Hoy hablamos de:

Avantasia – A Paranormal Evening with the Moonflower Society

La maquinaria se vuelve a poner en marcha, aunque se atasca por primera vez en el camino.

El nuevo disco de Avantasia tiene el “corto” título de A Paranormal Evening with the Moonflower Society (Una noche paranormal con la Sociedad Florluna) y es el noveno trabajo del supergrupo de Tobias Sammet. Lo escuchamos:

Estamos en el año 2022 y, como si de un reloj se tratara, el Sr. Sammet y su banda de amigos han sacado otro álbum. Lo ames o lo odies, una cosa es segura: es consistente. Aunque no ha cambiado realmente su fórmula en más de una década, sus ganchos se han mantenido generalmente sólidos, al igual que los conceptos detrás de cada nuevo proyecto. Mientras esas dos piezas sigan encajando, se puede perdonar el estancamiento creativo. Y realmente, con esta fórmula, la década de 2010 ha visto a Sammet alcanzar nuevas cotas, con los tres trabajos recientes de Avantasia como puntos álgidos de su carrera, incluso con la confusa cohesión de Moonglow.

Entrando en la década de 2020, Tobi parece complacido con seguir por el mismo camino de siempre. Si tuvo éxito más de una docena de veces antes, ¿por qué no mantenerlo? Desgraciadamente para él, esta vez la pandemia ha parecido desbaratar el progreso lo suficiente como para que toda la maquinaria que construyó durante décadas gire sobre sí misma.

Esto no quiere decir que A Paranormal Evening with the Moonflower Society sea un mal álbum, al fin y al cabo sigue siendo Tobi haciendo lo suyo: cantando estribillos con su grupo de invitados recurrentes y estableciendo un vago concepto que lo une todo. Sin embargo, esta vez se siente menos como un álbum completo. Avantasia nunca ha sido excelente a la hora de ofrecer un concepto cohesivo. A veces dan en el clavo, pero la mayoría de los conceptos ideados son más un montaje para utilizar una amplia gama de diferentes vocalistas para actuar que para contar realmente una historia cohesiva. No es un problema típico, pero cuando el concepto central del álbum parece encajar casi a la perfección con la aparición de los vocalistas invitados y, sin embargo, no se aprovecha de ello, entonces se convierte en un problema.

El comienzo del álbum, “Welcome to the Shadows”, es uno de los pocos momentos en los que Tobi intenta romper su fórmula. Dejando de lado la influencia de Jim Steinman que se vio en las aperturas de Moonglow y Ghostlights, explora una atmósfera gótica oscura, y mientras merodea teatralmente a través de los versos y corte la oscuridad con un estribillo explosivo. El estribillo funciona, pero no es nada nuevo ni inesperado. Lejos del bombardeo y la emoción mostrados en los momentos iniciales de Moonglow, los versos sirven como una adición única y adictiva a su catálogo que hace un buen trabajo estableciendo el tono para lo que debería ser un viaje magnífico…

La mayoría de los temas del álbum, por desgracia, caen más en el estilo de ese estribillo del tema inicial que en el de los versos góticos. En el peor de los casos son decentes, algunos claramente mejores que otros, pero todos no se alejan de la fórmula que Tobi conoce, dejando que los elementos únicos se desperdicien. “Kill the Pain Away” y “Rhyme and Reason” son los mejores ejemplos, ambos bastante flácidos en sus ganchos. ¿Agradable? Por supuesto. ¿Pegadizo? En algunos momentos. Pero, nada sobresale y al final del álbum estos ganchos menores se olvidan hasta la siguiente escucha.

YouTube video

Sin embargo, algunas pistas tienen ganchos estelares, como la extrañamente electrónica “Paper Plane”, que incluye uno de los mejores momentos melódicos del álbum, dejando que la voz de Tobi se eleve y flote en el aire, como si fuera el mencionado avión de papel. Funciona de forma impactante a pesar de su peligroso contenido pasteloso.

En un caso poco frecuente para Avantasia, los tres primeros singles lanzados para el álbum sirven como puntos fuertes del mismo. “The Wicked Rule the Night”, con sus versos estruendosamente agresivos, toma la fórmula a la que los oyentes están acostumbrados de Avantasia y le da una inyección de adrenalina y agresividad, algo que algunos de los otros temas podrían haber utilizado también.

La balada obligatoria del álbum, “Misplaced Among the Angles”, que es posiblemente la mejor balada escrita por Tobi desde “What’s Left of Me” de Mystery of Time de 2013, es otro punto culminante del álbum con su estribillo que actúa sin esfuerzo como un grito de ayuda por encima de sus guitarras y orquestación bombástica. Pegajoso sin duda, pero aun así delicioso.

“The Moonflower Society” muestra lo que el concepto del álbum podría haber sido, sirviendo como una segunda introducción a la historia del álbum confusamente en su tercer acto, pero a pesar de ello sigue siendo un punto culminante divertido y extraño.

