Adele – 25

Hello from the other side

El nuevo disco de Adele, 25, ya está aquí para romper todos los récords de ventas. Mientras, en Spotify o Apple Music se muerden las uñas y hacen todo lo posible para que la artista decida incluir su álbum en sus servicios de streaming, algo que, por el momento, no ha sucedido. De hecho, 21, su anterior y exitoso trabajo, estuvo un tiempo ‘castigado’ de los servicios de streaming. Pero, más allá de eso, ¿qué os parece si escuchamos las nuevas canciones?


Es difícil que no hayas escuchado “Hello”, primer single extraído del CD. Su vídeo ha conseguido más de 400 millones de reproducciones en menos de un mes y su melodía soul llena de nostalgia llegó al número 1 de 28 países de todo el mundo en tan solo una semana. Se ha convertido en todo un hit gracias a esa cálida voz de Adele en la estrofa, que crece en un sorprendente y enérgico estribillo. Aunque los instrumentos y el ritmo se van incorporando poco a poco, da la sensación de que están muy contenidos. Son arreglos muy sutiles, pero creo que la canción habría ganado en fuerza con más intensidad.




Adele va a ser comparada continuamente con Taylor Swift gracias a su éxito. Ambas artistas parecen ser de las pocas afortunadas que son sinónimo de ventas millonarias. Quizá con eso en mente, los productores de 25 decidieron incluir “Send My Love (To Your New Lover)”, un tema que se olvida por completo del tono triste y melancólico de la cantante y se pasa a una medio tiempo animada, con un estribillo juguetón y que no desentonaría en un disco de Swift. Esto es pop desenfadado y sin complicaciones. Aunque la producción está cuidada y hay que aplaudir el intento de probar nuevas cosas, desde luego no es donde más brilla Adele. No suena mal, pero es como escuchar a Pavarotti cantando reggaeton. Choca y no termina de convencer.

“I Miss You” es el primer mano a mano compositivo que nos encontramos en este álbum entre Adele y Paul Epworth, una pareja que ya demostró de lo que era capaz con “Rolling in the Deep”. Es una pieza de soul mezclada con new age que necesita más de una escucha para entrar, y eso que tiene un estribillo muy claro, pero le falta chispa, algo que conquiste y que justifique esos casi 6 minutos de duración. ¿Es bonito? Sí. ¿Es muy normal dentro del género? También.

El segundo adelanto del CD fue “When We Were Young”, una balada con aire vintage en la que escuchamos muchos arreglos jazzeros (empezando por ese contrabajo tan clásico) y a una Adele que se crece con una de las mejores interpretaciones de la placa. Canta a la nostalgia, a los años que no volverán y a todo lo que hiciste y no hiciste en ese tiempo y, aquí sí, nos ofrece ese toque que uno espera de la artista británica. Mezcla su tono más sensible y cálido con un despliegue de fuerza y desgarro genial. Eso sí, todo sea dicho, no tiene un estribillo de los que marcan época.

El cantante de OneRepublic, Ryan Tedder, ha compuesto junto a Adele “Remedy”, una balada a piano y voz que la que, como no podía ser de otra manera, ella es la protagonista. Muy afinada y con mucha profundidad, la cantante se siente como pez en el agua en este tipo de temas. Algunas armonías del final me han recordado un poco a Regina Spektor. Es de las que ganan, y mucho, escucha tras escucha.

Imagina ese típico anuncio de televisión de coche que quiere ser optimista, moderno y elegante a la vez. Y ahora dale al play a “Water Under The Bridge”. Dime que esa intro con ese delay de guitarras a lo U2 no sería una banda sonora perfecta. Además, el espíritu Taylor Swift vuelve a estar presente en un estribillo demasiado alegre que, entre melodías, palmas y coros, desvirtúa ciertamente el feeling que Adele aporta con su timbre. Pop estándar que no resalta por nada y eso no es bueno para una artista como Adele.

“River Lea” es una visita a las raíces más soul de la cantante. Las estrofas son exquisitas gracias a esos cálidos graves y a una producción que hace destacar cada melodía con detalles y segundas voces muy bien metidas. Una guitarra eléctrica lejana irá apareciendo en un estribillo que, sin darte cuenta, se quedará grabado en tu cerebro. Por cierto, ese final, entre siniestro y sesentero, es todo un puntazo.

Otra balada a piano y voz. “Love In The Dark” recurre a una fórmula que no falla y, además, incluye unas orquestaciones discretas pero efectivas y elegantes. Tiene una onda muy peliculera y oscura, a lo Lana Del Rey, con la diferencia de que la voz de Adele imprime una luz soberbia al resultado final.

Para mí, de lo mejorcito del álbum se llama “Milion Years Ago”. Es como una bossa nova clásica muy calmada influenciada por la ‘Chanson’ francesa. Los arpegios de guitarra acústica son el colchón perfecto para que Adele desarrolle una melodía que resulta familiar desde el primer momento. No hace falta que prestes demasiada atención para escuchar que Adele está cantando casi llorando en el estribillo, una interpretación muy sincera y que transmite genial la sensación nostálgica de la que trata la letra.

Si te gusta Whitney Houston, entonces lo más probable es que disfrutes de un claro guiño hacia ella en “All I Ask”, otro tema a piano y voz que tiene mucho de la cantante de El Guardaespaldas. Esos giros del estribillo son un despliegue de puro soul que hay que disfrutar, y es que Adele hace gala de feeling y también de sus mejores agudos en un corte intimista y para paladear tranquilamente. Como curiosidad: Bruno Mars participó en la composición de este tema.

“Sweetest Devotion” sirve para cerrar el disco en clave de soul vintage y casi gospel. Me gusta que hayan decidido incluir una batería real, que le da esa sensación orgánica a un tema que habla de la maternidad de Adele. Buen estribillo y una dinámica que pasa la prueba gracias a la voz de la cantante, que sabe modular lo necesario en cada momento.

Conclusión

25 de Adele es un buen disco pero no es nada extraordinario. Después de “Hello”, la sensación de que no hay nada destacable en la primera mitad es bastante obvia y es que, aunque no hay canción mala, sí se aprecia cierta sensación de piloto automático. De hecho, los momentos brillantes (que son exquisitos e insuperables en el pop actual) no hacen más que evidenciar que se ha apostado por un trabajo cómodo y que va a lo seguro en casi todo momento. El resultado es cumplidor, efectivo, pero no es ese salvador de la música que quizá muchos esperaban.

Ficha

Discográfica: XL Recordings
Fecha de publicación: 20 de noviembre de 2015
Tres canciones fundamentales: “Hello”, “Milion Years Ago”, “All I Ask”
Escúchalo: en Spotify
Cómpralo: Amazon, iTunes, Fnac (físico)

Portada

nuevo disco de Adele, 25

Listado de temas

  1. Hello
  2. Send My Love (To Your New Lover)
  3. I Miss You
  4. When We Were Young
  5. Remedy
  6. Water Under The Bridge
  7. River Lea
  8. Love In The Dark
  9. Million Years Ago
  10. All I Ask
  11. Sweetest Devotion

Gira

Adele no tiene confirmado ningún concierto por ahora. Más info en su web oficial.

Total
0
Shares
Suscribir
Notificarme de
guest

11 Comentarios
El más antiguo
El más nuevo El más votado
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
Nicte Black
6 años

Muy buena crítica, soy fan de Adele, pero el disco me dejo con ganas de algo mejor, y es que 21 fue un disco muy bueno, incluso ella mismo lo dijo “fue un fenómeno y es difícil que se repita”, disfrute mucho de algunas canciones.

Felipe
6 años

Me parece una artista como la copa de un pino. Es difícil superar sus primeros discos pero este promete.

Daniel
Daniel
6 años

Totalmente deacuerdo. Para mi tras Hello no veo un segundo hit, es muy aburrido y monótono. La otea que me gusta es Remedy. Yo ya presentia que sería un batacazo que ha medio salvado por ese gran single que hará que la gente locompre esperando encontrar muchas canciones así. Por mi parte creo debería de descenderla hasta su valor real ya que está muy sobrevalorada.

luis
luis
6 años
Contestar a  Daniel

soy respetuoso de las opiniones… pero la tuya me parece en exceso irrespetuosa… de qué valor real hablas???

Ga
Ga
6 años

Creo que es una transición super necesaria, sus discos llevan cierta continuidad, creo que forzó un poco el toque de felicidad, pero sus letras se sienten demasiado honestas, digo para alguien que esta en una relación, el poder ser capaz de escribir esto sin que afecte su vida personal debe ser difícil, en algunas me recordó a Morrissey a veces eras demasiado obvio y personal en lo que escribía. Es chistoso que digas que no es arriesgado, es chistoso que termine con sweetest devotion, como diciéndole a su pareja actual, ¨no te preocupes ya solo me entrego a ti¨ pero las canciones mas intensas y con sentimiento son todas las demás, las que les dedica al pasado. Espero que no llegué a la conclusión que su relación actual fue un rebound se divorcie, etc…

Fran
6 años

Creo que no solo es el mejor disco de Adele con diferencia,sino que no hay absolutamente nada en el pop comercial actual que le llegue a los pies.Rotundo,pelín pretencioso,pero incontestable.Pocas cosas lo superan este año,solo Julia Holter,Beach House,…y creo que nada más y mucho menos en su liga.Obra maestra.

Saint Germain
Saint Germain
6 años

No veo por que incluir en la critica a Taylor Swift, siempre la nombras y la verdad no encuentro ese “espiritu Swift” del que tanto hablas, se mas objetivo. la verdad no hay comparación, ademas es claro que Adele esta años luz en cuanto a calidad a la chica rubia de la que hablas.

kike
kike
6 años

Dejaros de rollos, este disco se sale, PUNTO.

Artículo anterior

Escucha otra nueva canción de Jose Andrea, “La Mujer Lobo”

Artículo siguiente

Foo Fighters regalan un EP de 5 canciones y se lo dedican a las víctimas de París

Artículos relacionados
11
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor, deja tu comentariox