Lindemann – Skills In Pills

Si te gusta Rammstein, te gustará Lindemann.

Excéntrico, polémico y acompañado de Peter Tägtgren (Hypocrisy), el nuevo disco de Lindemann es una muestra en once canciones de todo lo que siempre ha caracterizado al más conocido como vocalista de Rammstein. Skills In Pills es el primer proyecto solista del frontman, que ha decidido optar por el inglés para contar las historias de sus nuevos temas, así que ya no tendrás excusa para no entender lo que dicen las letras.

Antes de que comentemos el disco en profundidad, respondemos a una pregunta que quizá tengas en la cabeza: sí, es inevitable que suene a Rammstein y seguro que es un buen aperitivo para llevar más fácil esos dos años que todavía quedan para que salga el nuevo álbum de la banda alemana (aunque comenzarán a trabajar en él este mes de septiembre). Till no ha cambiado su estilo cantando y lo que escuchamos es ciertamente diferente (gracias, por supuesto, a la mano de Tägtgren), pero mantiene la esencia Rammstein gracias a esa voz inconfundible. ¿Y a los que no son seguidores acérrimos de Rammstein qué les aporta este trabajo?




Los mismísimos Limp Bizkit podrían firmar el riff inicial de “Skills In Pills”, con una onda nu-metal muy clara. En cuanto entra la batería escuchamos un ambiente mucho más industrial y oscuro. Till canta la estrofa casi susurrando, con esa teatralidad que le caracteriza. Básicamente, es un tema que trata de resumir en su letra todas las pastillas que podemos tomar para conseguir diferentes efectos: desde alucinar con el éxtasis, a poder cumplir toda la noche con viagra hasta morir, que es con la última que acaba la canción. Es un tema muy Rammstein, con muchos toques electrónicos y un ritmo animado que, con ese pegadizo estribillo, sería un puntazo en directo seguro. Quizá se eche en falta algún pequeño solo de guitarra en la parte instrumental para darle algo más de riqueza musical.

“Ladyboy” habla de un hombre transexual con el que Till se lo pasa bien. Musicalmente es bastante sencillo, es muy Rammstein, aunque esas guitarras pueden recordar más a Hypocrisy o incluso a In Flames. El estribillo es facilón, hecho para que la gente lo cante en directo. Tema directo, sin demasiados quebraderos de cabeza y un puente al final lento y cañero en el que no se entiende demasiado bien a Till por los efectos en la voz.

Uno de los mayores aciertos del álbum es “Fat”, que arranca con un órgano barroco al que pronto se incorpora una base poderosa, con unas guitarras muy robustas y una letra tontísima, pero genial para echar unas risas. El estribillo reza “Call me freaky, call me sick, I like it sticky, I like it big… Fat!” y, sí, es una oda a las curvas y al supuesto gusto sexual personal de Till, que las prefiere gordas. Contundente, divertida y cañera. Un buen resumen de lo que es Lindemann en solitario.

“Fish On” trata de salir a ligar y recurre a un espíritu Rammstein muy patente. De hecho, si el grupo alemán la tocara en sus conciertos daría el pego perfectamente. Aunque el tema está bien (buenos riffs, ritmo pesado y estribillo al grano), me hubiera gustado escuchar algo más diferente de Rammstein.

Un riff de guitarra muy machacón adereza “Children Of The Sun”, una medio tempo que puede hacerse cuesta arriba si no te engancha la melodía o si la que hay te parece demasiado repetitiva. No me ha gustado la mezcla de sonido de este tema, poco clara y algo estresante para el oído. “Home Sweet Home” empieza con unos arpeggios de guitarra en limpio y una capa de sintetizadores sobre la que Till canta con su timbre de interiores. Es una balada bastante cruda, que habla del cáncer y de lo silencioso que mata desde dentro, desde ti mismo. Creo que es la única canción con temática seria de todo el CD. Musicalmente no es gran cosa, pero Till canta con feeling y hay unos arreglos de guitarra interesantes.

El toque In Flames vuelve en “Cowboy”, un tema con un ritmo cabalgante, muy apropiado para una letra en la que Till confiesa que desde pequeño siempre quiso ser cowboy para poder ‘montar cualquier caballo y a cualquier mujer’. Tiene una estructura directa y un estribillo que entra a la primera. El toque country del final termina de darle ese punto a una de las canciones más ‘entretenidas’ del álbum.

No hace falta que aclaremos de qué va “Golden Shower”, ¿verdad? La letra es bastante explícita y suena a los Rammstein de Sehnsucht (el disco de “Du Hast”). Una vez más, no es un mal tema, pero si escuchamos a un solista, se espera que suene diferente a su banda madre.

“Yukon” es lo más parecido a una canción de amor que podrás escuchar en Skills In Pills. Un piano y unas armonías tenebrosas construyen una de las ambientaciones mejor conseguidas del trabajo. La evolución que tiene hasta llegar a ese clímax rockero final es bastante interesante. Cuidado con el estribillo, que es más pegadizo de lo que parece.

“Praise Abort” es el single, esa canción estúpida y comercial siguiendo la estela de “Pussy” de Rammstein. Su objetivo es crear polémica y lo hace coqueteando con el sexo sin protección y su consecuencia directa: odio a la vida y alabanzas al aborto. Tiene melodías pastelosas, pegadizas y hechas para que todo el mundo acabe cantando. Si no habéis visto el vídeo, no esperéis más:



Por último encontramos “That’s My Heart”, una balada que parece el resultado de mezclar a Rammstein con una power ballad de hard rock. Piano, Lindemann narrando más que cantando y unas orquestaciones que dan ese toque final emotivo. Buen cierre.

Conclusión

Interesante primer disco solista, aunque demasiado ligado a un sonido Rammstein que gustará a los fans de la banda alemana, pero con el que Lindemann no consigue diferenciarse todo lo que debería. Hay buenas canciones, riffs potentes y estribillos pegadizos, pero si hay una próxima entrega, debería tener una personalidad más alejada de Rammstein como “Fat”, por ejemplo (si no, no tendría demasiado sentido como proyecto alterno).

Ficha

Discográfica: Warner
Fecha de publicación: 23 de junio de 2015
Tres canciones fundamentales: “Skills In Pills”, “Fat”, “Cowboy”
Escúchalo: en el canal oficial de YouTube de Lindemann
Cómpralo: en Amazon, iTunes o Fnac

Portada

lindemann-skills-in-pills

Listado de temas

  1. Skills In Pills
  2. Ladyboy
  3. Fat
  4. Fish On
  5. Children Of The Sun
  6. Home Sweet Home
  7. Cowboy
  8. Golden Shower
  9. Yukon
  10. Praise Abort
  11. That’s My Heart

Gira

Lindemann no tiene previsto ningún concierto para este proyecto todavía. Más info en su web oficial.

Total
17
Shares
Suscribir
Notificarme de
guest
9 Comentarios
El más antiguo
El más nuevo El más votado
Opiniones Inline
Ver todos los comentarios
trackback

[…] Lindemann – Skills In Pills […]

marcelo
marcelo
6 años

Malisimo comentario pero se respeta!

javimaiden
javimaiden
6 años

Hola, en mi caso, este album me gusta porque suena a Rammstein, no así por ejemplo, British Lion de Harris, que no suena a Maiden. Nos interesamos por estos grupos por sus respectivas bandas madre, así que si nos hacen algo que suena parecido, mejor que mejor,sobre todo ahora que van a disco por lustro…
Por lo demás buen análisis, coincido!

trackback

[…] Till Lindemann publicó nuevo disco en solitario hace unas semanas, Skills In Pills. […]

trackback

[…] On” es el nuevo single de Skills In Pills, el primer trabajo en solitario del vocalista de Rammstein, que salió hace unos meses a la […]

Diego
Diego
6 años

Buen análisis, pero el hecho de que se parezca tanto a Rammstein, en mi caso no me molesta. Siento que da a entender que Rammstein tiene mucho de Till. Aunque, si se podría haber dado esta oportunidad para que experimentara. Como sea, espero que no sea este el último trabajo como solista.

trackback

[…] Por su parte, el vocalista de Rammstein, se estrenó el año pasado en solitario con Skills In Pills. […]

Javi Manson
Javi Manson
5 años

La Cancion “Fat” es in poco parecida a “Mein Teil”

Artículo anterior

Horarios del Resurrection Fest 2015

Artículo siguiente

God Is An Astronaut – Helios | Erebus

Artículos relacionados
9
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor, deja tu comentariox