercera temporada, no se revela la trama:

César Muela

Melómano, periodista y músico en mis ratos libres. Coordinador editorial en Weblogs SL. Padre de Más Decibelios. También colaboro en RafaBasa.com

Latest posts by César Muela (see all)

Etiquetas: , ,




4 Respuestas a Los mejores momentos musicales de Breaking Bad

  1. Pingback: Por qué sonó Baby Blue de Badfinger para despedir Breaking Bad

  2. Calle dice:

    Bueno, me hubiera gustado ver en la lista la escena de los karts y el desolado regreso a casa de Jesse, mientras suena “If I Had a Heart”, de Ray Fever, creo que es un momento clave para entender el vacío que Walter White amablemente regaló a Jesse.

  3. Daniel dice:

    Creo yo que falto también la canción “He venido” de Los Zafiros, en la escena que fue destruido su primera casa-rodante.

Deja un comentario

Volver arriba ↑