Red Hot Chili Peppers – Unlimited Love

El primer disco de los Red Hot en seis años y el regreso de Frusciante a la guitarra.

Ya está aquí el esperado nuevo disco de Red Hot Chili Peppers, Unlimited Love, el primero de la banda tras The Getaway (2016). Lo escuchamos.

Desde sus exitazos multi-platino hasta sus tristes y desesperados picos bajos, los Red Hot Chili Peppers siempre han aspirado a un humilde objetivo: hacerte sentir como si estuvieras en la sala de ensayo con ellos, desconectándote y haciendo el tonto, viendo a tres músicos excepcionalmente talentosos y a su extremadamente potente cantante escupiendo ideas y entreteniéndose mutuamente.

Es un vínculo íntimo que ha fomentado una intensa conexión entre sus fans. Pero también los ha expuesto a un duro escrutinio. Cuando una relación se basa en estos sencillos placeres -jugar, rapear y tocar el bajo, llenar las letras de sexo caricaturesco y alusiones a la historia del rock, llamar a tu álbum de reunión Unlimited Love y decirlo en serio- es fácil sentir que lo has superado.

Si el público se ha sentido así alguna vez, imagina cómo se debe sentir John Frusciante. Se unió por primera vez a los Chili Peppers a finales de la década de 1980, siendo un virtuoso adolescente que ayudó a dar forma al funk-rock de su grupo favorito en algo más melódico. Lo dejó en 1992 durante la gira de su avance comercial Blood Sugar Sex Magik, y luego regresó en 1998 como el corazón místico y frágil de su período más fructífero. Incluso si no te gusta la banda, al menos puedes reconocer que sus inventivos solos, sus armonías vocales en capas y sus amplias influencias siempre han sido intentos de hacer la música más artística y ambiciosa (o, como mínimo, más parecida a The Cure).

Unlimited Love -el primer álbum de los Chili Peppers en seis años y el primero con Frusciante en 16- recupera su camaradería natural. A la vez que suena en directo y con contención, es el primer disco de Frusciante con la banda en el que ninguna de las canciones suena ni remotamente como algo de la radio convencional, lo que quizá habla más de los tiempos que de los esfuerzos del grupo.

La última vez que Frusciante grabó con ellos, en el doble álbum Stadium Arcadium de 2006, sus himnos de ritmo rápido y enérgico se sentían como en casa junto a los éxitos de compañeros de la generación X como Foo Fighters y Green Day. En Unlimited Love, que llega casi 40 años después del inicio de la carrera de la banda y no hace concesiones a ninguna de las tendencias predominantes de la música popular en 2022, los Chili Peppers no suenan a nadie más que a ellos mismos.

YouTube video

De hecho, suenan mucho a sí mismos. Tras tantear el terreno con el guitarrista sustituto Josh Klinghoffer, que debutó en I’m With You de 2011, y con el nuevo colaborador Danger Mouse, que produjo The Getaway de 2016, el objetivo aquí es actuar como si no hubiera pasado el tiempo, asentándose de nuevo en su vieja magia y quizá encontrando algunos ganadores para encajar entre los éxitos en su directo.

El grunge primer single “Black Summer” y el reluciente funk “She’s a Lover” deberían servir, pero incluso los cortes de medio tempo como “Bastards of Light” encuentran resultados satisfactorios del malhumorado y paciente arte de la canción que intentaron durante su tentativa década pasada en el desierto.

En cuanto a las letras, hay una canción que parece ser sobre el tráfico en Los Ángeles; otra sobre lo buena que era la música en los años 70. Hay algunas referencias veladas al envejecimiento y al dolor y al cambio climático. Hay un estribillo que promete (¿amenaza?) que “el baile de la boca acuática de Anthony Kiedis te está esperando”; hay otro en el que argumenta lo genial que sería que los grandes simios pudieran vagar libremente.

No es nada nuevo, pero de eso se trata. Todas las decisiones parecen sacadas de un manual de cómo funciona esta banda en su mejor momento. A su favor, todo sigue jugando con sus puntos fuertes, desde la austera producción de Rick Rubin hasta la sobrecargada lista de canciones (17 en total), como en todos sus mejores álbumes: largas y variadas, repletas de canciones populares al principio y más lanosas, destinadas a ser las favoritas de los fans al final.

Por el camino, escucharás todas las marcas registradas de la formación: el intrincado bajo de Flea, los clímax de la caja de Chad Smith, y algunas rimas de Kiedis que haré un favor a todos al no citarlas fuera de contexto. (Si tengo que hacerlo: “Por favor, amor, ¿puedo probarlo?/Sólo quiero lamer tu cara”).

YouTube video

En cuanto a las contribuciones de Frusciante, es un placer oírle tocar de nuevo la guitarra en un grupo de rock, después de una década ocupada sobre todo por experimentos electrónicos. A veces he tenido la sensación de que ve su papel en la banda como un problema de lógica -un reto para ampliar su limitada visión sin revisarla por completo, llegando una vez a filtrar todos sus solos a través de un equipo de sintetizador modular- y sus innovaciones aquí son humildes pero gratificantes.

