Crítica: Ziggy Stardust & the Spiders from Mars: La película — El canto del cisne de Ziggy Stardust  

Aprovechando el 50 aniversario de esta película documental sobre David Bowie, volvemos a verla en su reestreno.

Anuncios

Analizamos el reestreno de la película de D.A. Pennebaker sobre David Bowie con motivo de su cincuenta aniversario. 

«Esta no es solo la última actuación de la gira, sino que es la última que haremos jamás. […] Adiós. Os queremos.»

David Bowie

La muerte del monstruo kabuki 

Anuncios

El concierto del 3 de julio de 1973 en el Hammersmith Odeon de Londres fue un momento crucial en la trayectoria de David Bowie. Cinco mil entregados fans contemplaron estupefactos cómo el cantante se despedía en el escenario. Todos creyeron que abandonaba el mundo de la música, sin embargo, no fue Bowie quien se retiraba, sino el alter ego más famoso de los muchos que creó durante su carrera: Ziggy Stardust

El bolo fue un show legendario que lo perseguiría para siempre. Por aquel entonces el glam rock comenzaba a decaer. Bowie supo abandonarlo a tiempo, antes de convertirse en una caricatura de sí mismo. El concierto significó un momento decisivo: David rompió cualquier atadura con el pasado a favor de un futuro prometedor. A partir de entonces, su música se volvió arriesgada, imprevisible, vanguardista. No tardaría mucho en conquistar el mercado americano con la dupla Diamond Dogs/Young Americans (RCA, 1974/1975). 

Trailer de “Ziggy Stardust and the Spiders from Mars: La película”

Antecedentes

Durante la gira estadounidense de Ziggy Stardust, comenzaron las primeras fricciones internas del grupo. El motivo: la diferencia de sueldo. Mientras el pianista Mike Garson —el “chico nuevo” de la tropa— cobraba 800 dólares a la semana, Woody Woodmansey (batería) y Trevor Bolder (bajo) ganaban 50 libras semanales. El guitarrista Mick Ronson se puso en contacto con Dennis Katz, representante de Lou Reed, con la intención de conseguir un contrato con CBS solo para los Spiders. Rápidamente, el manager de BowieTony Defries, abortó el acuerdo. Furioso, Woodmansey exigió a Defries que el sueldo de los músicos acompañantes ascendiera 500 libras semanales. Este accedió a medias: 200 libras mientras durara el tour, y el resto más los atrasos, cuando llegaran a Inglaterra. Bolder y Woodmansey aceptaron. Huelga decir que Defries nunca cumplió su palabra. 

Mientras tanto, para seducir a RonsonDefries le ofreció versionar “Slaughter on Fifth Avenue” de Richard Rodgers con motivo de un futuro disco en solitario. Fue una buena manera de tranquilizar a la banda mientras realizaban diez conciertos programados en Japón. Las actuaciones fueron un éxito. Divide y vencerás. 

unnamed 3 1
Ziggy plays guitar…

Después de dieciocho meses en la carretera —seis giras por el Reino Unido, dos por Norteamérica y una por tierras niponas—, cuando regresaron a Gran Bretaña, todos se encontraban exhaustos. Apenas tuvieron tiempo de tomar un respiro antes de recorrer de nuevo —cuarenta actuaciones en cincuenta días— una Inglaterra en paro, con huelgas, piquetes y amenazada por el IRA. Un verano estimulante y caótico a partes iguales. El concierto del 13 de mayo en el Earls Court de Londres fue un desastre. Tanto, que, disgustado, el cantante abandonó el escenario. Bowie

«La verdad es que quería que se acabase todo aquello. Yo aspiraba a un tipo de proyecto muy distinto y estaba agotado y absolutamente aburrido del concepto Ziggy…»

Si quieres recibir contenido gratis como este en tu móvil, únete a nuestro canal de Telegram:

telegram logo

Todo se aunó para la despedida de Ziggy Stardust: el deseo de evolucionar como artista de Bowie, los “amotinados” Spiders que únicamente querían un sueldo justo y la pérdida económica que sufriría MainMan en el caso de realizar otra gira por Estados Unidos. Todo estuvo calculado hasta el último detalle: D.A. Pennebaker (Don’t Look BackMonterrey Pop) fue contratado para inmortalizar el evento, se filtró la noticia de la disolución a Charles Shaar Murray de NME, y horas previas al concierto, a Ronno, que no comentó nada a sus compañeros. Primero a los medios, por supuesto, el espectáculo debía continuar. 

unnamed 6
Portada de New Musical Express

Ziggy Stardust and the Spiders from Mars: La película. 

unnamed
Cartel de Ziggy Stardust and the Spiders from Mars: La película

El film abre con una mesa redonda de unos cuarenta y cinco minutos vía satélite en el Apollo, medley de Mike Garson incluido. Woody Woodmansey apenas sale unos segundos en pantalla. Los asistentes —los directores Don Letts y Phil Alexander, Suggs (Madness), el compositor Geoff MacCormack, la periodista Danielle Perry, el actor Richard. E. Grant y el productor Ken Scott— cuentan anécdotas sobre la Ziggymanía, experiencias personales y la epopeya glam rock del grupo.

E2AFF496 C5D9 4125 B6DA ED3315E941B0
Medley de Mike Garson

Se extraña colaboradores más allegados a la trayectoria de Bowie como Tony Visconti, Earl SlickCarlos Alomar o Brian Eno, por poner algunos ejemplos. Excepto Garson, un prólogo tedioso, en el mejor de los casos. 

El último show de los Spiders

Vídeo de “Ziggy Stardust”

Acto seguido, empieza el último concierto de los Spiders. La iluminación es cruda, oscura, con grano grueso. Puesta en escena sencilla, sin artificios. Luz roja para resaltar el aspecto alienígena de Ziggy, maquillado, ágil y con las cejas afeitadas. Mick Ronson, un guitar hero de primera categoría, con una presencia escénica que rivaliza con la del propio Bowie, ofrece unos magníficos solos en “Hang On to Yourself”“Moonage Daydream”, “Time” y “The Width of a Circle”, en la que Bowie ejecuta su número de mimo. Este se muestra enérgico, juguetón y camp, con el público metido en el bolsillo desde el primer minuto. Ziggy Stardust and the Spiders from Mars eran mejores en vivo que en el estudio. Puro punk, mucho antes de que existiera el movimiento. Destaca una psicodélica “Space Oddity” con bola de espejos de propina. Resulta curioso que las cámaras se centren en Bowie y Ronno todo el tiempo, los únicos a los que Defries quería en la nómina de MainMan: ¿Está hecho a propósito o es casualidad? 

unnamed 1 1
Bowie y Ronno en acción

Pennebaker graba constantemente desde el foso, ofreciendo el punto punto de vista del espectador. Bowie era un ídolo pop con un público adolescente, increíblemente joven, vestido como su héroe: ropa exótica, brillantina y plataformas. El cantante apenas interactúa con las masas, excepto en el legendario discurso de despedida, que arranca un rugido de consternación al respetable. Conmocionados, muchos incondicionales estallaron en lágrimas. Pobres críos… 

Vídeo de “Changes”

Respecto al sonido: Dolby 5.1 remasterizado por Tony Visconti, que amenaza con volar los tímpanos a los espectadores. La imagen ha sido restaurada en formato 4K por el hijo de PennebakerFrazer. Un trabajo magnífico. 

El setlist recorre su trayectoria con un inusual número de covers: una descarnada “My Death” (Jaques Brell) con Bowie en la guitarra acústica, “Let’s Spend the Night Together” (The Rolling Stones), la incendiaria “White Light/White Heat” (The Velvet Underground) —Bowie fue el primero en reivindicar el legado de la banda—, “Round and Round” (Chuck Berry) e incluso “Love Me Do” (The Beatles). Clásicos como “The Man Who Sold the World”“Quicksand”“Life on Mars?”, “Starman”“John, I’m Only Dancing” “Drive-In Saturday” fueron excluidos del repertorio. 

Vídeo de “Suffragette City”

Escenas en los camerinos: una teatral Angie Bowie intercambiando bromas con su marido, Bowie cambiándose de vestuario (cinco cambios en total durante todo el concierto) con la ayuda de sus asistentes, el cantante fumando, maquillándose, relajándose…. E incluso vemos a Ringo Star (The Beatles) durante un momento. 

Resulta chocante que, a pesar del cansancio acumulado por el tour y sabiendo que era su último concierto con los SpidersBowie se mostrara tan competente en escena; su aura de estrella es palpable. Aunque no fue un bolo apoteósico, demuestra el nivel de una banda engrasada. Así eran los directos en los setenta, la época dorada del rock, espectaculares. 

unnamed 4
Ziggy plays guitar II…

Jeff Beck aparece como invitado sorpresa. Este se muestra tímido en el escenario. Gran química con Ronson, que lo anima a que se luzca en primera fila. Su actuación ha sido desempolvada de los archivos de la película, en su momento el guitarrista se negó a aparecer por —según la leyenda— derechos de imagen o a que lo asociaran con el movimiento glam. Nunca quedó claro.

El discurso de despedida de Ziggy Stardust

El cierre con “Rock ‘n’ Roll Suicide” es perfecto para decir adiós. Al fin y al cabo, Bowie escenificó el final del Ziggy Stardust del elepé: un mesías del rock devorado por los excesos que decide abandonar la función en el momento cumbre de su éxito. 

Lista de canciones: 

  1. “Intro” (Incorporating: “Beetoven’s Ninth Symphony” by Wendy Carlos) 
  2. “Hang On to Yourself”
  3. “Ziggy Stardust”
  4. “Watch That Man”
  5. “Wild Eyed Boy from Freecloud”
  6. “All the Young Dudes”
  7. “Oh! You Pretty Things”
  8. “Moonage Daydream”
  9. “Space Oddity”
  10. “My Death”
  11. “Intro” (Incorporating: “William Tell Overture (Abridged)” by Wendy Carlos) 
  12. “Cracked Actor”
  13. “Time” 
  14. “The Width of a Circle”
  15. “Changes”
  16. “Let’s Spend the Night Together”
  17. “Suffragette City”
  18. “White Light/White Heat”
  19. “The Jean Genie/Love Me Do” (Feat. Jeff Beck)
  20. “Round and Round” (Feat. Jeff Beck)
  21. “Rock ‘n’ Roll Suicide”

Puede que te interese la crítica del libro Aladdin Sane, el disco de la mítica portada del rayo de David Bowie.

Newsletter de Más Decibelios

El artículo sigue más abajo, pero queremos avisarte de que tenemos una newsletter gratuita que enviamos cada domingo, así que si quieres estar al tanto de lo que pasa en el mundo de la música, cine y series, déjanos tu correo en el cuadro siguiente y nosotros nos encargamos del resto:

Ziggy Stardust & the Spiders from Mars: La película 

Ziggy Stardust & the Spiders from Mars: La película 
5 5 0 1
Una obra clave para todos los seguidores de David Bowie. Glitter rock en su máxima potencia. La oportunidad de revivir aquella noche mítica.
Una obra clave para todos los seguidores de David Bowie. Glitter rock en su máxima potencia. La oportunidad de revivir aquella noche mítica.
5,0 rating
5/5
Puntuación iUn clásico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio