Lana Del Rey – “Honeymoon”

Un pastiche posmoderno oscuro y sensual

El nuevo disco de Lana Del Rey, Honeymoon, llega tan solo un año después que Ultraviolence, un experimento sonoro que cambió la dirección establecida en Born To Die. Parece que fue ayer cuando la cantante saltó a la palestra gracias a aquel “Video Games”, y hoy, aquí la tenemos, con su tercer álbum bajo el brazo (cuarto si contamos su debut homónimo con la firma de Lizzy Grant). La pregunta es, ¿le queda recorrido a la artista más allá del hype y del personaje de chica artificial que ha construido?



Lo primero que hay que reconocerle a la cantante es que su música suena a ella. Puede absorber inspiraciones de Marilyn Monroe, de las bandas sonoras típicas de James Bond o de la propia Nina Simone, pero cuando escuchas uno de sus temas, sabes que es ella. Sucede con la primera del CD en sonar, “Honeymoon”, en la que la escuchamos con esa voz tan lánguida pero a la vez tan sensual. Las orquestaciones de película le dan ese toque siniestro y melancólico que predomina en la placa, y esos coros demuestran que hay un gran trabajo armónico detrás.

“Music To Watch Boys To” arranca con unas líneas de voz muy dance minimal, con unos coros respuesta interesantes y sobre los que va surgiendo un ritmo tenue y muy en segundo plano. Lana juega con sus susurros, con voces líricas y su registro más sensual para llenar la mezcla con un tema lento, con unos arreglos de viento misteriosos que quedan genial. En “Terrence Loves You” escuchamos la parte más dejada de Lana, esa que simplemente deja que salga aire (afinado, eso sí) con un piano de fondo. No entra a la primera y es una de las más experimentales, pero en lo que a producción se refiere tiene mucha tela que cortar. Es de esas canciones que te aburre o te embelesa. Ah, y tiene un guiño al Major Tom de David Bowie: Ground control to Major Tom, can you hear me all night long?

“God Knows I Tried” suena a noche de verano, cigarras incluidas. Esos arpeggios de guitarra eléctrica en limpio sirven de inquietante colchón para que Lana vaya subiendo tonos con su voz hasta llegar a ese lírico tan contenido y tan característico. Tiene un toque de folk americano bastante marcado y es la primera vez en el disco que nos topamos con un estribillo claro, que entra sin demasiado esfuerzo. Suena muy patriótica, pero, en realidad, es un lamento amoroso (como casi todos sus temas).

Quizá “High By The Beach” sea su intento más comercial dentro del álbum, a pesar de que la letra hable de colocarse en la playa. Ese ritmo R&B le sienta muy bien, así como esas dulces melodías que parecen transmitir cosas bonitas, pero no. Algunas perlas de los versos son You could be a bad motherfucker, but that don’t make you a man o The truth is I never bought into your bullshit when you would pay tribute to me cause I know that. Pegadiza, juguetona y chula. ( ¬‿¬)



Lo más parecido al pop que encontrarás en el disco se llama “Freak”, y es porque el timbre de la voz y las melodías se asemejan por momentos a Madonna. Luego se parece más a Sharon Sharon den Adel de Within Temptation, aunque cuando aparece esa caja de ritmos medio rapera media drum & bass la cosa se torna en otro experimento sonoro que odiarás o amarás. “Art Deco” es otra entrega de los susurros afinados de Lana con un bombo sumergido. Tiene un estribillo sensual y provocativo.

¿Por qué no recitar un fragmento de un poema de T.S. Eliot y meterlo como un interludio? Eso es “Burnt Norton”. Copiamos por aquí los versos:

Time present and time past
Are both perhaps present in time future
And time future contained in time past.
If all time is eternally present
All time is unredeemable.
What might have been is an abstraction
Remaining a perpetual possibility
Only in a world of speculation.
What might have been and what has been
Point to one end, which is always present.
Footfalls echo in the memory
Down the passage which we did not take
Towards the door we never opened
Into the rose-garden

Esa guitarra inicial de “Religion” puede traer buenos recuerdos a los seguidores del Born To Die (con “Video Games” en mente), aunque combina la intimidad de aquel álbum con la faceta más electrónica de Ultraviolence. “Salvatore” es otra de las pegadizas. Un violín nos pincela la melodía del estribillo justo al principio. El resto es un tema casi jazzero disfrazado con adornos de película de los años 20. No podrás más que acabar tarareando ese estribillo, y es difícil sacarlo de la cabeza.

“The Blackest Day” es la más larga del CD, con poco más de seis minutos de duración. Si lleváramos las melodías de voz a una canción con guitarras saturadas, una buena batería y bajo, pegaría absolutamente para una poderosa canción rock, pero en su lugar tenemos un melancólico y calmado llanto que suena a éxtasis. Una de las más armónicamente ricas.

Alguien compuso “24” pensando en ser banda sonora para una peli de James Bond, y cumple su papel a la perfección. Desprende mucha clase y la producción es exquisita. Ese cambio de tonalidad es brillante y le da una dinámica especial a uno de los cortes que más destacan sobre el resto. “Swan Song” bien podría estar en cualquier recopilatorio de música minimal de relajación. Aunque tiene unas orquestaciones muy buenas, no me ha conseguido transmitir demasiado.

La versión del “Don’t Let Me Be Misunderstood” de Nina Simone simplemente le viene que ni pintada a Lana. Es como si hubiera sido compuesta para ella y para su estilo de música en blanco y negro.

Conclusión

Gran producción y gran personalidad, una dupla complicada de encontrar estos días. Puede aburrirte profundamente o apasionarte de principio a fin, pero pocas veces podrás escuchar un pastiche posmoderno tan sensual y oscuro a la vez. Y sí, Lana Del Rey demuestra tener un recorrido cada vez más claro.

Ficha

Discográfica: Interscope
Fecha de publicación: 18 de septiembre de 2015
Tres canciones fundamentales: “High By The Beach”, “Salvatore”, “24”
Escúchalo: en Spotify
Cómpralo: Amazon, iTunes, Fnac

Portada

lana-del-rey-honeymoon

Listado de temas

  1. Honeymoon
  2. Music To Watch Boys To
  3. Terrence Loves You
  4. God Knows I Tried
  5. High By The Beach
  6. Freak
  7. Art Deco
  8. Burnt Norton
  9. Religion
  10. Salvatore
  11. The Blackest Day
  12. 24
  13. Swan Song
  14. Don’t Let Me Be Misunderstood

Gira

Lana Del Rey no tiene ninguna fecha confirmada por el momento. Más info en su web oficial.

Total
1
Shares
9 comentarios
  1. Sus criticas no me acaban de llegar del todo, sin embargo las respeto como seguidora de la cantante, sin embargo no comprendo porque insisten en calificarla como una “artista artificial” cuando creo que es lo que menos demuestra en sus letras y melodías, y mas por estos últimos años de carrera, es todo simplemente, le recomiendo no calificarla de esta manera.

  2. “Honeymoon” marca un momento muy importante en la carrera de Lana del Rey. La cantante nos entrega su mejor disco hasta ahora, el cual aún presenta una división entre la Lana del Rey que propone e innova y al mismo tiempo está segura de su música y aquella que se deja llevar por el estilo que vende con su imagen y que nos entrega canciones que hemos visto antes en “Born to Die” y “Ultraviolence”. “Honeymoon” aún no es el disco que consolidará a Lana del Rey como una de las cantantes más importantes de nuestros tiempos, pero definitivamente es un paso en la dirección correcta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo anterior

El cantante de Sabaton pierde una apuesta y tendrá que caminar 550 km para llegar a un concierto

Artículo siguiente

De barrica de vino a guitarra eléctrica: así suena la Gibson Custom SG Osborne

Artículos relacionados