The Killers – Pressure Machine

The Killers se alejan del rock de estadio en un interesante álbum.

El nuevo disco de The Killers se llama Pressure Machine y llega apenas un año después de Imploding the Mirage (2020). Así suena este trabajo de Brandon Flowers y compañía.

Pressure Machine, el audaz nuevo álbum conceptual de The Killers, es tan premonitorio y lúgubre -¿cuán premonitorio y lúgubre es? – que Brandon Flowers podría recibir pronto una carta de cese y desistimiento del departamento de turismo de Utah.

El séptimo álbum de estudio de la banda (y el segundo en 12 meses) se aleja del rock arenoso maximizado de Imploding The Mirage de 2020 y, en su lugar, pinta un retrato en escala de grises de la supervivencia en un pueblo pequeño, centrado específicamente en el hogar de la adolescencia de Flowers, Nephi, Utah.

Es en parte una retrospectiva del country-rock, en parte un thriller de los hermanos Coen y en parte This American Life, ya que The Killers encargó a un ingeniero de sonido -¡de la NPR, nada menos! – para que grabara a los habitantes reales de la ciudad del valle del noroeste hablando con franqueza sobre sus melancólicas vidas.

Y estos relatos, que guían el álbum de 11 pistas, no son postales de color de rosa: historias de suicidio en tren (“Quiet Town”), adicción a los opiáceos (“In Another Life”), abuso doméstico (“Desperate Things”) y una anécdota especialmente desgarradora sobre una chica que se tumba sobre su caballo, llorando por su pata rota, sabiendo lo que significa (“Runaway Horses”).

La resistencia humana, o al menos la satisfacción, se reconoce en el último tema, “The Getting By”, en el que se escucha a una mujer explicar las alegrías de la vida en el campo: sus hijos montan en motos de cross, su otro hijo caza alces. “Las montañas están en nuestro patio trasero, eso es lo bueno”, dice.

En cuanto a la intensidad emocional, Pressure Machine es tan crudo y conmovedor como cualquier proyecto de los Killers hasta la fecha, un esfuerzo que, afortunadamente, va más allá de su culto a Bruce Springsteen. Sin embargo, el Boss todavía se filtra en algunos momentos, como en la ardiente armónica de la época de Nebraska de “Quiet Town”, la cadencia vocal abatida de “Terrible Things” y la caracterización de “Desperate Things”, donde Flowers adopta el personaje de un oficial de policía, no muy diferente de “Highway Patrolman” de Bruce.

Pero el clímax de “West Hills” se siente fresco y original, reforzado por el regreso del guitarrista cofundador Dave Keuning, que no tocó en Mirage. Su crujiente solo en “Cody” es particularmente fuerte. El disco también recibe una pequeña sacudida de la estrella indie Phoebe Bridgers, que contribuye con una voz de apoyo familiarmente etérea en “Runaway Horses”.

Sin embargo, el álbum sufre momentos de desconexión, ya que la relación sonora de algunas canciones con las introducciones habladas de sus narradores parece forzosamente encajada. “Quiet Town” se resiente en este sentido, ya que su escalofriante comienzo -un hombre que habla de cuántos habitantes de la zona mueren atropellados en el ferrocarril cada año- desemboca en una suave melodía pop-rock que evoca a Hall and Oates.

Conclusión

Pressure Machine es, en su totalidad, un gran swing encomiable y genuinamente sorprendente, que conecta bien con la audiencia en su mayor parte. Es un proyecto que demuestra que The Killers aún no se conforman con el estatus de legado rockero en los festivales. Aunque será interesante ver si el fan medio de The Killers concederá a este álbum la escucha atenta que merece – o se limitará a pasar a toda velocidad por la “ciudad de alambre de púas de los sueños de alambre de púas” (“barbed wire town of barbed wire dreams.”), uno de los versos de “Terrible Things”.

Adaptación al español de la crítica de Bobby Olivier.

Ficha

The Killers – Pressure Machine

The Killers – Pressure Machine
8 10 0 1
The Killers se aleja del rock de estadio para abrazar el country y la música nostálgica.
The Killers se aleja del rock de estadio para abrazar el country y la música nostálgica.
8/10
Nota
Muy bueno

Portada

Tracklist

1. West Hills
2. Quiet Town
3. Terrible Thing
4. Cody
5. Sleepwalker
6. Runaway Horses (con Phoebe Bridgers)
7. In The Car Outside
8. In Another Life
9. Desperate Things
10. Pressure Machine
11. The Getting By

Fecha lanzamiento: 13 de agosto de 2021
Discográfica: Island
Mejores canciones: “West Hills”, “Terrible Thing”
Escuchar: en Spotify, Apple Music
Comprar: en Amazon

Un gran swing encomiable y genuinamente sorprendente

The Killers - Pressure Machine
4 5 0 1
The Killers se aleja del rock de estadio para abrazar el country y la música nostálgica.
The Killers se aleja del rock de estadio para abrazar el country y la música nostálgica.
4,0 rating
4/5
Total Score
Total
0
Shares
Suscribir
Notificarme de
guest
0 Comentarios
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Artículo anterior

Iron Maiden – “Stratego”

Artículo siguiente

Cruella: banda sonora y todas las canciones de la película de Disney

Artículos relacionados
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor, deja tu comentariox
()
x