Metal meshuggah

Publicado el 14 de octubre de 2013 a las 10:33 | por César Muela

5

En busca del djent: un estilo, un sonido o todo a la vez

Los medios especializados de Estados Unidos y Reino Unido dedican cada vez más artículos a grupos englobados bajo la etiqueta “djent” (pronunciado como yent). Que si TesseracT por aquí, que si Periphery por allá, que si Meshuggah son los ‘inventores’, que si es absurdo meter en el mismo saco a bandas como Animal As Leaders con Textures, que si el término viene del sonido que hace la guitarra… Pero, espera, ¿qué demonios es el djent?

Qué es el djent

Todo surgió en el desaparecido foro de la web de Meshuggah, uno de los grupos más destacados del math metal y de la música burra contemporánea. Su guitarrista principal, Fredrik Thordendal, comentó en un hilo las características del sonido de su grupo y, al referirse a las guitarras, empleó el término djent para referirse a los power chords (acordes de quintas) de sus riffs. Escuchemos cualquier canción de Meshuggah y sustituyamos el sonido de la guitarra por un “djent, djent, djent” en nuestro cerebro. Un ejemplo breve, “In Death – Is Life”, de su disco Catch ThirtyThree:



A eso se refería Fredrik, simplemente como algo anecdótico. Sin embargo, Misha Mansoor, el guitarrista de Periphery, otro de los grandes exponentes del metal progresivo y enrevesado, comenzó a utilizar el término para referirse al género musical que practicaba en su proyecto en solitario (Bulb) y en su banda. A partir de entonces, aunque tanto Fredrik como Misha han renegado o aceptado el término según la época, el djent se ha quedado entre nosotros.

Un sonido

La mayor parte de formaciones asociadas al djent comparten un concepto de sonido parecido: guitarras con afinaciones muy graves (Sol, La Bemol, La…) y con una ecualización que prima los medios y los agudos (lo que les da un caliz muy brillante y afilado). Por ello, es bastante frecuente que los guitarristas de estos grupos usen guitarras de 7 y hasta 8 cuerdas para ganar más versatilidad y facilidad a la hora de tocar canciones que están unos 3 tonos por debajo del estándar en el rock (Mi). Además, para reforzar la contundencia que, de por sí, tiene un sonido grave, los grupos suelen recurrir a ritmos cambiantes y estructuras poco predecibles que, junto a baterías muy técnicas, consiguen un resultado caótico. Como consecuencia, la sensación rítmica o groove suele ser muy enérgica. El muro de sonido que consigue una banda djent es muy compacto y conciso, nada que ver con el fondo ruidoso que persiguen bandas de noise rock como Metz, muy de moda en el círculo independiente en la actualidad. El sonido djent es definido, agresivo y calculado al milímetro, no es fácil conseguirlo (vamos, que no es bajarse la afinación y ponerse a dar ruido).

Entonces, ¿solo son las guitarras las que definen el djent? Son el factor principal, sí, pero van acompañadas, como decimos, de una filosofía musical compleja. En cualquier caso, en los matices están los diferentes estilos.

Aquí va otro ejemplo de djent, en este caso de mano de Periphery:


Un estilo

De la misma manera que tenemos una idea preconcebida cuando nos hablan de un grupo de rock o de un grupo de heavy metal, creo que, poco a poco, el djent se está configurando también como un estilo con identidad propia. No se trata de que todos los grupos de un estilo suenen iguales, sino que compartan una serie de características comunes. Y en este caso, aparte del concepto de guitarras que hemos comentado unas líneas más arriba, las bandas djent comparten influencias claras: Meshuggah y Periphery. A partir de ahí, encontramos propuestas más comerciales y melódicas, como las de TesseracT, Textures o Circles, otras más extremas como las de Xerath o Aim For The Sunrise, más experimentales como Animals As Leaders o The Algorithm, etc.

En líneas generales, el djent es una evolución más de otros estilos como el metal progresivo y el metalcore. Las variantes que cada grupo introduzca construirán una personalidad distinta, pero compartirán unas raíces que apuntan a un metal contundente hecho con una lógica casi matemática. Del mismo modo que Pantera, Machine Head y Sepultura surgieron a principios de los años 90 como puñetazo en la cara al glam rock (Bon Jovi, Stryper, Twisted Sister, etc.) me da la sensación de que el djent está siendo la respuesta al nu metal, metalcore y metal contemporáneo, que llevan años estancados en las mismas fórmulas.

Algunas recomendaciones

Si quieres meterte en el mundo del djent, hemos creado una playlist con algunos de los grupos que no puedes perderte. Aparte de los indiscutibles Meshuggah y Periphery, encontrarás una variedad amplia en la que, además, hemos incluido a Vortice, un grupo español que está en plena grabación de nuevo disco.



Por último, si quieres estar al día de la actualidad de la escena djent, no te pierdas Got-Djent, una web enteramente dedicada a este estilo-sonido-escena.

César Muela

Melómano, periodista y músico en mis ratos libres. Coordinador editorial en Weblogs SL. Padre de Más Decibelios. También colaboro en RafaBasa.com

Latest posts by César Muela (see all)

Etiquetas: , ,




5 Respuestas a En busca del djent: un estilo, un sonido o todo a la vez

  1. Pingback: Endless Slaughter, nueva canción de Limp Bizkit

  2. Pingback: Crítica de Hymns For The Broken, nuevo disco de Evergrey

  3. Pingback: Crítica del nuevo disco de Angra, Secret Garden

  4. Pingback: Meshuggah en España 2016: Madrid y Barcelona, detalles

  5. Pingback: Crítica del nuevo disco de Meshuggah, The Violent Sleep of Reason

Deja un comentario

Volver arriba ↑