Estoy deseando leer la entrevista de Guitar World que explique cómo recreó el sonido de slide de gaviota lejana de Robert Fripp de “Matte Kudasai” en “Not the One”, o cómo aterrizó en el bello registro jazzístico para sus armonías vocales en el estribillo silenciado de “Aquatic Mouth Dance”. Ha citado como influencia a bandas psicodélicas tempranas como The Move, y el aplastamiento seco y contundente de sus solos en “The Great Apes” y “The Heavy Wing” golpea con una inspiración fresca.

En esta última canción, una de las mejores, Frusciante aparta a Kiedis de su camino para cantar él mismo el estribillo, un movimiento que intentó por última vez en “Dosed”, una tierna canción de By the Way de 2002. Ese álbum llegó durante el pico de los poderes creativos de Frusciante en la banda, después de que se sacudiera el polvo de su regreso y tomara un mayor control de su sonido.

Como la última vez, hace unos 20 años, aparentemente hay mucho más de donde vino esto: la banda afirma que ya tienen suficiente material para un nuevo álbum, y los peores momentos de Unlimited Love tienen la sensación de ser jams esculpidos en canciones lo más rápido posible, mientras todo el mundo está todavía mareado y nadie tiene la oportunidad de plantear preocupaciones como “¿No hemos escrito esto antes?” o “¿Deberíamos intentar una toma en la que Anthony no cante como un pirata?”.

Es cierto que esta despreocupación impulsiva siempre ha sido parte del atractivo de los Chili Peppers. El otro día, en el bar, me encontré defendiendo su música ante unos amigos. Señalé vagamente los ganchos, la confianza, la tristeza bajo la superficie, el grano de la interpretación de Frusciante. Era difícil. Al crecer como un niño de rock clásico a finales de los 90, sus canciones eran las que me llamaban la atención en la MTV, en las piscinas públicas, en los reproductores de CD de los sótanos de mis amigos. Me atraía sobre todo el ambiente, la sensación de que esos tipos californianos, divertidos y peligrosos, a menudo sin camiseta, me permitían pasar el rato con ellos durante intervalos de 70 minutos.

Sin tener en cuenta su atractivo sentimental, la música de Unlimited Love se ve sometida a las presiones habituales de los lanzamientos de finales de la era de las bandas de rock de éxito: equilibrar el riesgo de autoparodia con la necesidad de estar a la altura de la nostalgia de la gente, sabiendo que ya han escrito la música por la que serán recordados, pero queriendo seguir con el viaje.

Como muchos de estos álbumes, Unlimited Love es competente y reconfortante: sus creadores rara vez intentan llamar la atención, pero tampoco se avergüenzan del todo. (Bueno, tal vez un poco durante los versos de rap en “Poster Child”.)

YouTube video

Si no estás a bordo, entonces hay pocas razones para subirte ahora. Pero si lo estás, o lo has estado alguna vez, entonces un día podrías encontrarte como yo, mirando a unos ojos inquisitivos y poco comprensivos, tratando de articular lo que recomiendas sobre esta ridícula y antaño radical banda. Unlimited Love no será lo primero que te venga a la cabeza, pero eso no significa que no te alegres de que exista.

Adaptación al español de la crítica de Sam Sodomsky.

Ficha

Fecha lanzamiento: 1 de abril de 2022
Discográfica: Warner
Mejores canciones: “The Great Apes”, “The Heavy Wing”
Escuchar: en SpotifyApple Music, YouTube
Comprar: en Amazon

Portada

Lista de canciones de Unlimited Love

  1. Black Summer
  2. Here Ever After
  3. Aquatic Mouth Dance
  4. Not The One
  5. Poster Child
  6. The Great Apes
  7. It’s Only Natural
  8. She’s A Lover
  9. These Are The Ways
  10. Whatchu Thinkin’
  11. Bastards of Light
  12. White Braids & Pillow Chair
  13. One Way Traffic
  14. Veronica
  15. Let ‘Em Cry
  16. The Heavy Wing
  17. Tangelo

Gira

Red Hot Chili Peppers estarán de gira desde junio de 2022 por Europa y Estados Unidos. En España tienen dos fechas confirmadas:

  • 4 de junio de 2022, Sevilla (La Cartuja) + Beck + Thundercat ENTRADAS AGOTADAS
  • 7 de junio de 2022, Barcelona (Estadi Olimpic) + Nas + Thundercat [ENTRADAS]

Échale un vistazo a Photocall.tv si quieres ver la tele online gratis con más de 1.000 canales de todo el mundo.

Red Hot Chili Peppers - Unlimited Love

Red Hot Chili Peppers - Unlimited Love
3 5 0 1
Un esfuerzo comedido y que suena familiar por recuperar esa vieja chispa en una nueva era.
Un esfuerzo comedido y que suena familiar por recuperar esa vieja chispa en una nueva era.
3,0 rating
3/5
Total Score iBueno.
Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo anterior

Sonic 2: banda sonora y todas las canciones de la película

Artículo siguiente

Robe en Teruel el 30 de julio: entradas y detalles

Artículos relacionados