La producción de este proyecto sigue el mismo camino que Edguy y Avantasia han seguido durante décadas. Es nítida y eléctrica, y tiene un gran impacto cuando es necesario. Sascha Paeth sigue siendo un productor de gran talento. Aunque no es su mejor trabajo, temas como el cierre “Arabesque” y el ya mencionado “The Wicked Rule the Night” tienen un gran impacto y suenan fantásticos. Mientras que “Paper Plane”, a pesar de su éxito melódico, suena ligeramente flácida con su suave producción electrónica.

Tal vez debido a la pandemia, con la programación siendo comprensiblemente una pesadilla, pero ningún álbum de Avantasia en la memoria reciente se ha sentido tan conceptualmente delgado y extrañamente subdesarrollado en puntos como se muestra aquí.

Una cosa que en general es decepcionante es el uso de los vocalistas invitados. Además de que el elenco incluye seis caras que regresan y sólo dos nuevas, ningún tema podría haberse hecho sólo con la participación del vocalista invitado. Excluyendo los versos en la ya mencionada “Wicked Rule the Night” y a Kiske en “Arabesque”, no hay nada especial en ninguna de las actuaciones de los invitados. Incluso cuando hay algo que decir acerca de los invitados, son barajados fuera de la pista casi al instante, alimentando la teoría de que el álbum (conceptualmente) fue obstaculizado en gran medida debido a la pandemia.

YouTube video

Aún más decepcionante es que el concepto central del álbum parece relacionar a estos ocho vocalistas invitados como las voces de la “Sociedad Florluna”, formada por ocho figuras en la portada del álbum. Sin embargo, más allá de esta conexión y del vago tejido que recorre algunas pistas temáticamente, este concepto nunca se amplía adecuadamente. Los momentos en los que lo hace son demasiado tempranos para que se mantenga, como en el tema de apertura, o demasiado tardíos para que importe, como “The Moonflower Society” y el tema de cierre. Hay un claro deseo de hacer que el concepto se mantenga, tal vez con un listado de pistas revisado y una revisión vocal de la pista de cierre esto funcionaría, pero tal como está el concepto del álbum se siente tan profundo como un charco.

El cierre del álbum, “Arabesque”, es uno de los puntos más interesantes del álbum desde el punto de vista conceptual, el que más se acerca a ese punto dulce. Con sus riffs con tintes de Oriente Medio y la excelente interpretación vocal de Kiske y Tobi, es un punto culminante del álbum, sin duda. Un cierre mucho más definitivo que el que se le dio a Ghostlights o Moonglow, pero aun así se le podría haber dado un mayor empuje. En concreto, el hecho de que sólo Kiske y Jorn repitan la canción parece un potencial desperdiciado para los demás vocalistas. Para no restar importancia a los elementos exitosos de la canción, los momentos centrales, en los que Tobi está al borde de divagar sobre sus ansiedades auto-reflexivas, funcionan maravillosamente como una declaración final satisfactoria para el cierre del álbum.

¿Qué se puede sacar de este nuevo trabajo de Avantasia? Los fans del supergrupo encontrarán algo que disfrutar, la mayoría. Ya sea por la familiaridad de los ganchos, la producción o las voces que han definido a Tobias Sammet durante más de dos décadas. El álbum sigue teniendo esos momentos brillantes, más que suficientes para hacer una escucha agradable.

Los momentos en los que el álbum se desvía de la fórmula dan en el clavo, pero normalmente se refugia de nuevo en el mismo surco familiar de ganchos melódicos decentes antes de que pase demasiado tiempo. Parece que, por una vez, la gran máquina de Avantasia se ha estancado en su lugar, haciendo girar sus ruedas con la esperanza de romper en algo realmente fresco. Quizá la próxima vez.

Adaptación al español de la crítica de Golden Guy 444.

Ficha

Fecha lanzamiento: 21 de octubre de 2022
Discográfica: Nuclear Blast
Mejores canciones: “Misplaced Among The Angels”, “Paper Plane”, “Arabesque”
Escuchar: en SpotifyApple MusicYouTube
Comprar: en Amazon

Portada

Lista de canciones e invitados de A Paranormal Evening with the Moonflower Society

  1. Welcome To The Shadows
  2. The Wicked Rule The Night (con Ralf Scheepers)
  3. Kill The Pain Away (con Floor Jansen)
  4. The Inmost Light (con Michael Kiske)
  5. Misplaced Among The Angels (con Floor Jansen)
  6. I Tame The Storm (con Jorn)
  7. Paper Plane (con Ronnie Atkins)
  8. The Moonflower Society (con Bob Catley)
  9. Rhyme And Reason (con Eric Martin)
  10. Scars (con Geoff Tate)
  11. Arabesque (con Jorn y Michael Kiske)

Gira

Avantasia solo tiene un concierto confirmado por ahora en Sao Paulo a finales de abril de 2023. Más info en su web oficial.

Avantasia - A Paranormal Evening with the Moonflower Society

Avantasia - A Paranormal Evening with the Moonflower Society
3.5 5 0 1
Es la primera vez que se percibe que la maquinaria de Avantasia se ha estancado, aunque eso no quita a que haya grandes momentos y melodías que disfrutar.
Es la primera vez que se percibe que la maquinaria de Avantasia se ha estancado, aunque eso no quita a que haya grandes momentos y melodías que disfrutar.
3,5 rating
3.5/5
Puntuación iGenial
Total
1
Compartidos
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados