Hoy hablamos de:

Ozzy Osbourne – Patient Number 9

Ozzy tira de amigos legendarios para su 19º álbum.

Otro nuevo disco de Ozzy Osbourne más. Sí, a sus casi 74 años. Vamos a ver qué nos ofrece este Patient Nº9:

Ozzy Osbourne quiere que sepamos algo: no está acabado. A pesar de los rumores, de las noticias, de esta crisis de salud o de aquella, el que fuera siempre el Príncipe de las Tinieblas sigue haciendo música. Y Patient Number 9 no es un canto de cisne, si puede evitarlo. Mientras Ozzy siga de pie (o incluso tumbado), y siga siendo capaz de reír, gritar y llorar ante un micrófono, puedes esperar que se levante una y otra vez como Nosferatu.

Esta vez sube la apuesta con un elenco de estrellas y solistas encabezados por los iconos del rock clásico Eric Clapton y Jeff Beck, junto con una inesperada reunión con su hermano pródigo de Black Sabbath, el maestro del riff Tony Iommi.

Desde la grabación de su último álbum, Ordinary Man, de 2020, Osbourne ha estado en modo de recuperación, revelando un diagnóstico de parkinson, neumonía, la curación de una mala caída en casa, además de otras enfermedades, lesiones y cirugías. Algunos de estos problemas de salud ya interrumpieron su planeado No More Tours 2 en 2019, y luego sucedió el COVID-19. La única solución fue que Ozzy grabara un nuevo álbum durante los largos meses del coronavirus.

Muchos invitados grabaron sus partes de forma virtual, interactuando con Ozzy y el productor Andrew Watt desde estudios en toda la ciudad o en todo el mundo. Otros se reunieron en el estudio de Watt en Beverly Hills.

Entre ellos había estrellas por derecho propio: al bajo estaban Duff McKagan y el que fuera miembro de la banda de Ozzy, Robert Trujillo; a la batería estaban Chad Smith de Red Hot Chili Peppers y el difunto Taylor Hawkins de Foo Fighters (en algunas de sus últimas sesiones de grabación). Los guitarristas Zakk Wylde y Josh Homme también estuvieron aquí, formando parte de un equipo de ensueño de largo alcance que se reunió en Patient Number 9 no como un lío disperso de pistas desajustadas, sino como un álbum cohesivo.

YouTube video

El mérito es de Watt, que se aseguró de que los numerosos invitados e ideas musicales estuvieran al servicio de las necesidades de Ozz, al tiempo que inyectaba algo de energía moderna en la mezcla. Es su segundo álbum en una colaboración continua con el creador del metal. Ordinary Man llegó casi una década después del anterior álbum en solitario de Osbourne, y siete años después de que Black Sabbath se reuniera finalmente y se despidiera con el bien recibido 13.

Watt es un mago del estudio que sigue siendo más conocido por su trabajo en el pop moderno y el hip-hop, guiando melodías de Cardi B, Justin Bieber y (más recientemente) Britney Spears con Elton John, y otros nombres que normalmente no aparecen en la reseña de un álbum de heavy metal. Pero Watt también es guitarrista y un verdadero creyente en el rock, así que cuando él y Ozzy conectaron por primera vez en el single “Take What You Want”, en el que Osbourne colaboró con el exitoso Post Malone, algo hizo clic y Ordinary Man siguió como un sorprendente regreso que pocos esperaban.

Aquel álbum era una colisión de estridencias y un toque ocasional de pop, pero Patient Number 9 es plenamente un disco de hard-rock y metal. Y si la idea de que Clapton y Beck tocaran en un disco de Ozzy Osbourne habría sido impensable en la enloquecida primera década de la carrera en solitario de Ozzy, en Patient Number 9 no sólo tiene perfecto sentido sino que te hace preguntarte por qué tardó tanto. Las viejas separaciones de género importan mucho menos en 2022 que en 1982.

En la nueva colección, la vida real es tan sombría como cualquier cosa que Ozzy haya conjurado en lo sobrenatural. La letra, “Nothing feels right …”, aparece en dos canciones diferentes. Lo cual es de esperar después de pasar demasiado tiempo con médicos y en habitaciones de hospital.

La canción que da título al disco se abre con el loco de Osbourne murmurando, llorando y riendo sobre una intrincada intro, gimiendo: “I want to go ho-o-o-ome … Mommy! Mami!” Casi puedes sentir los ojos de Ozzy rodando hacia la parte posterior de su cabeza mientras recuerda infelices estancias en hospitales de un tipo u otro, lamentándose en una voz casi infantil, “Escondiendo las píldoras dentro de tu boca/Tragándolas luego escupiéndolas”.

YouTube video

Como tema de apertura, “Patient Number 9” también incluye el deslumbrante trabajo de guitarra de Beck, que arranca un solo que no es un eco de su gloriosa juventud, sino el sonido de un guitarrista moderno que aún se esfuerza por explorar. Su forma de tocar es implacable, musculosa y misteriosa, acelerando y retrocediendo, tartamudeando y elevándose hasta el final.

Beck también aparece en la canción “A Thousand Shades”, de estilo Beatles (grupo favorito de Ozzy), con un solo final que se eleva con gritos eléctricos de éxtasis, y Osbourne ofrece la letra más melancólica del álbum: “Miro al cielo pero el sol nunca brilla… Hay mil tonos diferentes de oscuridad/Coloreando nuestra fe”. Ozzy también está acompañado por una orquesta dirigida por David Campbell (padre de ese otro Beck, el rockero alternativo de “Loser”).

Clapton causa una poderosa impresión en su único tema, “One of Those Days”, que refleja más su ultrapesado trío Cream que su primera época como Yardbirds. Comienza con una pista de blues de elegancia y fluidez, pero pronto pasa a un wah-wah explosivo que demuestra que el guitarrista de Slowhand todavía puede ser ruidoso y agresivo (y probablemente debería hacerlo más a menudo).

YouTube video

En la reunión de héroes de la guitarra de los Yardbirds falta Jimmy Page, por supuesto, pero el álbum aún refleja su presencia con la notablemente zeppelinesca “Immortal”, con capas de trabajo de guitarra de Mike McCready de Pearl Jam, Watt y Wylde. Ozzy canta una espeluznante historia de ser un vampiro al acecho: “La sangre en mi lengua sabe a eternidad”.

“No Escape From Now” es una canción que Iommi inició para el proyecto, con una ominosa introducción acústica que acompaña a la acuosa voz de Ozzy antes de tocar uno de sus aplastantes riffs de fuerza industrial. Desde cualquier punto de vista, es un punto culminante del álbum, y un indicio de lo que podría haber sido una reunión continua de Sabbath, si no fuera por problemas de salud y viejas tensiones.

Iommi también ofrece un salvaje solo en “Degradation Rules”, y Ozzy saca su armónica, un relámpago sónico que transporta instantáneamente la pista a otra época, cuando Sabbath y el metal estaban en sus primeras etapas de blues. Dentro de ese sonido extra-pesado, el cantante ofrece algunos comentarios sonrientes sobre la masturbación y el porno: “Pequeñas revistas pegajosas … Golpeando tus joyas … Masturbando a los tontos/ RedTube manda!”. La temática de la letra, por cierto, fue idea del fallecido Taylor Hawkins de Foo Fighters, que grabó justo la batería del corte (una de sus últimas grabaciones antes de morir).

Aunque Iommi, Beck y Clapton son los que más titulares acaparan, ningún músico del álbum es más esencial que Wylde, que toma la iniciativa en cuatro canciones, pero es el apoyo en varias más. Aunque no apareció en Ordinary Man, Wylde ha sido durante mucho tiempo el músico más devoto y fiable de Ozzy, un verdadero creyente en la historia de Ozzy y que sigue estando encantado de formar parte de ella. Como siempre, se siente tan cómodo aprovechando la tradición de Sabbath como recreando el deslumbrante torrente de guitarras de Randy Rhoads, al tiempo que construye sonidos propios en “Nothing Feels Right” y la sombría “Evil Shuffle”.

YouTube video

De manera real, el cósmico tema de cierre de apenas dos minutos, “Darkside Blues”, termina las cosas donde comenzaron las obsesiones musicales de Ozzy, con un espeluznante eco de blues. En la guitarra acústica, Watt toca un cuello de botella elástico para recrear algo de las antiguas notas de blues que inspiraron por primera vez a tantos rockeros británicos en los años 60, desde Cream y Led Zeppelin hasta los Rolling Stones y una joven banda de Birmingham llamada Black Sabbath.

Cuando Ozzy cierra el álbum con una carcajada final, suena mucho menos nostálgico que preparado para algo más. Tanto si vuelve a los escenarios como a los estudios (y a medida que su salud mejora lentamente), este “paciente del heavy metal” sólo suena recargado, sin estar listo para ninguna despedida o canción de cisne todavía.

Adaptación al español de la crítica de Steve Apleford.

Ficha

Fecha lanzamiento: 9 de septiembre de 2022
Discográfica: Epic Records
Mejores canciones: “Patient Number 9, “Nothing Feels Right”, “Degradation Rules”
Escuchar: en SpotifyApple MusicYouTube
Comprar: en Amazon

Portada

Lista de canciones de Patient Number 9

  1. Patient Number 9 (con Jeff Beck)
  2. Immortal (con Mike McCready)
  3. Parasite (con Zakk Wylde)
  4. Mr. Darkness (con Zakk Wylde)
  5. One of Those Days (con Eric Clapton)
  6. A Thousand Shades (con Jeff Beck)
  7. No Escape From Now (con Tony Iommi)
  8. Nothing Feels Right (con Zakk Wylde)
  9. Evil Shuffle (con Zakk Wylde)
  10. Degradation Rules (con Tony Iommi y Taylor Hawkins)
  11. Dead and Gone
  12. God Only Knows
  13. Darkside Blues

Lista de músicos que participan

  • Ozzy Osbourne: voz
  • Zakk Wylde: guitarra
  • Tony Iommi: guitarra
  • Jeff Beck: guitarra
  • Mike McCready: guitarra
  • Eric Clapton: guitarra
  • Robert Trujillo: bajo
  • Duff McKagan: bajo
  • Chris Chaney: bajo
  • Chad Smith: batería
  • Taylor Hawkins: batería

Gira

Ozzy ha reprogramado en varias ocasiones su gira No More Tours, y finalmente parece que le veremos actuar en España el próximo 10 de mayo en el WizInk Center de Madrid junto a Judas Priest (Entradas en Ticketmaster).

Ozzy Osbourne - Patient Number 9

Ozzy Osbourne - Patient Number 9
3 5 0 1
Incombustible Ozzy que, a pesar de rodearse de grandes estrellas, sigue brillando con su particular voz. No es su disco más trascendente, pero tiene suficiente material para rockear a gusto.
Incombustible Ozzy que, a pesar de rodearse de grandes estrellas, sigue brillando con su particular voz. No es su disco más trascendente, pero tiene suficiente material para rockear a gusto.
3,0 rating
3/5
Puntuación iBueno
Total
1
Compartidos
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados