Canciones sin derechos de autor: las mejores webs de música sin copyright

Mejor no arriesgar.

Anuncios

Si estás buscando música para incluir en tu proyecto, en un vídeo de YouTube o porque estás grabando tus primeros temas, conviene que tengas cuidado a la hora de saber si tienen derechos de autor o cómo conseguir una licencia para utilizar la obra.

El mundo de la industria musical mueve millones de euros al año y lo hace, en gran medida, debido a que cada artista o creador obtiene unos derechos sobre su obra y cada vez que esta es utilizada por terceros obtiene unos royalties. Esto es debido a la existencia de licencias musicales.

Normalmente los derechos sobre la obra de los artistas los tienen los propios autores, su discográfica o fondos de inversión. Y solo se puede utilizar música con fin comercial cuando se tiene una licencia. Esta licencia puede ser gratis, especialmente las Creative Commons, con sus diferentes tipos que comentamos en breve.

Otra opción, en vez de utilizar una licencia gratuita, podría ser comprarla, y quien gestiona esto en España es la SGAE, la Sociedad General de Autores y Editores. Si, por ejemplo, quieres utilizar un tema protegido por derechos de autor, lo que tendrías que hacer es solicitarles presupuesto y decir para qué vas a querer utilizar la obra. Un gigante como Netflix puede permitirse pagar las cantidades que suelen pedir, pero un particular lo tiene más difícil.

En este artículo hablamos de qué opciones tienes y qué páginas mirar para descargar canciones sin derechos de autor.

Anuncios

Lo primero, es importante el año de su creación, ya que si han pasado 70 años desde la muerte de su autor, la canción pasa automáticamente a ser de Dominio Público y podrás utilizarla sin restricciones. Aunque un apunte importante: por un cambio legislativo, los autores fallecidos antes del 7 de diciembre de 1987 rigen por la ley anterior, que protege los derechos de sus obras 80 años después de su muerte. Un portal muy útil para saber qué temas están en este estado o van a pasar a estarlo es PD Info.

De todas maneras, debes saber que si por ejemplo quieres incluir música clásica en tu proyecto (Beethoven, Bach, Mozart, Vivaldi…), lo podrás hacer sin problemas porque han pasado incluso cientos de años desde la muerte del compositor. Eso sí, de compositores de música actuales no.

Otra manera muy útil es YouTube. La mayor plataforma de vídeos a nivel mundial, que atesora la gran mayoría de pistas musicales desde hace décadas, tiene su propio algoritmo para identificar los usos ilegales de la música, el Content ID. Este algoritmo se encarga de revisar que todo lo que se sube a la plataforma esté protegido por derechos de autor y si no lo está, manda un aviso.

La forma más útil de saber si la canción está protegida por derechos de autor en YouTube es mirando la descripción del vídeo, donde aparecerá reflejado el artista y quién ha cedido los derechos a YouTube para su reproducción.

Para asegurarte de que la canción está totalmente libre de derechos, lo ideal es utilizar aquella música bajo licencias Creative Commons, existiendo 6 tipos, cada uno con un icono diferente:

Tipos de licencia

licencias gratuitas de musica

En todos los tipos de licencia Creative Commons es obligatorio el reconocimiento a su autor, es decir, que aparezca referenciado su nombre en cualquier uso que se haga de la obra. De ahí el icono “BY”.

Reconocimiento (BY)

Esta licencia permite cualquier explotación de la obra, incluyendo la finalidad comercial, la creación de obras derivadas y su distribución. La única condición es que se haga referencia expresa al autor, como en todos los casos.

Reconocimiento – Compartir Igual (BY-SA)

Esta licencia permite el uso comercial de la obra y de sus derivadas pero la distribución de estas se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

Reconocimiento – Sin Obra Derivada (BY-ND)

Se puede utilizar de forma comercial la obra pero no generar obras derivadas.

Reconocimiento – No Comercial (BY-NC)

Con esta licencia se pueden generar obras derivadas pero sin un uso comercial de las mismas. Y claro, no se puede utilizar la obra original con fines comerciales.

Reconocimiento – No Comercial – Compartir Igual (BY-NC-SA)

Con esta licencia no se puede hacer uso comercial de la obra original ni de las obras derivadas. Se podrán distribuir las obras derivadas bajo una licencia igual a la que regula la obra original.

Reconocimiento – No Comercial – Sin Obra Derivada (BY-NC-ND)

La más restrictiva. Solo permite utilizar la obra original sin fines comerciales. Sin transformarla.

Páginas para descargar canciones sin derechos de autor

Ahora vamos a echar un vistazo a las mejores opciones para descargar pistas y temas asegurándote de que están libres de derechos. Diferenciamos, dependiendo de lo que quieras/puedas gastarte para conseguir la licencia de los temas, entre páginas completamente gratis o de pago (y con alguna funcionalidad gratis):

Páginas de pago

Audionity

audionity 1

Desde el sitio web de Audionity dicen ser la primera comunidad independiente de compositores en España que ofrece música directamente del autor al productor, con precios que van desde los 5€ por tema como mínimo.

Tienen una biblioteca de 600 temas para ser comprados, con categorías que van desde música acústica de guitarra o piano a ambiental, balada, blues, pop, rock, flamenco, jazz… Tienen buen apartado de música para cine y videojuegos, con bastantes tipos; además de música corporativa y de publicidad o televisión.

El precio en general depende de la duración de la canción y es estipulado por el autor en cada caso. Así, grosso modo, podríamos decir que el minuto de canción, según el autor, ronda los 10€.

Jamendo

jamendo 1

Lo primero que nos aparece al entrar en la página de Jamendo es esta pantalla para elegir entre dos opciones. Pinchando en la izquierda tendremos:

jameno3 1

En este apartado podremos escuchar música de manera gratuita y descargarla también pero sin uso comercial, es decir, solo para nosotros. Cualquiera de las canciones que seleccionemos podremos descargarla con licencia Creative Commons de tipo BY-NC. Hay gran cantidad de playlists, radios y los nuevos artistas tienen gran facilidad a la hora de subir su música para darse a conocer.

Si clicamos a la derecha en música libre de derechos para uso comercial, en “música para vídeos”, tenemos:

jameno2 1

En este apartado tenemos una gran base de datos de música de aproximadamente 9000 artistas. Cuando has elegido un tema, permite la opción de elegir entre varios tipos de licencias, la Standard por 19€, la Amplia por 49€ y la Enterprise de precio variable. Se trata, por tanto, de tarifas reguladas que permiten (o limitan) el uso de los temas según su fin comercial. Si, por ejemplo, quieres utilizar el tema en tu podcast, te valdrá con la Standard; pero si quieres introducirlo en un proyecto de cine tendrás que optar por la Amplia.

Los aspectos positivos es que se trata de un único pago a cambio del usar el tema de forma indefinida y, sobre todo, aseguran que los artistas se llevan hasta el 65% de esos ingresos.

Si, por último, pinchamos en “música de fondo”, accedemos a varios tipos de radios de música ambiental para locales. El pack normal, con prueba gratis durante 2 semanas, cuesta 5€ al mes para locales de menos de 1.000 m2. La tarifa aumenta en caso de cadenas o grandes superficies.

Free Music Projects

free

De la página de Free Music Projects destacamos que diferencia varios tipos de licencia. La Clase A es para uso personal y no comercial, con precios de 9€ a 19€ según obra. La de Clase B es para empresas y uso comercial, es decir, monetizable pero de rango autonómico o local, con amplitud de precios de 29€ a 49€. Por último, la de Clase C extiende la B al ámbito nacional incluso internacional con precios variables entre 99€ y 199€ según la obra.

En el apartado de música para negocios, distingue el tipo de empresa para elegir música, en general, desde 42€/año. Tiene, a la izquierda de la página, apartados para descargar música libre de derechos gratis, de dominio público y sin copyright de YouTube (aunque los dos últimos casos sí hay que pagar).

Páginas gratis

Soundcloud

sound 1

La página de Soundcloud es una de las más famosas de esta lista. Una de las principales diferencias respecto a las anteriores es que está pensada para ser una red social de músicos y usuarios, donde pueden subir sus canciones, dar me gusta, comentar y promocionarse. Soundcloud incluso permite dejar comentarios a los usuarios en determinados momentos de la canción.

Como artista, tienes tu propio apartado de Soundcloud para subir tus temas y recibir ingresos según el número de reproducciones de los usuarios. Permite, incluso, distribuir tus temas a otras plataformas como Spotify, Apple o TikTok.

Soundcloud, como es habitual en los servicios de streaming, funciona con una suscripción mensual de 6€/mes para no escuchar anuncios. Por 10€/mes puedes también mezclar pistas con una selección de apps para DJ. Es posible encontrar música libre de derechos para usar en proyectos audiovisuales dentro de sus listas de reproducción, de manera gratuita.

Audionautix

jason 1

Audionautix es un proyecto personal del músico y compositor Jason Shaw, que permite descargar y utilizar cualquiera de sus temas mientras se le dé crédito. Eso sí, no se puede vender su música a terceros, solo utilizarla para otra cosa mientras lleve su nombre. Algo así como una licencia Creative Commons de tipo BY, es decir, la más permisiva.

Como vemos, a la derecha de la pantalla Shaw permite realizar donaciones para cubrir la manutención de la página. Es, de momento, la única de todas cuya descarga de canciones es totalmente gratis.

Dig.ccMixter

dig 1

Por último, tenemos un sitio muy interesante, dig.ccMixter permite encontrar música que han subido los autores previamente para ser destinada para proyectos de vídeo o cine, para proyectos comerciales (dando crédito al autor) y música para videojuegos. Funcionan con licencias Creative Commons y mediante un sistema de donaciones.

YouTube

you 1

Otra gran opción es la YouTube Audio Library, la plataforma propia de YouTube para encontrar pistas, sonidos, efectos y demás música libre de derecho para tus proyectos audiovisuales. Eso sí, tu proyecto debe tener relación con YouTube.

Free Music Archive

freem 1

Al entrar en la página de Free Music Archive nos da dos opciones. La de la izquierda requiere de comprar las licencias de música de manera similar a las páginas que comentamos arriba aunque en general más caro. La de la derecha permite descargarla, transformarla e incluirla en tu proyecto gratis, bajo el paraguas del BY-SA de Creative Commons. Es decir, reconociendo al autor original, y, caso de utilizar comercialmente el tema transformado, distribuirlo bajo la misma licencia del original.

Esperemos que os haya sido de utilidad la lista y saquéis provecho de nuestras recomendaciones en vuestros proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio