The Smashing Pumpkins publican la segunda parte de su ópera rock Atum: Act II: crítica

Escuchamos la nueva entrega de "Corgan y sus cosas".

Segundo de los tres actos del nuevo disco de la banda de Billy Corgan.

Para The Smashing Pumpkins hacer justicia a su legado, a clásicos como Siamese Dreams (Virgin, 1993) o Melon Collie and the Infinite Sadness (Virgin, 1995) siempre ha sido una tarea ardua, por no decir imposible: el listón se encuentra demasiado alto. Reinventarse, publicar obras maestras cuando se cuenta con una carrera extensa, resulta complicado para los músicos. 

ATUM no ha terminado en calar en el fandom de la banda. Todo lo contrario, este clama por una reedición de Machina/The Machines of God (Virgin, 2000) e incluso alaba Mary Star of the Sea (Martha’s Music, 2003) de Zwan, que cumplió su veinte aniversario el mes pasado. «Porque hay mucha gente que cree que menos es más en estos días. Estoy en el lado opuesto, de hecho, creo que más es más», declaró Billy Corgan cuando presentó el disco. A nadie le sorprende, el exceso es el modus operandi del cantante. 33 canciones más 10 temas extras… ¿Realmente es necesario que el elepé cuente con tamaña magnitud? 

Si quieres recibir contenido gratis como este en tu móvil, únete a nuestro canal de Telegram:

telegram logo

Corgan hace lo que le viene en gana sin tener en cuenta la opinión ajena: discográficas, público, mánagers, prensa musical, etcétera. Atum: Act I (Martha’s Music, 2022), en líneas generales, recibió críticas tibias por parte de los medios. Sus seguidores tampoco lo acogieron con los brazos abiertos y la parroquia de los noventa ni siquiera se molestó en darle una oportunidad. La conclusión es evidente: los fans que siguen a The Smashing Pumpkins oscilan entre los 25/45, año arriba, año abajo, puede que de Oceania (EMI, 2012) en adelante. ATUM está enfocado a ese sector, por consiguiente, cuesta creer que complazca a la vieja guardia. 

Aquellos que busquen a los Pumpkins más abrasivos se sentirán decepcionados. El single “Beguiled” —con sus reminiscencias a “Zero”— es la única canción en la que las guitarras cumplen un papel principal. Aunque los riffs de “Empires” y “Moss” suben las revoluciones —siempre desde el prisma melódico actual—, que nadie espere el feeling por el que los de Chicago alcanzaron la fama mundial. Corgan ha vendido el álbum de forma errónea: prometió un sonido impulsado por guitarras. Por desgracia, no ha cumplido su palabra. En cuanto la parte conceptual del proyecto, puro humo. Melon Collie…, Machina… y ATUM son trabajos independientes sin hilo conductor. Que nadie se deje engañar.

Videoclip de “Beguiled”

Se echa en falta el sentido de la melodía, del estribillo que enganche, de la profundidad que se quede grabada en la mente y obligue a salir a comprar el disco. Dudo que alguien coloque cualquiera de los cortes de ATUM por encima de las viejas glorias, cuando el grupo emocionaba, transmitía sentimientos con su música. Ahora todo es correcto, bien meditado, pulido hasta el extremo, sin embargo, carente de gancho. Se extraña un poco de suciedad en los surcos. De nada sirve componer infinidad de cortes si ninguno está escrito con el corazón o, mejor aún, con las vísceras. Atum: Act ll cuenta con el mismo sonido de la primera parte; apenas se nota la diferencia.

“Avalanche” arranca con una introducción conducida por teclados para irrumpir en un luminoso tema pop. “Neophyte” destaca por su electrónica y coros: podría ser un buen sencillo. “Night Waves” no termina de despegar. Su inicio es prometedor, no obstante, aporta poco al elepé. La nocturna “Space Age” recuerda a los momentos más sosegados de Siamese Dreams. “Every Morning” y “To the Grays”, con sus atmósferas sintéticas, vuelven a transmitir la nostalgia ochentera presente en las últimas entregas de la formación. 

Los sintetizadores dominan las once piezas. La batería suena tan procesada que podría tocarla cualquiera, no Jimmy Chamberlin. James Iha y Jeff Schroeder se encuentran desperdiciados, sus partes musicales pasan desapercibidas. Respecto al canto de Corgan, hace tiempo que no ofrece una interpretación memorable. Puede que por ello tenga que rodearse de voces femeninas todo el tiempo. La producción es tan límpida, saturada y comprimida que roza lo aséptico. ¿Por qué no contratan a un buen productor como antaño para salir de su zona de confort? Rabia, sudor, crudeza, hemoglobina… ¿Qué ha pasado con eso? 

Llegados a la recta final nos encontramos con “The Culling”, rock progresivo a lo Pink Floyd, una agradable sorpresa que empata con el instrumental “Atum” del primer volumen. Y, como cierre, “Springstimes”, balada folk acústica que recuerda al trabajo de Corgan en solitario. Puede que el camino que debería seguir para el tercer álbum. 

Atum: Act ll representa una mejora respecto a su antecesor. Cuenta con temas jugosos y gana con las escuchas. Curiosamente, apenas han publicitado el proyecto. Un single, el podcast Thirthy-Three with Billy Corgan y poco más…

Se rumorea que “Empires” será el próximo sencillo. A la banda le esperan diez bolos como cabeza de cartel en The World is a Vampire Festival con Jane’s Addiction, Amy & the Sniffers, Redhook y Battlesnake de teloneros en territorio australiano. Estos son The Smashing Pumpkins del 2023… para desesperación de sus incondicionales veteranos.

Habrá que esperar al 5 de mayo para descubrir si en la última parte encontraremos la magia perdida. Las probabilidades son escasas. Crucemos los dedos. 

Ficha

Fecha lanzamiento: 31 de enero de 2023
Discográfica: Martha’s Music
Mejores canciones: “Beguiled”, “Empires”, “Neophyte”, “The Culling”
Escuchar: Spotify, Apple Music, YouTube 
Comprar: Amazon

Portada

The Smashing Pumpkins ATUM 1668524486

Lista de canciones de ATUM: Act II

  1. “Avalanche”   
  2. “Empires”       
  3. “Neophyte”    
  4. “Moss”           
  5. “Night Waves”          
  6. “Space Age”  
  7. “Every Morning”
  8. “To the Grays”          
  9. “Beguiled”     
  10. “The Culling” 
  11. “Springtimes”

Gira

The Smashin Pumpkins solo tienen dos conciertos programado a la vista: el primero será en México el 4 de marzo y el siguiente en el festival Bottlerock de Napa (California) el 26 de mayo.

Más info en su web oficial.

The Smashing Pumpkins - Atum: A Rock Opera in Three Acts – Act Two

The Smashing Pumpkins - Atum: A Rock Opera in Three Acts – Act Two
3.5 5 0 1
Otro trabajo funcional de los de Chicago que, aunque suena más compacto que su predecesor, carece de la excelencia que se espera de un grupo de su categoría.
Otro trabajo funcional de los de Chicago que, aunque suena más compacto que su predecesor, carece de la excelencia que se espera de un grupo de su categoría.
3,5 rating
3.5/5
Puntuación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio