Crónicas

Publicado el 19 de julio de 2015 a las 19:24 | por César Muela

11

Korn cayó como una roca pesada en el Resurrection Fest 2015

Aunque tenemos mucho que contar de estos días, preferimos empezar por el concierto de Korn en Resurrection Fest 2015 porque nos pareció uno de los puntos álgidos. Era la jornada que tenía más opciones de ser la más concurrida porque era sábado, pero es que hacía seis años que la banda de Jonathan Davis no pasaba por España, así que no es de extrañar que atrajeran a más gente que Motörhead, también cabeza de cartel del evento pero de la jornada anterior. Todavía no tenemos datos oficiales de público, pero saltaba a la vista que en la actuación de los californianos el Campo de Fútbol Municipal de Viveiro estaba más lleno que en ninguna otra. Y para muestra, esta foto que tomamos:

korn-españa-2015

Público en el concierto de Korn en el escenario principal del Resurrection Fest 2015

Como casi todos los conciertos en esta edición, Korn empezó puntual a su hora: 23.40. Reinando la parte posterior del escenario encontrábamos un enorme telón con la portada del primer y homónimo álbum del grupo, que la formación interpretó de manera íntegra (metiéndole, eso sí, un tijeretazo a “Helmet in the Bush”, que dura más de 17 minutos en la versión de estudio).

escenario-korn-españa-2015

Telón del escenario de Korn en el Resurrection Fest 2015

La sensación que había entre el público cuando Ray Luzier comenzó a tocar el ride de la batería en “Blind” era de calma tensa. Había tantas ganas de verles en acción que todo el mundo estaba deseando que explotara para soltar adrenalina. Cada acorde de guitarra recrudecía más esa sensación hasta que finalmente Davis gritó ese “Are you ready?!” que todo el mundo coreó. Lo que vino después es para vivirlo, pero se puede resumir en una explosión colectiva que se transformó en una masa compacta de gente que se movía lenta pero bruscamente en las primeras filas como si fuera un organismo unicelular. Si estabas dentro de ese vórtice, verías personas volando por encima de ti, muchos pogos, poco aire entre persona y persona y mucho polvo, producto de los botes de las miles de personas que estaban viendo, por fin, a una de sus bandas.

Y eso solo pasa en conciertos grandes, en los que el público quiere estar más y más cerca de sus ídolos y, además, quiere vibrar al compás de cada tema. En esta ocasión estaba el añadido de que el repertorio estaba orientado a los seguidores del primer trabajo de la banda, que es uno de los favoritos de los seguidores aunque no el que más hits contiene, pero es un símbolo, es donde todo el fenómeno musical en torno a esta formación surgió. Unos se quedarán con la rabia que transmitió “Faget”, otros con el momento gaita de “Shoots and Ladders” (y encima en Galicia, pensarán muchos), otros con la pesadez de “Fake” e incluso otro preferirán que no hubiese sonado el CD entero para escuchar temas de otras etapas, pero hay algo que fue objetivo e indiscutible: Korn fue una apisonadora que cayó como una roca de miles de toneladas en el escenario principal del Resurrection Fest.

Sin perder un ápice de profesionalidad, la banda lo dio todo y aquí hay que destacar especialmente al centro de todas las miradas: Jonathan Davis. Cantó, gimió, gritó, susurró, saltó y lo vivió como si fuera ese primer concierto en el que se jugaba la trayectoria de su grupo. Su interpretación tuvo mucho feeling y ese fue el combustible principal de una actuación que seguro recordarán los miles de fans que se congregaron en Viveiro.

Hubo algún problema al principio con el sonido, pero tras los ajustes pertinentes, el quinteto encontró el equilibrio entre ese bajo gordo característico, esas rudas guitarras y esa voz tan personal. Ninguna pega en el apartado musical.

Lógicamente, con unos bises como “Falling Away From Me”, “Here to Stay” y “Freak on a Leash”, era difícil que algún seguidor de Korn no se fuera contento. Quizá alguno se quedara insatisfecho porque no pudo escuchar X canción de cualquier otro álbum de la banda, pero quienes vinieran buscando encontrarse a Korn, lograron presenciar un concierto memorable con lo mejor de los californianos.

Setlist de Korn en el Resurrection Fest 2015:

  1. Blind
  2. Ball Tongue
  3. Need To
  4. Clown
  5. Divine
  6. Faget
  7. Shoots and Ladders
  8. Predictable
  9. Fake
  10. Lies
  11. Helmet in the Bush
  12. Daddy

Bises:

  1. Falling Away from Me
  2. Here to Stay
  3. Freak on a Leash

Puedes escuchar el setlist en una playlist de Spotify.

Pronto publicaremos el resto de crónicas del Resurrection Fest 2015 (ACTUALIZAMOS con nuestra crónica general del festival).

Foto: Facebook de Korn (no pertenece al concierto del Resurrection Fest)

César Muela

César Muela

Periodista y músico. Sr. Lobo en Xataka. Padre de Más Decibelios. También colaboro en RafaBasa.com
César Muela

Etiquetas: ,




11 Respuestas a Korn cayó como una roca pesada en el Resurrection Fest 2015

  1. Pingback: Crónica general del Resurrection Fest 2015

  2. Silentium dice:

    Pues siento decirte y los cientos de personas que estaban a mi alrededor decían lo mismo (eso los que se quedaban porque la mitad se iban a tomar algo) que fue de lo peor de todo el festival. Cero conexión con el publico o el menor intento de animar a la gente (nada que ver por ejemplo con skindred), cero actitud por parte de los miembros (parecían que estaban anclados al suelo) y sonido con poca pegada a unos 50 metros. Entiendo que lo que describes sea tu opinión subjetiva como fan, pero debimos ver conciertos diferentes.

    • César Muela dice:

      No soy fan ni mucho menos de Korn, cuento lo que viví estando en el mogollón. Como es lógico, no es la misma experiencia en las primeras filas que al final, no se vive igual (y menos con el equipo de sonido, que perdía fuerza a partir de la pantalla grande de la mitad). Por supuesto que habrá gente que opine que fue lo peor del festival, pero no creo que eso sea menos subjetivo que lo que yo pongo 🙂
      Gracias por comentar!

  3. HDH dice:

    Es curioso cuando dos personas dan opiniones tan diferentes de un mismo evento. Pero es cierto que la critica peca de una falta total de objetividad. Nosotros estábamos al lado de la torre en frente del escenario y debo decir que todo el mundo (incluidos fans acerrimos de Korn) se sintieron totalmente decepcionados con el concierto. Viniendo esa misma tarde de ver la que liaron Heaven Shall Burn o Skindred la sensación fue de que Korn salian sin garra, sin actitud y con actitud de desidia. Es cierto que mucha gente se largaba a cenar, a tomar algo o a tirarse a la hierba. Para mi el titular es acertado, Korn cayo como una roca, pero como una roca de aburrimiento.

    • César Muela dice:

      Si tanta gente estaba decepcionada, ¿por qué se quedaron todo el concierto? Estoy de acuerdo en que lo que liaron HSB o Skindred es de otro planeta, pero es que son estilos completamente distintos, es como comparar una pera con una naranja. Yo no esperaba que Korn hiciera que la gente saltara durante casi todo el concierto y fíjate… Como le decía al compañero Silentium, no soy fan de Korn y en lo personal me gustaron mucho más otros conciertos, lo que cuento aquí es la sensación que percibí. Quizá si hubiera estado al final del recinto habría sido otra cosa.
      Saludos!

  4. diego dice:

    Esos fans de los que hablais… no serian muy fans. Porque el que es fan de korn sabe perfectamente que siempre hacen el teatrillo de ir de duros… y en estos ultimos años quiza hablan con el publico mas que antes. Y tocaron todo el primer disco es la gira aniversario . Esta claro que aunque sea un discazo, algunas canciones pues no son para el directo. Pero de ahi a decir aburrimiento? Prefieres ver a los maniquies de motorhead o fear factory?

  5. Chisco dice:

    100% de acuerdo con lo que dice Diego. Sin esa actitud, no sería un concierto de Korn. Para mi, como fan, fue un conciertazo. Me dieron justo lo que esperaba y el sonido ( al menos donde yo estaba) era BRUTAL. Ese bajo, ese animal en la batería, hasta Jonathan Davis estuvo impecable. Pues nada, me volví a casa con una sonrisa de oreja a oreja

  6. Millagui dice:

    Helmet in the Bush no dura 17 min ni en estudio. en todo caso serian 4:02. La que si dura 17min es daddy. pero contando los 5 min de silencio al final y la pista escondida Michael & Geri que concluye el álbum del todo.

  7. Capitán Luján dice:

    Korn mal, muy mal, decepcionante, aburrido y sin actitud. El pero concierto que vimos en todo el festival. No voy a decir penoso, porque Korn me mola y no quiero ser extremista, pero casi que preferí irme a cenar que seguir viéndolos…Desde 4ª/5ª fila y bien agusto que iba y no hubo manera. Los vi hace un tiempo y nada que ver. Para muestra de un concierto bien dao, Judas Priest ayer dio una buena masterclass…

  8. Peponote dice:

    Coñazo de concierto, efectivamente. Yo me quedé porque eran Korn y esperaba que arrancara. ¡Qué va! No vuelvo a ir a un concierto de estos ni aunque me paguen

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba ↑