Crítica: Public Image Ltd. – End of World — No estamos muertos 

Casi dos décadas después, el grupo de el ex Sex Pistol John Lydon vuelve con nuevo disco. Así suena lo nuevo de Public Image Ltd.

Después de ocho años de espera, Public Image Ltd. regresa con un álbum sin concesiones: lo analizamos. 

Durante su larga carrera, cada disco de Public Image Limited ha evitado ceñirse a las tendencias musicales de la época. Siempre a contracorriente, en la periferia de la industria, todo suscrito al momento vital de John Lydon; líder indiscutible de la formación desde sus inicios. 

Lydon nunca ha sido un gran cantante, ello lo reconoce él mismo. Sin embargo, conseguir escapar de la leyenda negra de los Sex Pistols, mantenerse en la brecha durante casi cincuenta años, es un mérito. El problema no es alcanzar la cima, sino sobrevivir con dignidad. 

Si quieres recibir contenido gratis como este en tu móvil, únete a nuestro canal de Telegram:

telegram logo

Tal como nos tiene acostumbrados, las letras de End of World (PIL Official, 2023) tratan sobre las eternas diatribas sociales, políticas y personales de Lydon. Este siempre ha priorizado la profundidad —en especial las emociones humanas— a lo superficial. Su visión es crítica, pesimista, nihilista y combativa. Al mismo tiempo, pese a la bilis y mala leche, nunca pierde la esperanza de un futuro mejor. 

La melancólica “Hawaii”, primer adelanto del álbum, fue una tierna balada dedicada a su esposa, Nora Forster, que falleció de Alzheimer el pasado mes de abril. «Don’t fly too soon, no need to cry, in pain, you are loved…». Lydon jamás había sonado tan sincero, íntimo y vulnerable. Respecto a su fracaso como tema elegido para representar a Irlanda en Eurovisión, otro punto surrealista en historia del cantante. Y van unos cuantos… 

Videoclip de “Hawaii”

El disco abre con “Penge”: voz procesada que casi no parece la de Lydon, sonido que roza lo industrial. Su tema más arriesgado en décadas. Una rareza que podría haber encajado en el mítico Metal Box (Virgin, 1979) sin problema. 

Videoclip de “Penge”

“End of the World” suena agria, casi punk, con guitarras afiladas y el mejor riff del álbum, en la que Lydon se desgañita como en los viejos tiempos: «Deeper the danger, the higher the peak, one thing is certain, it ain’t me and you, that’s weak».

“Car Chase”, bajo prominente y sintetizadores en primer plano, recuerda al trabajo de los ochenta del combo. Temática: un individuo que escapa de una institución mental todas las noches sin que sus celadores lo sepan para salir de juerga. 

Videoclip de “End of the World”

“Beging Stupid Again”, tema conducido por la sección rítmica y teclados, resulta una pulla a los jóvenes estudiantes de izquierdas de la Generación Z para lo que todo es motivo de queja, llanto y recriminación. «All maths is racist, pretending again, passive-aggressive, again and again…». Sardónico, Lydon evita cantarla en serio. 

En “Walls” habla sobre Estados Unidos, su país de adopción, la necesidad de crear una barrera para protegerse de la locura del mundo exterior, con el fraseo típico del cantante. Guitarra funk y ritmo dub de pista de baile. En “Pretty Awfull” ataca a la moda actual, ridícula y carente de riesgo, perfecta para una sociedad que se conforma con lo que le vendan, tenga calidad o, todo lo contrario. Cabe destacar el bajo de Scott Firth, gran protagonista de la mayoría de los cortes. 

La atmosférica “Strange” es el tema más pop del conjunto, con una estupenda batería de Bruce Smith. Una oda a la naturaleza; joya oculta en el ecuador del elepé. “Down in the Clown Again” continúa la senda bailable. Voces amplificadas, solo áspero de Lu Edmonds que aporta matices a la canción, bajo resonante. Engancha con las escuchas.

“Dirty Murky Delight” es una especie de music hall irónico que, a pesar de su jovialidad, resulta el tema más flojo del disco. “The Do That”, glam rock acelerado en el que Lydon reafirma sus posturas: nadie impedirá que haga lo que le apetece. Una puesta al día de “Rules and Regulations” sin la pegada de antaño. Otro pequeño resbalón. 

El nivel vuelve en “LFCF” (Liars, Fakes, Cheats and Frauds), en la que ataca a sus antiguos compañeros de los Sex Pistols, que aceptaron incluir sus canciones en la miniserie Pistol (Hulu, 2022), para el desagrado de Lydon. Nuevamente, resolvieron sus diferencias en los tribunales. Con el paso de los años es inevitable pensar que LydonMorrissey tienen bastante en común. En la enérgica “North West Passage”, el cantante recorre un campo nevado en un trineo tirado por perros: la necesidad de huir del presente es notoria. 

End of World es un disco asequible, casi comercial, sin la rabia y experimentación característica de la banda. Como curiosidad, la portada es del propio Lydon. En mi criterio, su mejor trabajo desde que regresaron en el 2009. Puede que una pequeña poda —“Dirty Murky Delight” y “The Do That”— hubiese mejorado el conjunto. No obstante, el trabajo continúa siendo satisfactorio. Resulta complicado que PiL decepcione. 

Ficha

Discográfica: PiL Official
Fecha de publicación: 11 de agosto de 2023
Mejores canciones: “Penge”, “End of the World”, “Car Chase”, “Hawaii”
Escuchar: Spotify, Apple Music, YouTube
Comprar: Amazon

Portada

pil end of the world portada

Lista de canciones

  1. “Penge”
  2. “End of the World”
  3. “Car Chase” 
  4. “Being Stupid Again” 
  5. “Walls” 
  6. “Pretty Awful” 
  7. “Strange” 
  8. “Down On the Clown” 
  9. “Dirty Murky Delight” 
  10. “The Do That” 
  11. “LFCF” 
  12. “North West Passage” 
  13. “Hawaii” 

Gira: 

La banda tiene programada una gira europea, aunque por ahora ningún concierto a la vista por España. Más detalles en su web.

D9CE4365 BE3A 4B49 AA49 FF5207CFE89D

Newsletter de Más Decibelios

El artículo sigue más abajo, pero queremos avisarte de que tenemos una newsletter gratuita que enviamos cada domingo, así que si quieres estar al tanto de lo que pasa en el mundo de la música, cine y series, déjanos tu correo en el cuadro siguiente y nosotros nos encargamos del resto:

Public Image Ltd. — End of World 

Public Image Ltd. — End of World 
3.5 5 0 1
Un trabajo en el que John Lydon y sus secuaces echan toda la carne en el asador desde un prisma maduro y melódico. La enésima reinvención de una banda que no acepta etiquetas. 
Un trabajo en el que John Lydon y sus secuaces echan toda la carne en el asador desde un prisma maduro y melódico. La enésima reinvención de una banda que no acepta etiquetas. 
3,5 rating
3.5/5
Puntuación iGenial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio